Luis Bedoya ahora con la camiseta de delator en Estados Unidos

Luis Bedoya ahora con la camiseta de delator en Estados Unidos

Sentencia aplazada para que colabore más. Miembros de Federación tienen el mismo abogado de Bedoya.

notitle
25 de junio 2016 , 09:17 p. m.

Desde hace al menos 20 días, Luis Bedoya Giraldo, el otro poderoso ‘zar’ del fútbol colombiano, estaba enterado de que la audiencia programada para esta semana, en la que la Corte del Distrito Este de Nueva York lo iba a condenar por fraude en transferencias bancarias y conspiración de soborno, había quedado congelada.

Un agente de control del FBI ya le había advertido a él y a su abogado Matt Myers que debe ampliar su colaboración en algunos casos que aún no han sido resueltos, y establecieron seis meses más de plazo para evaluar si lo requieren como testigo en los juicios contra otros implicados dentro del Fifagate que aún no han aceptado cargos ni han sido extraditados.

(Además: Buscan aplazar condena contra Luis Bedoya en Estados Unidos)

Bedoya, quien ya aceptó las dos conductas que se le imputaron y devolvió la plata que tenía en su cuenta secreta en Suiza, revelada por EL TIEMPO, está obligado a testificar, o perderá los beneficios que ha obtenido: gozar de libertad vigilada y optar por una sentencia de cero días de prisión gracias a su colaboración.

Al respecto, dirigentes de fútbol están seguros de que él y Sergio Jadue, expresidente de la Federación Chilena, son los grandes delatores del caso y que tienen a un paso de la extradición a personajes como Hugo y Mariano Jinkis. Se trata de los empresarios argentinos dueños de la firma Full Play, que controlaba los derechos de transmisión por televisión de los partidos de las selecciones suramericanas.

Además, a Bedoya y a Jadue los señalan de estar delatando al entorno de Julio Humberto Grondona, exdirigente del fútbol argentino fallecido en 2014, quien aparece recibiendo 10 millones de dólares en sobornos por transmisiones de televisión, en supuesta coordinación con el expresidente de la Conmebol Nicolás Leoz –quien tiene detención domiciliaria en Paraguay– y con Ricardo Teixeira, de la Confederación Brasileña de Fútbol.

Según las indagaciones del FBI, los 10 millones para Grondona salieron de Datisa, compañía de la que eran accionistas los empresarios Alejandro Burzaco, José Hawilla y los Jinkis.

“La mejor prueba de que Bedoya y Jadue están en el plan de delatores es que la audiencia de juicio contra Jadue, programada para el 17 de junio, también fue aplazada y ahora ambos irán a la lectura de la sentencia el 9 de diciembre”, asegura un dirigente colombiano.

‘Sponsor’ y lavado

De hecho, dice que ya se filtró y que gracias a esas delaciones el FBI decidió indagar a un puñado de sponsors o patrocinadores de eventos deportivos que habrían terminado nutriendo el botín de los sobornos para la dirigencia de la Conmebol. En ese capítulo aparecieron los nombres de varios lobistas a quienes señalan de acordar partidos a cambio de jugosas sumas que recibían por debajo de la mesa.

Y aunque parecieran ser otro eslabón en la cadena de sobornos, el lío es que a los agentes federales les llegó información según la cual uno de esos lobistas, de nacionalidad colombiana, pactó dos partidos de selección –en la antesala de la Copa América Chile-2015– que habrían sido utilizados para una gigantesca operación de lavado de activos.

(También: Luis Bedoya, suspendido de por vida de toda actividad ligada al fútbol)

El único dato que hay sobre el caso es que el blanqueo benefició a un narco colombiano que fue arrestado en Argentina y extraditado a Estados Unidos. Incluso, señalan que el narco estaba a punto de recuperar su libertad, pero fue frenada en las últimas semanas.

Allegados a Bedoya le aseguraron a EL TIEMPO que el exdirigente no tiene nada que decir de ese tema y que lo único que espera es que en la audiencia que se le reprogramó para diciembre le anuncien que queda libre de cargos por tiempo cumplido. Para ese momento completaría 11 meses a disposición de Estados Unidos.

“Él quiere volver a Colombia a rehacer su vida. Los dineros y propiedades que le incautaron acá son legales y lo puede probar. Además, le preocupa la situación de su señora madre y de sus hermanos”, aseguró uno de sus amigos.

Sin embargo, agentes federales le dijeron a EL TIEMPO que Bedoya tendrá que permanecer al menos hasta el 2021 en Estados Unidos, lapso durante el cual la Fiscalía lo puede requerir en cualquier momento para que testifique dentro de los diferentes juicios contra los implicados.

Mientras eso sucede, duerme en una casa federal y con un móvil que le proporcionó la Fiscalía.

“No es cierto que viva en el condado de Queens ni que haya obtenido permiso de trabajo o estudio como andan diciendo. Se la pasa en su casa e incluso ha rechazado las ofertas de visitas de su familia”, agregó el amigo de Luis Bedoya. Y confirmó que, paralelo a su negociación con la justicia de Estados Unidos, intenta limpiar el camino para su regreso al país.

Defensor y Colombia

Para ello contrató a Ernesto Rubiano, un experto contador que le elaboró un estudio contable forense en el que se prueba el supuesto origen lícito de sus bienes y de los de su esposa Martha Herrera.

