'Dejación de armas debe hacerse a la luz pública': Iglesia católica

'Dejación de armas debe hacerse a la luz pública': Iglesia católica

El Episcopado considera que es urgente implementar un sistema de pedagogía para la paz.

notitle
23 de junio 2016 , 12:31 a. m.

Monseñor Luis Augusto Castro, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, celebró el acontecimiento histórico que se conmemora este jueves con el acuerdo del cese del fuego y de hostilidades, bilateral y definitivo entre el Gobierno y las Farc.

Sin embargo, insistió en la necesidad de que la dejación de armas se lleve a cabo a la luz pública, con protocolos claros. También considera urgente que se implemente un sistema de pedagogía para la paz, con un lenguaje claro, que les permita a los colombianos estar informados a conciencia sobre lo que se está firmando en La Habana.

Castro, quien en nombre de la Iglesia católica siempre ha respaldo los diálogos entre el Gobierno y la guerrilla, y quien viajó a La Habana, emitió un comunicado con los cinco puntos que el clero considera necesarios en esta coyuntura.

1. La Conferencia Episcopal reconoce este acuerdo como un acontecimiento histórico para el país, el cual se espera que sea el primer paso para construir la paz tan anhelada por los colombianos, bajo la garantía del respeto de los derechos humanos y la promoción de la justicia en todos los rincones del territorio nacional.

2. Este paso que se está dando es el primero de muchos otros que deben acordarse en la edificación de la paz, entre los miembros de las Farc y el Gobierno, con el fin de reconstruir con esperanza, respetando siempre la institucionalidad, el derecho nacional e internacional, el país que soñamos y queremos.

3. Es necesario que el Gobierno ofrezca a la opinión pública, a través de una pedagogía para la paz, una información suficientemente clara y veraz sobre los acuerdos, de tal manera que ayude a los colombianos a superar las dudas que han generado temores frente a lo decidido.

4. Ante la dejación de las armas, es perentorio que existan protocolos claros y públicos, que informen sobre el procedimiento para la destrucción de las mismas. De igual forma, que esta destrucción se realice de manera pública.

5. La Iglesia católica, que ha estado al lado de las víctimas durante todo el tiempo de la guerra, también acompaña este momento histórico de Colombia con el propósito de seguir ofreciendo su servicio, para que los gobernantes construyan una Nación que respete la democracia, la libertad y los derechos humanos y favorezcan los procesos de perdón, reconciliación y paz.

EL TIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.