Partidos respaldan que las Farc participen en política

Partidos respaldan que las Farc participen en política

Las colectividades aún tienen interrogantes sobre este asunto, pero apoyan esa posibilidad.

notitle
27 de junio 2016 , 08:47 p.m.

La declaración del jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, en el sentido de que el país debe prepararse para la “participación política” de “los dirigentes de las Farc” dejó planteados varios interrogantes entre partidos políticos, que, de todas maneras, respaldaron esa posibilidad en términos generales.

En entrevista publicada por EL TIEMPO el lunes, De la Calle aseguró que “es realista que se abran escenarios de participación política para los dirigentes de las Farc que deseen llegar a la vida civil con plenitud de garantías”.

También dijo que “a Colombia le conviene que las Farc, en vez de estar atentando contra la población civil, tenga presencia en órganos representativos y participen en política sin armas, que es verdaderamente el fin del conflicto”.
De la Calle admitió en la entrevista que cómo se llegue a la participación de la guerrilla en política, tendrá que ser discutido.

“¿Qué pasa con las sanciones restrictivas de la libertad? ¿Cuándo debe operar esa participación en política?”, fueron algunos de los interrogantes que el propio De la Calle planteó y que generaron expectativa entre dirigentes políticos del país.

El asunto es que buena parte del punto sobre participación en política todavía está pendiente de que se concrete en La Habana. Mucho de esto solo está en enunciados generales.

Por eso, si bien diferentes colectividades ya respaldan la posibilidad de que esta guerrilla participe en política una vez se haya desarmado, tienen dudas sobre la manera como se daría este paso y quiénes lo podrían dar. Tampoco está claro si “participación en política” significa elegibilidad en cuerpos colegiados. (Lea también: La participación política de las Farc es natural en el proceso de paz)

El senador Carlos Fernando Motoa (Cambio Radical) dijo que es necesario conocer en concreto lo que se acuerde sobre el tema, pero agregó que si las Farc van a participar en política, las curules deben ser “elegidas democráticamente y no de asignación directa” para que “tengan las mismas condiciones de participación que tiene cualquier ciudadano del país”.

Por su parte el senador Iván Cepeda (Polo) afirmó que el ingreso a la política de una guerrilla desarmada “es apenas natural” porque el proceso se ha hecho precisamente para que la insurgencia haga tránsito a un movimiento político.
Eso sí fue enfático al señalar que, “desde la mesa de conversaciones se tendrán que acordar las condiciones en las que se producirá esa participación”.

El senador Efraín Cepeda (Partido Conservador), dijo que “sin duda hay que permitir la participación en política” de los miembros de las Farc, pues “es un eje fundamental en una negociación”.

Óscar Mauricio Lizcano, senador por ‘la U’, afirmó que en el proceso de paz se trata de “cambiar las armas por la posibilidad de hacer política” y por eso aseguró que “no hay ningún problema en la medida que cumplan todos los compromisos de justicia transicional, primero”. ('Además: 'Claro que haremos política, esa es nuestra misión de ser': Timochenko)

Para el senador del opositor Centro Democrático Iván Duque, lo que De la Calle hizo con su declaración fue “ratificar que vendrá impunidad para la guerrilla, porque solamente con la existencia de impunidad podrán participar en política”.

Agregó que “ojalá sea la Corte Penal Internacional la que haga valer la justicia y que crímenes como el genocidio, el reclutamiento de menores, el feminicidio no queden en la impunidad”.

De todas maneras las Farc sí están muy interesadas en la conformación de un nuevo partido político, que surgiría una vez se desarmen. Incluso, dentro de lo acordado está que tendrían algunas garantías especiales para pasar de ser un movimiento armado a uno político.

En todo caso será el Congreso el que desarrolle el punto 2 del Acuerdo para la Terminación del Conflicto (participación política) una vez Gobierno y Farc acuerden las condiciones para ese paso.

El presidente Juan Manuel Santos ha repetido en diversas ocasiones que el fin último de todo este proceso es que los exintegrantes de las Farc participen en política.

Así fue en otros países

Una de las experiencias exitosas de participación política de un grupo guerrillero en América es la de El Salvador. El acuerdo de paz entre el Gobierno y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en 1992, llevó a que el FMLN se convirtiera en partido político, grupo que cuenta hoy con cerca del 36 por ciento del Congreso. Incluso, en 2009 logró elegir a Mauricio Funes como presidente. (En video: Así será la participación política de las Farc en el posconflicto)

Un caso emblemático en Europa fue el del Ejército Republicano Irlandés (Ira), grupo que se trasformó en movimiento político –bajo el nombre de Siann Féin– antes de terminar el proceso de desarme, que culminó en abril de 1998 con los acuerdos de Belfast, en Irlanda del Norte. Actualmente este es el segundo partido político más grande de la Asamblea de ese país.

Otra experiencia fue la de Sudáfrica. En 1990 el entonces presidente Federick de Klerk levantó la prohibición para que el Congreso Nacional Africano, partido del expresidente Nelson Mandela, pudiera participar en elecciones. Así se puso fin a la lucha contra el apartheid, que duró 30 años.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.