'La paz es un tema que nos conviene a todos los colombianos'

'La paz es un tema que nos conviene a todos los colombianos'

Autoridades de los municipios elegidos como zonas de concentración reaccionan ante el anuncio.

24 de junio 2016 , 12:18 a. m.

El anuncio del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, de los 23 municipios de 12 departamentos que albergarán en veredas a los miembros de las Farc después del acuerdo final del proceso de paz, tomó por sorpresa a algunos de los alcaldes y gobernadores de las zonas en cuestión.

Arley Beltrán Díaz, alcalde de Villarrica, municipio que junto con Planadas fueron escogidos como sitios de concentración en Tolima, señaló que todo el pueblo está a la expectativa y muchos ciudadanos se volcaron a su oficina a decirle que fueron escogidos para este proceso.

"Me sorprende. No lo esperaba. Esta ha sido una zona de conflicto permanente, pero en los últimos 10 años las cosas mejoraron mucho, esperamos que esta situación relacionada con la concentración de guerrilleros no vaya a perturbar la tranquilidad que hemos disfrutado", agregó el alcalde de Villarrica, una población de 6.500 habitantes y a cuatro horas en carro de Ibagué.

Villarrica es un municipio que tuvo marcada presencia del frente 25 de las Farc y fue utilizada como corredor para ir a municipios de Cundinamarca y Valle, además, en 1999 sufrió los rigores de una toma guerrillera del frente 53 al mando de alias Romaña.

Aún sin conocer que Tibú sería escogido como zona de concentración, el gobernador de Norte de Santander, William Villamizar Laguado, ya había manifestado su apoyo a la instalación de los subversivos en veredas e insistió en que el departamento tiene toda la disposición y la agenda abierta para ayudar y avanzar en el tema.

“Obviamente hay un desafío muy fuerte en el sentido de poder implementar los acuerdos y en que realmente se traduzcan en bienestar, tranquilidad y progreso de la comunidad, y en que se pueda lograr ese mismo proceso con la guerrilla del Eln, y que aquí en el Norte de Santander haya un acercamiento con el Epl”, agregó el funcionario.

Villamizar añadió: “El esfuerzo que haya por hacer por parte nuestra para contribuir al tema de la paz y apoyar al presidente Santos en esa tarea, estamos en toda la disposición de hacerlo y acatarlo”.

El alcalde de Tibú, Alberto Escalante, no tiene reparos en que una vereda de su municipio como zona de concentración y calificó de “gran compromiso” la responsabilidad de tener en su territorio a los guerrilleros de las Farc.

“Es un paso que se hace hacia la paz de Colombia, pero en el caso nuestro faltan otros actores armados como el Eln y el Epl para que haya bienestar en toda la zona del Catatumbo”, dijo el funcionario.

Por su parte, Humberto Sánchez, alcalde de San Vicente del Caguán, municipio del Caquetá que tendrá uno de los ocho campamentos de las Farc, asegura que ser elegidos para este proceso es una oportunidad para que el Gobierno Nacional vuelque su mirada allí, llevando al pueblo mayor inversión y desarrollo social en el área urbana y rural.

No obstante, y aunque no lo sorprendió la decisión, indicó que nunca fueron consultados para ser campamento o zona de concentración.

“Desafortunadamente no nos dejaron decidir, si se le pregunta al pueblo sanvicentuno si está de acuerdo o no con ser zona de campamentos, lo más seguro es que la gente va a decir que no, porque acá vivimos una zona de distensión y la experiencia fue nefasta. Luego hubo estigmatización y abandono. Todo el mundo al interior del país creía que éramos guerrilleros, los jóvenes sanvicentunos no querían ni sacar la cédula para que no dijeran que eran guerrilleros”, afirma Sánchez.

Los sitios de los ocho campamentos de concentración.

Mientras tanto, con total disposición fue recibido por las autoridades en el Cauca el anunció del Ministerio de Defensa, en el que se definieron dentro del departamento dos zonas veredales transitorias de normalización en Buenos Aires y Caldono, mientras que en Corinto una zona de campamento, donde se concentrarán guerrilleros de las Farc, en el marco de los acuerdos firmados en La Habana donde se adelantan los Diálogos de Paz.

“El Cauca ha venido preparándose precisamente para que sea fuerte la autoridad civil en estos territorios y para que no tengamos dificultades con la población que va a estar en estas zonas veredales transitorias de normalización y para que por supuesto la Gobernación y las alcaldías municipales sean unas actoras políticas que lideren también estos procesos de paz en el territorio”, afirmó Alejandra Miller Restrepo, secretaria de Gobierno del departamento del Cauca.

La funcionaria agregó que dado que los alcaldes de esta zona del país siempre han tenido la presencia de la guerrilla en sus territorios, “nada mejor que ahora en condiciones de paz y en las que se va a saber que va a ver dejación de las armas; los alcaldes tienen una gran disposición y sabemos que tenemos un trabajo grande por delante”.

Por su parte, Paulo Andrés Piso Lozada, alcalde del municipio de Caldono, indicó que son noticias que se reciben con mucho beneplácito. “Nosotros estamos dispuestos para la paz, estamos preparados para la paz. Vamos a hacer todo el trabajo pertinente y estamos esperando todos los protocolos que demande el Gobierno Nacional para iniciar el trabajo perfectamente y que todo salga de la mejor manera”, afirmó el mandatario.

