'El aspirante a policía tiene que ser ejemplar'

'El aspirante a policía tiene que ser ejemplar'

En 100 días fueron destituidos 373 uniformados en el marco del Plan Integral de Transparencia.

notitle
28 de junio 2016 , 10:57 p.m.

Al tiempo que grupos élite de la Policía realizaban operaciones de investigación y asalto para desvertebrar ollas como la del ‘Bronx’ en Bogotá, paradójicamente varios compañeros eran capturados casi de forma simultánea en un operativo interno en lo que se conoce como el Plan Integral de Transparencia.

Ese plan, que tomó fuerza con la posesión del nuevo director de la Policía, ya tiene los primeros resultados. En los primeros meses del año 373 uniformados fueron destituidos en desarrollo de 1.454 fallos y en 1.261 audiencias verbales que incluyeron 485 suspensiones, 492 multas, 169 amonestaciones y 5.015 audiencias conciliatorias.

Hoy hay 8.400 procesos disciplinarios contra uniformados por no asistir al servicio, por no cumplir órdenes, negligencia en el servicio, agresiones físicas e incluso por consumo de bebidas embriagantes. En paralelo a esto se llevan a cabo 422 procesos por transparencia, es decir por algún tipo de delito relacionado con corrupción.

La depuración de la institución hace parte de lo que se denomina la Política Integral de Transparencia que tiene cinco lineamientos claves: una Policía más humana, más íntegra, más disciplinada, más innovadora y más efectiva.

El general Carlos Ramiro Mena Bravo, inspector general de la institución, dice que se trata de operaciones de transparencia y si bien reconoce que esos casos afectan la imagen, su responsabilidad es custodiar las joyas de la corona de la institución: la ética y la disciplina. “Estamos atacando el problema de raíz”, dice el oficial responsable de vigilar los comportamientos de los uniformados.

En desarrollo de la política de cero tolerancia con la corrupción, la Inspección General lideró las investigaciones que permitieron la captura de 248 de sus miembros, y aportó pruebas para que la Justicia Penal Militar emitiera 41 sentencias condenatorias.

Al revisar las cifras, el general Mena Bravo afirma que de los 183.855 policías, “en promedio hay un 5 por ciento por falencias en el servicio y el 0,1 por ciento en procesos por transparencia”. Es decir que la mayor parte de los policías cumplen con su deber, son buenos funcionarios, afirma el oficial.

También contó con el respaldo para el retiro del servicio activo de 1.427 uniformados entre ellos 89 oficiales, 13 suboficiales y 1.078 del nivel ejecutivo.

Sin embargo hay medidas que se van a tomar con el fin de poner más controles al ingreso del personal a la institución.

“El aspirante a policía tiene que ser un colombiano ejemplar”, afirma el Inspector General, al tiempo que anuncia que un equipo interdisciplinario va a evaluar los mecanismos de incorporación para tener policías cada vez más idóneos.

Entre tanto, desde la Dirección Nacional de Escuelas se va a cruzar el currículum académico de los aspirantes con los cinco lineamientos.

Otras acciones fueron las de refrendar el Código de Ética, fomentar la cultura de la denuncia a través de la Línea Anticorrupción 166 y de la línea 155 encargada de la protección de la mujer y a través del correo electrónico lineadirecta@policia.gov.co, donde se recibe información las 24 horas del día.

La Inspección General impulsó la creación del área Asuntos Internos, se anunció el fortalecimiento del Observatorio de Transparencia para analizar los casos de malas conductas y tomar decisiones; habrá prioridad a procedimientos verbales en audiencias públicas disciplinarias; se fortalecerá la relación con la Fiscalía y la Procuraduría.

En este camino se solicitará el acompañamiento de la Secretaría Presidencial para la Transparencia Institucional y de la Organización de las Naciones Unidad (ONU), lo que se suma al fortalecimiento del grupo anticorrupción de la Dijín. Finalmente, se dispuso la creación de un centro internacional para el uso de la fuerza policial para la paz, con miras a una Policía para el posconflicto.

Policías ratifican el Código de Ética

El Código de Ética de la Policía, leído y refrendado en un acto simbólico, vía computador y celular el 4 de marzo por los uniformados en todos los rincones del país, señala que tienen la obligación fundamental de servir a la sociedad, proteger vidas y bienes y defender al inocente del engaño, a los débiles de la opresión y la intimidación.

Además, emplear la paz contra la violencia y el desorden y respetar los derechos constitucionales de libertad, igualdad y justicia de todos los hombres. Obliga a los policías a llevar una vida irreprochable y mostrar valor y calma frente al peligro y desprecio al abuso o al oprobio.

“Seré honesto en mi pensamiento y en mis acciones”, señala el Código. Los uniformados se comprometen a actuar legalmente, inflexibles pero justos con los delincuentes y harán “observar las leyes (...) sin emplear violencia o fuerza innecesaria y sin aceptar jamás recompensas”.

Esto hace parte de la política de transparencia que impulsa el director, general Jorge Hernando Nieto Rojas.

El evento contó con la participación del representante para Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howland; el secretario de Transparencia de la Presidencia, Camilo Enciso Vanegas, y el inspector de la Policía, general Carlos Mena.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.