Calidad de la educación, materia pendiente en Medellín

Calidad de la educación, materia pendiente en Medellín

Se destacan avances en reducción de la pobreza, pero la desigualdad sigue siendo alta en la ciudad.

notitle
25 de junio 2016 , 09:37 a. m.

La ciudad sigue estando entre las más desiguales de Colombia, pese a que, con Bogotá, fue una de las que más inversión pública destinó a la atención de la población vulnerable en el cuatrienio pasado. Así lo indicó el informe de calidad de vida 2012-2015, presentado ayer por Medellín Cómo Vamos.

Y es que aunque en el pasado cuatrienio los niveles de pobreza y pobreza extrema se redujeron, no es suficiente y lograr mayores índices de equidad sigue siendo uno de los grandes retos de la ciudad.

Además, pese a que la educación fue el sector al que se le invirtieron más recursos en ese periodo, fue el indicador evaluado que presentó menos avances, especialmente en el tema de calidad e incluso de cobertura.

En este sentido, Piedad Patricia Restrepo, coordinadora de Medellín Cómo Vamos, expresó que el mercado laboral cada vez le da más oportunidades a las personas que ingresan a la educación superior, por lo cual “es necesario que se fortalezca el acceso y la calidad educativa para incrementar el capital humano de los habitantes”.

Aun así, el informe determinó que uno de los aspectos de la ciudad que presentó resultados positivos en el cuatrienio pasado fue la seguridad, en lo que tiene que ver con la reducción de los homicidios y del desplazamiento forzado intraurbano.

Sin embargo, en este ítem hubo pocos avances en la reducción de la extorsión y Medellín se ubica como la ciudad del país donde más se presenta este delito.

Tampoco se presentaron resultados positivos en convivencia ciudadana y siguieron niveles altos de violencia intrafamiliar e interpersonal.

Para el caso de la salud, se rescata que se mantiene la cobertura universal, que supera el 97 por ciento, y hay una mayor participación del régimen contributivo, lo que va de la mano del crecimiento de la formalidad en el empleo.

Pero en este punto también continúa el reto de mejorar la calidad de la atención, la cual sigue siendo una de las mayores quejas de los ciudadanos.

Al respecto, el alcalde Federico Gutiérrez manifestó que se debe fortalecer la red de salud pública, a Metrosalud y al Hospital General. Además, ratificó su apoyo a Savia Salud e indicó que “la opción no es liquidarla sino fortalecerla y el Gobierno Nacional también tiene que inyectar recursos importantes”.

Durante la presentación del informe, el mandatario local explicó que en su Plan de Desarrollo se incluyen aspectos que buscan mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, por medio de una mayor inversión social, de la mano de estrategias de seguridad, que lleven a la desarticulación de las estructuras criminales que operan en la ciudad.

Rajados en las Pruebas Saber

El gran retroceso, según el informe, se presentó en educación. En el tema de competencias académicas, las Pruebas Saber para el grado quinto y noveno obtuvieron muy bajos resultados en las áreas de matemáticas y lenguaje.

En tres de las cuatro pruebas analizadas aumentaron entre cuatro y cinco puntos porcentuales las categorías de más bajo desempeño, es decir, insuficiente y mínimo. Además, persisten brechas muy grandes en la calidad educativa entre las instituciones oficiales y privadas.

Entre tanto, preocupa que a 2015 había aproximadamente 9.000 jóvenes de 15 y 16 años por fuera del sistema educativo, por lo cual se recomienda diseñar estrategias para atraer y retener su permanencia en los colegios.

Bajó el desempleo

Dos resultados positivos que resalta el informe son la disminución de la tasa de desempleo y de la informalidad laboral, lo cual ubica a Medellín como la ciudad con menos trabajo informal en el país.

Aun así, preocupa que los jóvenes sigan siendo la población con mayores índices de desempleo, respecto al resto de la población, razón por la cual la recomendación es fortalecer la capacitación para el trabajo y no solo el acceso a la educación superior.

Asimismo, se siguen evidenciando diferencias en el acceso a las oportunidades laborales entre hombres y mujeres, estas últimas están en mayor desventaja.

Para el caso de las mujeres jóvenes, al finalizar el cuatrienio, la tasa de desempleo fue del 20,6 por ciento, frente a un 16,3 por ciento de la tasa de desempleo de hombres en ese mismo rango de edad.

Disminuye oferta de vivienda en la ciudad

Según el informe de Medellín Cómo Vamos, en el 2015, el déficit cuantitativo de vivienda era de 24.199 y sigue concentrado en los estratos 1, con un 45,3 por ciento y 2, con un 42,4 por ciento.

La principal falencia continúa siendo el acceso a alcantarillado y acueducto, con 27.581 viviendas afectadas para 2014, es decir, un 4 por ciento más que en 2012.

Por su lado, el crecimiento de nuevos hogares fue mayor al número de viviendas de interés social existentes. Preocupa que en Medellín sea más alta la demanda de vivienda que la oferta, la cual se está incrementando en municipios del sur y el norte.

Disminuyeron además, los morosos de servicios públicos, lo que se relaciona con la reducción de la tasa de desempleo.

Aumentó malla vial, pero bajó su calidad

En el tema de movilidad, el informe destaca que entre 2012 y 2015 se amplió la malla vial en 61,5 kilómetros, pero advierte que su calidad empeoró.

Asimismo, da cuenta de que en ese mismo periodo creció en un 43 por ciento el número de ciudadanos que usan el sistema integrado del valle de Aburrá, entre lunes y viernes.

Sin embargo, es necesario modernizar el sistema de transporte público, pues no todos los habitantes se pueden movilizar en metro, metrocable, tranvía o metroplús.

Al respecto, el alcalde sostuvo que proyectos futuros como el tranvía de la 80, el cable Picacho y los nuevos 80 kilómetros de ciclorruta buscan reducir los costos y el tiempo que se gastan las personas de menos recursos cuando se movilizan por la ciudad.

Medio ambiente precario

Entre los años 2012 y 2015, indica el informe, no hubo avances positivos en la calidad del aire, el agua y el ruido.

En el caso del aire, no se cumplió la meta establecida por la Organización Mundial de la Salud y la estación ubicada en el Éxito de San Antonio tuvo la mayor concentración de partículas contaminantes.

Por su lado, la calidad del agua del río Aburrá empeoró, especialmente en los puntos entre las estaciones de San Fernando y Acevedo.

Los niveles de ruido también aumentaron y siguen siendo un problema para el Valle de Aburrá.

En vista de que en ese periodo disminuyeron los recursos invertidos al medio ambiente, la recomendación es fortalecer la inversión en este sector y mejorar la alianza entre EPM y las autoridades ambientales para mejorar las condiciones medioambientales.

HEIDI TAMAYO ORTIZ
Redactora de EL TIEMPO
heitam@eltiempo.com
@HeidiTamayo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.