El Presidente explica algunos aspectos del acuerdo con las Farc

El Presidente explica algunos aspectos del acuerdo con las Farc

Dijo que confía en que la firma del acuerdo final, el que sella la paz, se dará pronto.

notitle
25 de junio 2016 , 10:38 p.m.

A su regreso de Cuba, el presidente Juan Manuel Santos inició el viernes una intensa jornada para explicar a dirigentes gremiales, líderes sindicales y periodistas el crucial acuerdo firmado con las Farc, que traza la ruta para silenciar los fusiles con ese grupo subversivo luego de 53 años de guerra.

Está más optimista que nunca. Confía en que la firma del acuerdo final con las Farc, el que sella la paz, se dará pronto. Las delegaciones de ambas partes trabajan en un cronograma para resolver los temas pendientes, y que parecen más fáciles de cerrar si se tiene en cuenta que los puntos espinosos ya están negociados.

En ese contexto, Santos, que le respondió un cuestionario a EL TIEMPO, describe lo que representa este momento:

“A las Farc las he combatido con determinación y contundencia. Pero con la misma firmeza defenderé su posibilidad para que hagan política por las vías legales, así nunca esté de acuerdo con su ideario. A nuestro país le llegó la hora de ser un país con esperanza, sin guerra, un país normal”.

Se percibe un cambio positivo en el ánimo nacional tras el acuerdo con las Farc para el cese definitivo del fuego y la dejación de las armas. ¿Qué opina de que algunos se sigan oponiendo al proceso?

Es legítimo. El gran desafío es convencerlos con argumentos sólidos de que aunque imperfecto, porque todo acuerdo de paz es imperfecto por naturaleza, esta es la mejor paz posible y será de gran beneficio para el país. Lo que pasó el jueves es ni más ni menos que el fin de las Farc. Estoy seguro de que los escépticos también se van a contagiar del espíritu de fraternidad y se unirán a este gran proyecto, por nuestro presente y nuestro futuro. Es lo que a todos conviene. (Lea: Farc califican de 'precipitado' anuncio de Mindefensa)

Algunos gobernadores dicen que no se les consultó sobre la ubicación de guerrilleros en sus departamentos para el cese del fuego definitivo. ¿Qué dice usted frente a esas quejas?

Se logró hablar con todos los gobernadores, menos con uno, y con todos los alcaldes interesados antes de la firma. Todos estuvieron de acuerdo y apoyan el proceso de paz.

Para muchos no es todavía clara la diferencia entre una zona veredal y un campamento como puntos de ubicación de los guerrilleros. ¿Cómo le explicaría usted al país esa diferencia de manera concreta?

La única diferencia es el tamaño. Los puntos campamentarios tendrán una extensión de 200 por 200 metros; las zonas veredales tendrán el tamaño de una vereda, o menos. En lo demás: funcionamiento, controles y seguridad, son iguales. Serán solo 23 veredas de más de 33.000 que tiene el país. (Además: Gobernadores y alcaldes se pronuncian sobre concentración de las Farc)

Hay quienes consideran que el hecho de que 60 guerrilleros desarmados puedan hacer pedagogía de paz en distintos lugares, cuando no se ha completado el desarme total, es hacer política con armas…

Los que salen no van a estar armados. Siempre estarán acompañados por el mecanismo de verificación de Naciones Unidas. Y una cosa es hacer pedagogía, que es necesaria y urgente, y otra muy distinta hacer política.

Está contemplado que los guerrilleros hoy presos, pero beneficiados con la amnistía por no tener delitos graves, tendrán libertad para integrarse a las zonas de ubicación. ¿Qué pasará tras el desarme con los que tienen que ir a la Jurisdicción para la Paz?

Los que tengan que rendir cuentas ante la justicia se tendrán que someter a los procedimientos establecidos por la jurisdicción especial.

¿De dónde va a salir la plata para atender la concentración de la guerrilla, los anillos de seguridad y para todo lo que sigue inmediatamente después de la firma final de la paz?

Habrá recursos de Naciones Unidas, de la cooperación internacional y algo por cuenta nuestra.

Las Farc se oponían a un plebiscito argumentando que este mecanismo es para pronunciarse sobre decisiones presidenciales. ¿Por qué cree que terminaron aceptando el plebiscito si la Corte Constitucional lo aprueba?

Esta es una negociación donde se cede de un lado y del otro. Desde el principio yo establecí unas líneas rojas que nunca se han traspasado. Una de ellas es que la constituyente no podía ser un mecanismo de refrendación. (Lea: 'Que San Vicente del Caguán sea campamento de Farc es una oportunidad')

Aunque las encuestas muestran que la mayor parte de quienes acudirían a las urnas para refrendar los acuerdos votarían por el sí, toda votación tiene un riesgo. ¿Cuál es el plan si eventualmente llegara a ganar el no?

Estoy seguro de que eso no va a suceder. Nadie quiere volver a la guerra que teníamos hace seis años. Todos queremos vivir en un país en el que no haya más colombianos víctimas de una guerra entre hijos de una misma nación; un país donde los niños puedan crecer sin miedo. (Lea: 'En zonas de concentración el Estado rige plenamente': Mindefensa)

La paz con las Farc parece resuelta. ¿Le sigue viendo posibilidades a una paz con el Eln?

Sí. Si renuncian al secuestro y liberan a los secuestrados que tienen, la fase pública del proceso podrá comenzar.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.