Alerta por la situación de los bosques secos tropicales en el país

Alerta por la situación de los bosques secos tropicales en el país

Solo el 6,4 por ciento de este ecosistema está dentro de alguna área protegida.

notitle
30 de junio 2016 , 08:24 p.m.

El ecosistema de bosque seco tropical tuvo una mención especial en el informe del Humboldt, dado que se trata de uno de los más olvidados para las normas de áreas protegidas del país. Hoy solo el 6,4 por ciento de este ecosistema está dentro de alguna área protegida; de hecho, su proporción en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas es de apenas el 0,9 por ciento.

Este bioma, que se localiza entre los 0 y 1.000 metros sobre el nivel del mar, se caracteriza por soportar los largos periodos de sequía y, a pesar de su paisaje desolado, es hábitat de cerca de 2.600 especies de plantas, al menos 230 de aves y 60 de mamíferos. El reporte advierte que de los 9 millones de hectáreas que cubría originalmente este ecosistema en el país, solo queda el 8 por ciento, y que en el valle geográfico del río Cauca y el cañón del Patía están los remanentes más pequeños de este ecosistema, lo que los hace demasiado vulnerables. (Lea también: De 81 ecosistemas del país, 35 están en alto riesgo de extinción)

A pesar del crítico panorama, Biodiversidad 2015 destaca que se ha avanzado en el conocimiento de este ecosistema, que en el Caribe concentra las zonas con más valores de riqueza observada de especies de plantas.

Cultivos y ganados acaban los páramos

El informe Biodiversidad 2015 señala en cuanto a los páramos (fábricas de agua que abastecen al 70 por ciento de la población colombiana) que el escenario en “la cordillera Oriental es alarmante, ya que se perdieron coberturas naturales paramunas en mayor proporción que en el resto del país. En complejos como Guerrero y el altiplano cundiboyacense, las áreas agrícolas y de pastos abarcan del 47 por ciento al 78 por ciento de su área”.

También se alerta sobre el hecho de que con la pérdida de cobertura, derivada de quemas para expandir los cultivos, se generará una disminución en la oferta del recurso hídrico para los centros urbanos, porque “implican una pérdida de plantas en la retención de la humedad”.

Sin embargo, se destaca cómo, a través del proceso de delimitación de páramos, se pudo ampliar el conocimiento sobre plantas, aves, anfibios y artrópodos en un esfuerzo científico en el que participaron 14 grupos de investigación en 85 localidades de 18 complejos de páramos, y del que se logró generar cerca de 158.303 nuevos registros de presencia de fauna y flora.

Así, se pudo “reportar posibles nuevas especies, ampliar el conocimiento sobre los rangos de distribución de especies y aumentar el número de registros biológicos”.

De hecho, para el caso del páramo de Los Picachos, ubicado en municipios de Huila, Caquetá y Meta, se hicieron por primera vez registros en estos grupos de animales. Y para los complejos de Tota-Mamapacha-Bijagual, en Boyacá; Almorzadero, en Santander y Norte de Santander; Sonsón, en Antioquia; Guantiva-La Rusia, en Boyacá; Las Hermosas, en Tolima y Valle del Cauca; Citará, en Antioquia, y Doña Juana, en Nariño y Cauca. En un 90 por ciento se registraron aportes nuevos para la biodiversidad.

LAURA BETANCUR ALARCÓN
Redactora de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.