Uno de los últimos grandes ataques de las Farc ocurrió en Buenos Aires (Cauca), cuando en plenos diálogos de paz la guerrilla atentó contra un coliseo donde descansaba el Ejército. Murieron 11 soldados y 16 resultaron heridos. Juan Pablo Rueda / EL TIEMPO

Dado que Caldono es una zona indígena, señaló que se espera trabajar en conjunto con las comunidades nativas para que estos espacios se consoliden de la mejor manera porque “la paz es un tema que nos conviene a todos los colombianos, sobre todo Caldono que ha sido afectado por múltiples ataques y confrontaciones entre Fuerza Pública y guerrilla. Es una oportunidad única que tenemos que empezar a trabajar con todas las comunidades, tenemos que hablar y es un momento oportuno”.

‘Es un aporte que hace el Meta para la paz’

“Esperamos que el gobierno nacional nos reúna para saber sobre cómo serían los protocolos que vamos a implementar y la solicitud que hago como gobernadora es que trabajemos con la institucionalidad tanto departamental como municipal para hacer que la sociedad civil también participe en este proceso de construcción de una vía hacia la paz”.

Así se pronunció Claudia Marcela Amaya García, gobernadora del Meta, al conocer la decisión del Gobierno de incluir al departamento del Meta como uno de las regiones que harán parte de las zonas de concentración, al tiempo que dijo que a los campesinos de estos cuatro municipios que han estado inmersos en este conflicto, hay que llegarles con una pedagogía de paz para que ellos también puedan aportar a esta construcción.

Claudia Marcela Amaya García, gobernadora del Meta.

“Con los alcaldes de las zonas de concentración, teníamos claro que nuestro departamento ha sido ícono del conflicto y que estamos preparados para asumir este reto y por eso nos enfocamos en la construcción de nuestros planes de desarrollo dirigidos a consolidar esa paz territorial”, sostuvo la gobernadora Amaya García.

Sobre el pensamiento de los alcaldes en torno al tema, la gobernadora sostuvo que se ha hablado con ellos y que tanto los alcaldes como ella tienen inquietudes que en su momento se las expresarán al Gobierno Nacional para saber cómo será la articulación que deben realizar.

“Todos estamos muy conscientes que este es el aporte del Meta para la paz que necesita Colombia y que nuestro departamento, que ha sentido y ha sido víctima del conflicto, también quiere trabajar por esa paz tan anhelada.
Estamos preparados para asumir esa responsabilidad y ya estamos trabajando desde nuestros planes de desarrollo y buscamos que el gobierno nacional nos informe en detalle para articular las acciones pertinentes”, aclaró Amaya García.

Al conocerse sobre la zona campamentaria que se ubicará en San Juan de Lozada, en límites de Meta y Caquetá, la gobernadora del Meta precisó que no será lo mismo a las antiguas zonas de distensión porque los campamentos serán transitorios por un determinado tiempo y estarán acompañados por la ONU.

Por su parte Luis Carlos Álvarez, Gobernador del Vichada, dijo que ayer fue informado por el Gobierno  de que su departamento había sido escogido en el municipio de Cumaribo como zona de concentración y que está convencido de la paz y que aportará cualquier “granito de arena para ayudar a construirla”.

Dijo que tiene un plan de desarrollo amplio que involucra el tema de la paz y que está seguro que no habrá reparos ni temores de la comunidad, porque la gente “está cansada de la guerra”.

Gobernador de Arauca pide garantías

El gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado, fijó su posición frente al anuncio del Gobierno Nacional de que esta región cuente con dos Zonas Veredales Transitorias de Normalización de las Farc, las que serán diferente a las de otras regiones, teniendo en cuenta las condiciones que tiene el departamento por ser zona de frontera.

El mandatario dijo que frente a esta realidad de instalación de estas dos zonas ya sostuvo conversaciones con los alcaldes, Renson Jesús Martínez, de Arauquita, una región considerada como la despensa agrícola del departamento, y con el alcalde de Tame, Hernán Camacho, un área netamente ganadera.

Alvarado consideró que para la permanencia y control de los guerrilleros en estas dos áreas se les debe garantizar a los habitantes de la región las mínimas garantías de los derechos.

“Como gobierno local yo no quiero ser ajeno a la participación de poder hablar con la gente que habita en la zona porque hay que darles las mínimas garantías que la institucionalidad debe hacer. Las garantías no deben estar en manos de agentes extraños, sino a través de un Gobierno que ha sido legítimo”, afirmó el gobernador Alvarado Bestene.

A mí no me preocupa si Arauca fuera escogida, es la garantía para la población civil que habita la zona y lo que se ha buscado es que la población civil no se afecte y la que considere que tiene vulnerado sus derechos voy a hablar personalmente con ellos y ser garante de alguna forma de que esos derechos porque no se sabe qué va a pasar después de los 180 días”, Sostuvo el funcionario.

Le preocupa al mandatario el accionar del grupo guerrillero del Eln con estas zonas de concentración en el departamento de Arauca, el que tiene un corredor entre Arauca, Catatumbo y el Sur de Bolívar.

 

NACIÓN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.