Coliseo Cubierto de Barranquilla fue demolido y quedó en la historia

Coliseo Cubierto de Barranquilla fue demolido y quedó en la historia

Procedimiento de implosión se realizó con éxito. Se despejará lote para hacer Palacio de Combates.

notitle
26 de junio 2016 , 06:36 p. m.

Al tercer intento, por fin corrió la orden por los cables y en un estruendo que produjo una enorme nube de polvo, la mayor parte de la estructura del Coliseo Cubierto Humberto Perea se vino abajo.

Eran las 11:20 de la mañana de este domingo. El arquitecto José Luis Blanco, director del proyecto de demolición, quien supervisaba la maniobra a pocos metros de donde se accionó la carga a control remoto, dio un parte de satisfacción: el procedimiento se cumplió justamente como se había previsto.

“Se demolieron 5.000 metros cuadrados de construcción y para hacerlo, se colocaron 336 cartuchos de indugel de acuerdo a la carga que los ingenieros habían estipulado: Todo quedó bien”, dijo.

Agregó que, así como se contempló, la gradería del lado de atrás quedó en pie para proteger la construcción de la Universidad CUC. El resto, cayó.

La orden fue impartida desde la azotea del edificio la Esmeralda, ubicado en la calle 55 No. 53-16, desde donde camarógrafos y fotógrafos registraron las mejores tomas. Allí estaba el alcalde, Alejandro Char: y el gerente de Explotarcol, capitán (r) Manuel Hernando Vásquez Serna. Fue esta firma la que se asoció con Atila Implosión para, juntos, realizar el procedimiento.

Vásquez dio la orden tan pronto recibió el permiso de Char. Tan pronto estalló la carga, se escucharon aplausos en los diferentes grupos de curiosos que se acercaron hasta donde lo permitieron las vallas de seguridad. Y luego vino la nube de polvo que oscureció el mediodía.

“Lo que quedó será demolida de forma mecánica. Ahora siguen las máquinas con los martillos mecánicos para demoler la estructura y proceder a retirarla”, dijo el arquitecto Blanco. Al fondo de donde hablaba, estaba la máquina 27 del cuerpo de Bomberos, la que con sus sirenas anunció la inminencia del estallido.

El trabajo de la unión temporal Explotarcol-Atila Implosión, no ha concluido todavía. Se prevé que ahora se tome un poco más de un mes (37 días máximo) para demoler el resto y recoger los escombros. Y eso quedará despejado para el nuevo Coliseo.

JAVIER FRANCO ALTAMAR
Redactor ADN
Barranquilla

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.