Secciones
Síguenos en:
Referendo y democracia

Referendo y democracia

La experiencia del 'Brexit' deja abierta una demanda por elevar la calidad del debate público.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
23 de junio 2016 , 05:59 p. m.

“Estamos en un caos espantoso, y probablemente nos tomará décadas si acaso para comenzar a poner las cosas en orden”, escribió John Harris, columnista de The Guardian, al reflexionar sobre el estado de la Gran Bretaña tras los agotadores debates del referendo europeo.

Escribo estas líneas cuando apenas se ha abierto la jornada electoral. Cualquiera sea el resultado, importa examinar algunos aspectos de una campaña llena de reproches contra todos los partidos, que terminan abriendo interrogantes clásicos sobre la misma democracia.

A primera vista, parece notable cierto consenso sobre la pobreza de la discusión. Podría argumentarse que ello se debe a la misma complejidad de la Unión Europea (UE). Considérese el ámbito jurídico, su fundamento y estructura, que en la práctica se traduce en una verdadera telaraña legislativa, reguladora hoy de los temas más diversos, desde el medioambiente hasta la seguridad y los derechos humanos.

Como observó el abogado Francis FitzGibbon en la London Review of Books, tras más de cuatro décadas de pertenencia a la UE, la legislación británica se encuentra tan amarrada a la europea que “desatarla sería una tarea hercúlea”. FitzGibbon señaló las enormes dificultades que todo país enfrenta al abandonar algún tratado, incluidas eventuales consecuencias para los “derechos adquiridos”. ¿Cuánta atención merecieron estos temas en el debate, en lo sustantivo y en lo práctico? ¿Qué tan informado pudo haber llegado el votante a las urnas?

El nivel de la discusión sobre los asuntos económicos puede servir de ilustración. Son temas, además –argumentarían algunos–, que se pueden medir con el bolsillo. Pero aquí también el espectro es amplio y complejo, y el debate adquiere con frecuencia dimensiones especulativas.

Sin embargo, voces autorizadas desde diversos ángulos, gubernamentales y no gubernamentales, nacionales e internacionales, coincidieron en una altísima proporción en advertir los efectos negativos que la salida de la UE tendría en la economía británica. Las empresas y los trabajadores perderían por su falta de acceso al mercado único europeo, expresaron diez economistas premios Nobel.

Aquí los defensores de abandonar la UE (leave) perdieron simplemente el argumento. Arremetieron entonces contra el conocimiento. “La gente en este país está hastiada de expertos”, dijo Michael Gove, ministro de Justicia y uno de los líderes de la campaña por el leave. Salida típica populista, fue al tiempo una claudicación implícita frente al tema económico, mientras concentraron su campaña en asuntos más emotivos: inmigrantes y soberanía.

Ante la vasta complejidad de la UE, algunos critican al primer ministro David Cameron por haber convocado el referendo. Uno de ellos es el científico Richard Dawkins, quien, si bien acepta que puede haber asuntos susceptibles de ser llevados a referendo, considera que la membresía del Reino Unido a la UE no sería uno de ellos (‘Brexit roulette’, Prospect, junio del 2016).

La complejidad no puede ser excusa para evitar los debates. Por el contrario, tendría que ser un incentivo central para motivarlos. Sobre todo en democracia, donde tenemos siempre que aspirar a contar con ciudadanos mejor informados. La iniciativa de un grupo de académicos UK in a Changing Europe, dirigida por el profesor Anand Menon, responde precisamente a dicha necesidad. (ukandeu.ac.uk).

Más allá de su resultado, la experiencia del referendo británico deja abierta una demanda general por elevar la calidad del debate público, y mantener el tono civilizado de la discusión para bien de la democracia.


Eduardo Posada Carbó

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.