La proyección de la incertidumbre

La proyección de la incertidumbre

El Marco Fiscal de Mediano Plazo es un llamado a la sensatez fiscal en medio de muchos interrogantes

notitle
24 de junio 2016 , 05:43 p.m.

Proyectar el futuro hoy en día es proyectar la incertidumbre. Elaborar escenarios macroeconómicos de mediano plazo es una tarea compleja. Sin embargo, la Constitución y la ley imponen al Gobierno –en cabeza del ministro de Hacienda y Crédito Público– la obligación de presentar al Congreso Nacional, antes del 15 de junio de cada año, el Marco Fiscal de Mediano Plazo, que debe incorporar el cumplimiento de la regla fiscal.

Por fortuna, este mandato existe. Se traduce en la manera en la cual el Gobierno –con la colaboración de un grupo de expertos de altos quilates que le suministra información básica para las proyecciones– vislumbra el comportamiento de los ingresos y los gastos de la Nación para los siguientes diez años. En otras palabras, es la base sobre la cual debe discutirse en el Congreso y en la opinión pública la política fiscal para el corto y el mediano plazo. El marco establece unas metas de superávit primario (la diferencia entre los ingresos y los gastos, sin incluir el pago de los intereses de la deuda) que garanticen que la deuda pública pueda pagarse y, así, evitar una crisis económica.

El ministro Cárdenas presentó el Marco Fiscal de Mediano Plazo el martes 14 de junio, con sus respectivos insumos. Entre estos últimos, la proyección de la producción petrolera nacional y del precio internacional del crudo, lo mismo que las previsiones macroeconómicas fundamentales. Unos parámetros que ya han comenzado a cuestionarse. Y es que, si bien en el corto plazo el precio del petróleo se ha elevado y oscila en la actualidad alrededor de 50 dólares el barril, las últimas informaciones de la Agencia Internacional de Energía (junio 16 del 2016) indican que la sobreoferta del crudo continuaría en el 2017, lo cual llevaría a bajas del precio con respecto al nivel actual.

De ahí la dificultad del ejercicio. La proyección de ingresos petroleros determina en buen grado la de la balanza en cuenta corriente de la balanza de pagos, que se reduce de 6,5 por ciento del PIB en este año a 3,3 por ciento en el 2027. Lo más importante, sin embargo, es la senda del déficit fiscal del Gobierno, que debería bajar de 3,6 por ciento del PIB en este año (la meta del Gobierno) a 1,2 por ciento en el 2022.

Lo anterior supone mantener el gasto total como proporción del PIB en 18 % en el período, con una caída brusca de la inversión pública en el 2017, que bajaría de $ 17.0 a solamente $ 10.0 billones. Del lado de los ingresos, se vislumbra la disminución de aquellos calificados de ‘permanentes’, tendencia que se agravaría a partir del 2018 y que podría compensarse parcialmente si no se elimina el gravamen del 4 por mil y se repone, con otra fuente, la sobretasa del Cree que estaría vigente hasta el 2018. De todas formas, sería necesario obtener ingresos tributarios adicionales a partir de este último año.

El Marco Fiscal de Mediano Plazo no incluye ingresos nuevos provenientes de la reforma tributaria, cuya presentación al Congreso se ha anunciado para el semestre que empezará en pocos días. Tampoco gastos adicionales, en rubros dedicados al ‘posconflicto’ o a la ‘guerra’.

El panorama angustia. Como tal, debe ser analizado por el Congreso, por los gremios y por las fuerzas sociales con una visión de mediano plazo. Porque, cualesquiera que sean las circunstancias del segundo semestre y de los años por venir, la reforma tributaria es urgente e ineludible, y debe actuarse a la mayor prontitud. Sería suicida que su discusión en el Congreso quedara supeditada a un plebiscito sin fecha definida.

Lo aconsejable en un entorno de tanta incertidumbre es hacer todos los esfuerzos para mitigarla, corriendo los menores riesgos. El Marco Fiscal de Mediano Plazo es, entonces, un llamado a la sensatez fiscal en un horizonte lleno de interrogantes.


Carlos Caballero Argáez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.