Que los jóvenes decidan por nosotros

Que los jóvenes decidan por nosotros

Para que triunfe el sí en un eventual referendo, hay que concentrar toda la atención en la juventud.

notitle
29 de junio 2016 , 07:18 p.m.

Avizorando que pronto estarán soplando en el país vientos de paz, y anticipándose a la firma de los acuerdos de La Habana del jueves pasado, el Consejo Superior de la Universidad Central, en sus 50 años de vida, decidió hace un par de meses denominar al teatro Faenza Teatro de la Paz.

No se trata de un ejercicio meramente semántico para adornar la fachada de uno de los edificios más bellos y emblemáticos de la cultura bogotana. La decisión va más allá. Pretende marcar un compromiso indelegable de esta universidad con la consolidación de un proyecto que busca poner punto final a una guerra que por más de 50 años ha martirizado a esta nación. La generación de jóvenes que hoy pasan por nuestras aulas así lo reclama. En los últimos tres años no ha habido ceremonia de grado en la que no se les diga que esta puede ser la primera generación de colombianos que conozca una Colombia en paz.

Es una feliz coincidencia que la Universidad Central cumpla sus primeros 50 años de vida el mismo año en que se dio un paso trascendental para poner fin al conflicto armado con las Farc. El hecho nos traza un derrotero definitorio de hacia dónde debe apuntar parte de sus estrategias académicas y de investigación del próximo medio siglo. Lo que se desprenda de los acuerdos de La Habana le abre unas inmensas oportunidades a la universidad colombiana como un actor determinante en muchas de las acciones que hay que emprender, sin demora alguna, para construir una nueva nación y una nueva realidad, sobre todo en el campo y en los territorios. El país no resistiría una nueva frustración.

El que por tantos años la guerra haya transcurrido en los territorios más alejados de las grandes urbes nos obliga a apostarle con mayor ahínco a la formación virtual. Es la manera de llegar a los rincones más lejanos y necesitados de la República. Es urgente aumentar la cobertura con programas de calidad y pertinencia para una inmensa cantidad de colombianos víctimas de la violencia, ávidos de conocimiento y habilidades para el empleo. Decía el presidente del Grupo Corona, Carlos Enrique Moreno, que este país lo que necesita es menos diplomas y más competencia. Esa debe ser una prioridad del sistema educativo: la educación técnica y tecnológica debería pesar mucho más en las políticas educativas del Estado.

‘Manos a la paz’, un proyecto conjunto del PNUD y el Ministerio del Posconflicto, fue un buen termómetro para medir el interés de nuestros estudiantes en aportar a la construcción del proyecto de la paz. Fue sorprendente la respuesta de los centralistas a la convocatoria. Se trató del grupo más numeroso entre las universidades de Bogotá que atendieron el primer llamado. Estos estudiantes se fueron a los sitios más apartados de le geografía, muchos de ellos azotados en el pasado por la violencia, a trabajar con los equipos técnicos del PNUD en la elaboración de los planes de desarrollo y en la atención de necesidades de muchas comunidades condenadas al olvido por los gobiernos. La frase de uno de los estudiantes que participaron en esta maravillosa experiencia habla por sí sola: “Fui a la vereda a la que me asignaron a ver qué podía hacer yo para cambiar la realidad, y lo que pasó es que esa realidad terminó por cambiarme a mí”.

Si alguna lección nos deja el controvertido 'brexit', es que, en la tarea de conseguir que triunfe el sí en un eventual referendo, hay que concentrar toda la atención en la juventud colombiana. Debemos dejar que los jóvenes decidan por nosotros, los viejos que fuimos incapaces de silenciar los fusiles y dejar este maravilloso país en orden. Es la apuesta de la Universidad Central en sus 50 años de edad.


Rafael Santos Calderón

* Rector de la Universidad Central

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.