Además, le dio poder al abogado Juan Carlos Cárdenas, exmiembro del CTI, para que lo represente en el proceso de lavado de activos que camina la Fiscalía en Colombia.

Cárdenas fue asesor del despacho del entonces vicefiscal y exdefensor del Pueblo Jorge Armando Otálora, con quien el abogado ya había trabajado en la Unidad Anticorrupción, a finales de los 90.

De hecho, fuentes cercanas al caso de Bedoya le aseguraron a EL TIEMPO que el nombre de Otálora y su amistad con Bedoya han salido a relucir en Estados Unidos. Cabe recordar que Otálora fue nombrado por Bedoya presidente de la Comisión Arbitral, el 16 de julio del 2015, un mes después de que estalló el llamado escándalo del Fifagate.

Otálora le dijo a este diario que no tenía ninguna información de que Bedoya hubiera hablado de él y que si realmente se registró alguna referencia puede estar relacionada con su vínculo con el abogado defensor. Además, descartó de plano que hubiera alguna relación entre su amistad con Bedoya y el hecho de que Estados Unidos le quitara la visa, en mayo pasado, sin darle ninguna explicación.

“Juan Carlos Cárdenas es mi amigo y me comentó que estaba defendiendo a Luis Bedoya, pero no tengo nada que ver con ese caso. Conocí a Bedoya hace años porque también soy aficionado al fútbol, y por eso acepté ser parte de la Comisión Arbitral, un cargo ad honorem”, explicó el exfuncionario.

Y reveló que por ahora está utilizando los canales diplomáticos para averiguar por qué le cancelaron la visa. “De hecho, ya se enviaron cartas desde la Cancillería de Colombia”, explicó el exvicefiscal y exdefensor del Pueblo, quien sigue siendo miembro de la Comisión Arbitral.

Y, desde Nueva York, Bedoya también se pronunció sobre el tema.

“Ni me han preguntado ni tengo nada qué decir del doctor Otálora. Por lo único que me han indagado es por lo sucedido en Fifa, en la Conmebol y con las empresas Full Play y Traffic. No han indagado nada sobre Colombia”, le dijo a EL TIEMPO el ‘exzar’ del fútbol a través de su abogado Juan Carlos Cárdenas.

Por ahora, la defensa de Bedoya en Estados Unidos, en manos de la reputada oficina de abogados Myers, Singer & Galiardo, LLP., le está apuntando a que no pagará un solo día de cárcel y a que le devuelvan el millón de dólares que depositó a manera de pagaré y que recuperará si le dice toda la verdad a las autoridades.

(Aquí: Fifa dice que es víctima de sus dirigentes, incluido Luis Bedoya)

Del proceso por lavado en Colombia también creen que saldrá bien librado. De hecho, los abogados en Estados Unidos y los de la oficina de Juan Carlos Cárdenas se han reunido en dos ocasiones para intercambiar información al respecto.

En ese expediente por presunto blanqueo también se indaga preliminarmente a los miembros del Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol (Fedefútbol): Ramón Jesurún, Jorge Perdomo, Alejandro Hernández, Álvaro González, Claudio Cogollo y Elkin Arce Mena. En todos los casos, el abogado es el mismo de Luis Bedoya.

Y hay un segundo expediente, de extinción de bienes, que hasta ahora está arrancando. De hecho, no les han notificado oficialmente a las cabezas de la Fedefútbol que son materia de indagación dentro de un proceso que puede durar años.

Así las cosas, es posible que Luis Bedoya arregle primero su situación en Nueva York que sus procesos en Colombia.

Miembros de Fedefútbol tienen el mismo abogado de Bedoya

Desde diciembre pasado, los miembros del Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol (Fedefútbol) acordaron darle poder amplio y suficiente a Juan Carlos Cárdenas –abogado de Luis Bedoya–, para que los represente dentro del proceso que la Fiscalía abrió de oficio luego de estallar el escándalo de la Fifa. Al respecto, EL TIEMPO estableció que la Unidad de Lavado ya ha hecho varias inspecciones a la Oficina de la Federación e, incluso, a Coldeportes. Además, que les solicitó a los miembros del Comité –Ramón Jesurún, Jorge Perdomo, Alejandro Hernández, Álvaro González, Elkin Arce Mena y Claudio Cogollo– información personal, comercial y hasta de su núcleo familiar. De hecho, en el expediente reza un acta en la que Ramón Jesurún dejó constancia de que él no estaba de acuerdo en que los derechos de transmisión de los partidos de las federaciones que hacen parte de la Conmebol (incluida la colombiana) se concentraran en Full Play, empresa que hace parte del giro de los sobornos.

Fuentes de la Fiscalía dijeron que a ese expediente se le anexó una denuncia que se hizo en la seccional de Manizales de la entidad en contra de Álvaro González, con los mismos argumentos. Incluso se probó que quien firma la denuncia es un hombre, pero la cédula que acompaña al documento es de una mujer. En la Unidad de Extinción también se adelantan indagaciones, pero hasta el momento no han requerido a ninguno de los miembros de la Fedefútbol. Al respecto, el abogado Juan Carlos Cárdenas le dijo a este diario que fue iniciativa de Bedoya averiguar en la Fiscalía por la situación de los miembros de la Fedefútbol indagados preliminarmente. Por eso, todos le firmaron los poderes, aún vigentes.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.