Un reto para la Policía

Un reto para la Policía

La intolerancia y los comportamientos del ciudadano han desbordado las normas vigentes de conducta.

28 de junio 2016 , 07:11 p. m.

Respecto al editorial de este diario ‘El nuevo Código de Policía’, (21-6-2016), señalo que la intolerancia y los comportamientos inadecuados del ciudadano han desbordado las normas vigentes de conducta. Su cumplimiento constituye un reto, un desafío para la Policía. “Mi Policía no será inferior a él”. El general Nieto señaló que para cada procedimiento se ha establecido un protocolo de estricto cumplimiento. La capacitación pedagógica no incluye solo al policía del cuadrante, sino a los alcaldes, gobernadores, inspectores de policía.

Destaco en su editorial que “la aprobación de la ley interpreta un poderoso voto de confianza en la institución policial”. Y agrego que este logro se debe al interés, al empuje y constancia demostrados en el Congreso por el mando policial, que permitió modernizar las normas de convivencia. La aprobación destaca el respaldo del Gobierno, de Mindefensa y del Congreso a la gestión policial.

Acierta el editorial al señalar que este nuevo decálogo de la convivencia constituye una hoja de ruta “hacia un cambio y transformación cultural”. En esta oportunidad, aquí todos ponen, no solo el Estado, sino los hogares, para impulsar una pedagogía de la convivencia.

General (r) Luis A. Montenegro R.
Exsubdirector de la Policía Nacional

La mancha amarilla

Señor Director:
Hoy, Bogotá, algunas ciudades de la costa Caribe y en general el país se encuentran aún más sumidos en trancones difíciles de desatar a causa de la inconformidad de los taxistas, que ellos mismos han llamado la ‘gran mancha amarilla’. Y es verdad que, no necesariamente teniendo toda la razón, bloquean y perjudican la movilidad de los demás vehículos y peatones. Si Uber ha aumentado de manera casi geométrica, es por alguna razón. Ya, afortunadamente, estamos en una libre oferta y demanda en la que nos acogemos al que mejor se acomoda a cada cual: precio, atención, aseo, servicio, educación. Creo que este gremio debería reflexionar, en cambio de seguir perjudicándose a sí mismo y a los demás ciudadanos. Piensen en mejorar, en capacitarse, en cobrar lo correcto, atender con educación; en general, en dar un buen servicio y no creerse que son los dueños de las vías, porque con la disculpa del afán violan todas las normas, sin temor.

Carlos Alfonso Vargas Pérez

La bomba carcelaria

Señor Director:
Es increíble la pasividad del gobierno, y en particular del Ministerio de Justicia, en lo relacionado con el manejo carcelario. Estratificación entre la población carcelaria, el hacinamiento desbordado, la falta de servicios médicos, la mala calidad de la alimentación, mínimas condiciones de higiene, delincuencia interna, el tráfico de armas, drogas y hasta de personas son algunos de los serios problemas que enfrenta el sistema carcelario desde hace décadas. Cada nuevo gobierno ofrece soluciones, y nunca se concretan. Es una bomba de tiempo, que ojalá no estalle.

Mario Patiño Morris
Bogotá

____________________________________________________________

opinion@eltiempo.com - @OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.