El 'balígrafo' que Santos le regaló a 'Timochenko'

El 'balígrafo' que Santos le regaló a 'Timochenko'

Se crearon con casquillos de bala calibre .50, pesa 75 gramos y con el estuche llega a 350 gramos.

notitle
23 de junio 2016 , 08:34 p.m.

En plena ceremonia de la firma de un nuevo acuerdo de paz en La Habana, el presidente Juan Manuel Santos sorprendió con un regalo que le entregó a Rodrigo Londoño Echeverri, ‘Timochenko’.

Le entregó un bolígrafo fabricado con un cartucho de fusil y le dijo: “Las balas marcaron nuestro pasado. La educación, nuestro futuro”, el mismo mensaje que está grabado en el lapicero. (Lea también: Con apretón de manos, Santos y 'Timochenko' acuerdan fin de la guerra)

Estos bolígrafos, que fueron bautizados como ‘balígrafos’, se crearon con casquillos de bala calibre .50, pesa 75 gramos y con su estuche de madera llega a 350 gramos. Comúnmente estos son usados en ametralladoras, fusiles de largo alcance o de francotirador y en armas de uso antiaéreo.

Para la fabricación de los ‘balígrafos’ se usan cartuchos donados por Indumil, la empresa estatal encargada de fabricar armas, explosivos y munición para las Fuerzas Militares. Algunos de los cartuchos fueron usados en combate o en entrenamientos militares.

Para su transformación a bolígrafos los casquillos pasan por un proceso que puede durar entre cuatro y seis semanas.

“Hicimos un paquete de 500 ‘balígrafos’ y nos tomamos un poco más de un mes en el proceso que incluye recibir los cartuchos, arreglarlos, perfeccionar abolladuras, pulirlos, quitarles los residuos de pólvora, marcarles con láser los mensajes, instalarles el mecanismo de lapicero y empacarlos en las cajas de madera en las que se entregan”, explica Álvaro José Fuentes, CEO de McCann Colombia, agencia de publicidad que se encargó del proceso de fabricación que se hizo en un estudio de diseño industrial en Bogotá.

El ‘balígrafo’ es una iniciativa en la que trabajaron el Ministerio de Educación y la agencia McCann Colombia, que busca darle identidad a la paz usando uno de los íconos de la guerra. (Además: Lea el acuerdo del fin del conflicto entre el Gobierno y las Farc)

El Ministerio, por su parte, insiste en que el legado más importante es la educación. “El ‘balígrafo’ es el símbolo que representa la transición que Colombia vivirá en pocos meses, de un país donde las balas serán el pasado y la educación se convertirá en el presente y el futuro”.

En distintas oportunidades, el Ministerio ha insistido en que es la primera vez, tras 60 años de guerra, en que un gobierno asigna más presupuesto para educación que para el conflicto; también ha dicho que con el aumento de los recursos se fortalecerán programas como ‘Ser Pilo Paga’, la ‘Jornada Única’ y la construcción de 30.000 aulas.

El ‘balígrafo’ y su campaña han recibido importantes galardones en el campo de la publicidad. Esta semana fue galardonado con un León de Oro y dos de Bronce en el Festival de Cannes, una premiación catalogada como los Premios Óscar del mercadeo y la creatividad.

El ‘balígrafo’ se ha entregado a periodistas, artistas y escritores de todo el país. Algunas de las piezas que se escriban con él se podrán leer en el portal www.baligrafo.org. (Vea el especial: Así comienza el fin del conflicto)

No es la primera vez que se usan armas y municiones para convertirlas en símbolos de paz. El artista César López adaptó el fusil de asalto AK-47, usado por la guerrilla, para convertirlo en una guitarra.

REDACCIÓN PAZ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.