'El posconflicto es la oportunidad de un nuevo trato social'

'El posconflicto es la oportunidad de un nuevo trato social'

La ministra de Trabajo, Clara López, asegura que su ministerio será un 'laboratorio de paz'.

notitle
30 de junio 2016 , 08:20 p.m.

Clara López, la ministra de Trabajo, vive tan atenta a las labores misionales de su cartera como del devenir político, en especial el proceso de paz con las Farc.

La hasta hace poco presidenta del Polo (principal partido de izquierda en la oposición) asegura que “el Ministerio del Trabajo va a ser un verdadero laboratorio de paz” y que “el posconflicto es la oportunidad de un nuevo trato social, que permitirá nuevas relaciones entre trabajadores, empresarios y Gobierno”.

¿Cómo es eso de que resolver el conflicto armado generará una nueva relación entre trabajadores, empresarios y Gobierno?

El posconflicto es la oportunidad para establecer nuevas relaciones entre los sectores sociales y el Estado en función de romper con el pasado de profundas desigualdades sociales y de exclusión política que ha estado en la base del conflicto armado. Ese nuevo trato social parte de la lección que viví en la firma del acuerdo del cese definitivo de hostilidades entre el Gobierno y las Farc, con los discursos tanto del presidente Juan Manuel Santos y el jefe de las Farc, ‘Timoleón Jiménez’.

¿Cómo aplica ese concepto a sus tareas en el Ministerio de Trabajo?

El Ministerio de Trabajo tiene un escenario privilegiado porque aquí se desarrolla el principio constitucional del diálogo social, a través de la comisión tripartita de las centrales obreras, los gremios empresariales y el Gobierno. Vamos a generar unas nuevas relaciones sociales.

¿Cómo evalúa las relaciones de hoy entre empresarios y trabajadores?

En ambas partes hay un cambio de chip. El país necesita de un cauce para el desarrollo de la negociación colectiva entre el capital y el trabajo, una institución válida en cualquier democracia. Tenemos un escenario de diálogo tripartito que tiene que desembocar en la concertación de un nuevo trato social.

¿Los empresarios son conscientes de su nuevo rol en el posconflicto?

Hay muchos empresarios del país que ya están liderando al sector en esa dirección.

¿Ve a los empresarios generando más empleo como parte del compromiso?

El nombre de la paz es empleo, formación y oportunidades. La sola firma de los acuerdos va a desatar fuerzas productivas muy importantes. El tema de fondo es cómo optimizar los recursos escasos. Me he reunido con muchos empresarios y hay varios en disposición de coadyuvar en la generación de empleo. Veo que tienen esa disposición.

Se le ha visto muy atenta a la cuestión política, más allá de su misión en el Ministerio, ¿le está poniendo sello de izquierda a su gestión?

Pasé de ser cabeza de oposición a ser ministra de Estado en una coyuntura única, en la cual depongo las diferencias con el presidente Juan Manuel Santos en aras de un bien superior: la paz. Encabezar la cartera de Trabajo me pone a contribuir en el diseño de la institucionalidad y la política pública del posconflicto. Yo no vengo a cambiar el modelo económico sino a construir la nueva política pública.

¿Será que los cambios que vienen tras los acuerdos de La Habana no van a tocar el modelo económico?

Claro que lo va a tocar, pero la responsabilidad que asumí como ministra de Trabajo es traer mi visión para estar presente en el diálogo que tiene que sacar adelante el posconflicto. Espero que mi voz sea escuchada, creo que ya está siendo escuchada.

¿Cuando dice que la están escuchando hace referencia a que el Presidente está tomando nota de sus observaciones, por ejemplo, frente al modelo económico?

En el Gobierno no hemos hecho una discusión del modelo económico, pero las decisiones que se toman en el Ministerio están atravesadas por muchos de los puntos que enfrenta a una sociedad con sectores e intereses diversos.

¿Cree que el gobierno del presidente Santos se está ‘izquierdizando’?

La sociedad se está transformando bajo el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

¿Ve al país listo para elegir un presidente o una presidenta de izquierda?

Quedamos abocados, a partir de ahora, a gobiernos de coalición con integrantes aparentemente contradictorios entre sí, para consolidar la paz y la institucionalidad del posconflicto. Lo que más le conviene al país es un gobierno de coalición con los sectores que están y los que llegan en el posconflicto.

POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.