El esplendor de Paulina Vega

El esplendor de Paulina Vega

De reina del universo a reina del rating. Esta barranquillera está lista para comerse el mundo.

notitle
28 de junio 2016 , 05:23 p. m.

 “¿Qué te puedo decir si tengo 23 años?”, preguntaba un poco seria (después aclararía que solo bromeaba) Paulina Vega (Barranquilla, 1993) mientras comía una porción de pizza durante un receso de la producción para la portada de esta revista.

Vea la sesión de fotos completa aquí: (En fotos: Paulina Vega, la reina del rating)

Llegó con retraso, pero en cuanto el fotógrafo comenzó a disparar, se metió en la piel de una mujer sexi a veces, atrevida, poderosa y divertida, otras. No le cuesta trabajo. Está claro que tiene tablas en el modelaje. Nada la intimida frente a un lente. Por algo es imagen de reconocidas marcas y ahora, después de dejar atrás la corona de Miss Universo, que obtuvo el 25 de enero del 2015, triunfa como presentadora de A otro nivel, el reality musical de Caracol que arrasa en sintonía. Si ya fue la reina del universo, la barranquillera Paulina Vega es ahora la reina del rating.

Saco, de Jorge Duque. Body, de Studio F. Foto: Raúl Higuera

Piernas infinitas, 1,78 metros de estatura, saco oversize negro y medias veladas del mismo color. Paulina Vega nos recibe en el camerino de Caracol, donde se graba A otro nivel. Acaba de terminar un episodio del programa. No lleva zapatos y está sentada en un sofá con los pies sobre el cojín, sin vergüenza de mostrarlos, pese a que confiesa que es una de las partes de su cuerpo que menos le gustan. “Es casi como si no tuviera tobillos”, dice juguetona.

Paulina Vega lleva seis meses de relativa tranquilidad después de entregar la corona universal de la belleza. De aquella noche, Colombia entera recuerda el amargo episodio que vivió Ariadna Gutiérrez, también colombiana y, como Paulina, coronada Miss Universo. Aunque solo por unos minutos. Hasta que el presentador Steve Harvey reparó en su error y Gutiérrez, de la mano de Paulina, tuvo que devolver el título.

Era, quizás, el final más polémico posible para un reinado y una reina que ya sabía lo que era atajar la controversia, pues fue precisamente durante el año de Paulina que Donald Trump (entonces principal accionista del Miss Universo) lanzó su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos con expresiones xenófobas contra la comunidad latina en Estados Unidos.

Chaqueta en piel sintética, de Studio F. Body azul, de Jorge Duque. Foto: Raúl Higuera

Paulina no se quedó callada. Indignada, le dijo a Trump desde su cuenta de Instagram que sus comentarios eran “injustos” e “hirientes”. Él la llamó hipócrita.

“Era ‘shockeante’ que esto pasara en mi reinado, porque él (Trump) era una persona que me había tratado muy bien. La gente me decía que renunciara, pero yo sentía que si lo hacia él se iba a sentir más feliz, que iba a sentir que me ganó la batalla. Además, renunciar habría sido como traicionar a la organización, que hasta ese momento se había comportado como mi familia”, recuerda Paulina ahora.

Aquella etapa parece haber quedado completamente atrás. Su nuevo reto es el de la presentación, algo que, dice, nunca pasó por su cabeza. “He estado en mil situaciones bajo presión, pero ninguna como esta. He aprendido muchas cosas de mí y de lo que tengo que mejorar, de cómo soy en este nuevo mundo. Afortunadamente he contado con un equipo de trabajo espectacular, si no, no sé qué habría hecho. Muchísimas personas me convencieron de hacerlo, porque yo le había cerrado la puerta a la presentación, no quería algo tan cliché; quería hacer algo distinto. Terminó gustándome y no me arrepiento”, cuenta Paulina.

Camisa leñadora, de Studio F. Falda y sobre, de Jorge Duque. Foto: Raúl Higuera

¿Que si se ve trabajando en el cine o en la televisión? Paulina dice que ya no toma decisiones prematuras. “Prefiero ver qué va llegando, evaluando cada oportunidad y viendo qué me atrae y qué no”.

Su apuesta por Colombia es segura: “Creo que es importante apoyar las cosas del país, porque mucha gente que puede aportar siempre quiere irse a hacerlo afuera. Esa es una de nuestras grandes falencias. Los ciudadanos deben creer en su tierra y ser los embajadores de su cultura”, concluye la barranquillera.

Por NICOLÁS BUSTAMANTE H.
Twitter: @nicolasb23
Fotógrafo: Raúl Higuera.
Maquillaje y pelo: Andrea Takagui.
Styling: Angélica Diazgranados.
Asistente de fotografía: Daniel Giraldo.
Producción: Carolina Baquero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.