El bioparque Ukumarí espera al emblemático león César Fernando

El bioparque Ukumarí espera al emblemático león César Fernando

El traslado del felino y su compañera Kiara, esperan realizarlo el jueves de esta semana.

notitle
27 de junio 2016 , 10:08 a. m.

A sus casi 17 años de edad, siendo ya un león anciano, César Fernando, uno de los animales más emblemáticos del antiguo zoológico Matecaña, en Pereira, será trasladado esta semana al bioparque Ukumarí, ubicado en el sector de Cerritos en la misma ciudad.

Al león y a su compañera de prácticamente toda su vida, Kiara, les tocó el turno de estrenar un nuevo hábitat.

Para Sandra Milena Correa Montoya, gerente del bioparque, el traslado de la pareja de leones es motivo de alegría, pero también de preocupación. Los dos felinos ya están viejos y es posible que no resistan el desplazamiento, aunque sea de pocos kilómetros.

“Vamos a trasladarlos a los dos, cada uno en su guacal, en el mismo camión. La idea es traerlos muy tranquilos para que no pasen por el estrés del viaje. Además, no los sedaremos porque es riesgoso”, explicó Correa, quien a pesar del fuerte lazo sentimental que tiene con César Fernando, sabe que este puede morir en el traslado.

“¡César Fernando es ya un anciano!. Los leones en la vida silvestre viven 16 años en promedio, y en cautiverio pueden llegar hasta los 20 ó 22 años”, remarcó.

Pero el riesgo hay que tomarlo y la directora del bioparque espera que la pareja de leones llegue bien a su nuevo hábitat, en la biorregión África.

‘Es un milagro’

César Fernando es significativo porque es un ‘milagro de vida’. Quedó huérfano el día en que nació. Su madre, Rosita, del zoológico Matecaña, murió durante la cesárea que le practicaron para tratar de salvarle la vida y la de sus dos únicas crías, de las cuales solo él sobrevivió.

Con pocas esperanzas de supervivencia se lo entregaron a Correa, quien era la encargada del área educativa del zoológico.

“No pesaba nada. Solo era un hermoso peluche que me cabía en las manos y sobraba espacio. Era muy pequeñito, pero tragón. Se tomaba un tetero cada dos horas”, le contó Correa a este medio, en noviembre del 2000, cuando el león ya tenía 10 meses de edad.

Ella le puso ese nombre porque nació por cesárea y en homenaje a Fernando Cañizales, quien era el director del zoológico y cuya última tarea en ese lugar fue la atención del parto de Rosita.
César Fernando y Kiara, que llegó al Matecaña desde el zoológico del Club Pisilago, en el Tolima, solo tuvieron tres hijos: Rayo, Arturo y Simba, los tres machos.

El optimismo por la llegada de César Fernando a Ukumarí es tal que el bioparque lanzó un concurso para celebrarlo. Consiste en enviar fotografías del león al correo cesarllega@ukumari.co, hasta el próximo jueves. Las que tengan el mayor número de ‘me gusta’ en las redes sociales del bioparque, ganarán entradas gratuitas.

PEREIRA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.