Alerta por nuevo caso de muerte de una mujer tras cirugía plástica

Alerta por nuevo caso de muerte de una mujer tras cirugía plástica

Familiares reportaron el caso este sábado. Esperan respuesta del Instituto de Medicina Legal.

notitle
25 de junio 2016 , 01:55 p. m.

Una nueva muerte en Cali luego de una cirugía plástica encendió otra vez las alarmas entre autoridades sanitarias de la ciudad.

Esta vez se trata de una mujer identificada como María Fernanda Pérez, de 26 años, quien se habría sometido a una lipectomía, es decir, la extirpación quirúrgica de una porción de tejido adiposo. Se la practicó, según la Secretaría de Salud del municipio, el pasado lunes 20 de junio. A los cuatro días, es decir, el viernes tuvo complicaciones, volvió a la clínica donde le realizaron el procedimiento quirúrgico, en el sur de Cali, pero falleció horas después.

De acuerdo con allegados, tenía ciudadanía estadounidense.

En mayo pasado, Benilda Astaiza, de 48 años, había llegado de Chile con el ánimo de visitar a su familia en Cali y a la vez someterse a un 'combo' de procedimientos en una sola jornada en el quirófano. Ella se practicó una lipoescultura, una liposucción, una abdominoplastia y una hipoinyección en los glúteos. La señora tuvo malestar horas después y falleció, según la familia, cuando trataba de que la atendieran en una clínica del sur. Sin embargo, señalaron que les impidieron el ingreso por un trámite administrativo.

Otro caso se registró en ese mes. Se trató de una mujer, de 42 años y de nacionalidad colombo-estadounidense, quien habría llegado de visita a Colombia desde Nueva York.

Uno de sus objetivos era someterse, al parecer, a una cirugía estética y para ello llegó a un establecimiento del barrio Tequendama, en el sur de Cali.

La Secretaría de Salud de Cali y del Valle buscan esclarecer lo ocurrido con la paciente de 26 años. A su vez, la Secretaría de Salud del Valle es el ente responsable de evaluar los permisos a centros de estética en todo el departamento, teniendo en cuenta requisitos de ley.

En dos años y medio, la Secretaría de Salud del departamento clausuró 51 establecimientos por irregularidades en el funcionamiento.

En el 2014, la Fiscalía reportó cinco denuncias y siete muertes, entre las cuales figuran las ocasionadas por inyección de biopolímeros, sustancias utilizadas para rellenos. En el 2015 se contabilizaron otras seis muertes.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.