En el Meta hay esperanza de paz tras el anuncio del fin de la guerra

En el Meta hay esperanza de paz tras el anuncio del fin de la guerra

Autoridades y víctimas del Meta le apuestan a la construcción de una región en paz.

notitle
22 de junio 2016 , 07:24 p. m.

Con emoción y esperanza las autoridades del Meta y las víctimas recibieron ayer el anuncio de que hoy en La Habana se pone fin al conflicto armado que duró cerca de 60 años. Todos lo ven como la oportunidad de reconstruir y desarrollar la región.

La gobernadora Marcela Amaya García dijo sentirse feliz de recibir el anuncio del cese al fuego bilateral y definitivo.

“Estamos felices de recibir este anuncio y que este departamento, que ha sufrido tanta violencia, realmente le apuesta a la paz. Yo fui elegida porque le aposté a la paz y hoy como gobernadora del Meta le digo sí a la paz porque creo que tenemos esa gran oportunidad de consolidarla desde las regiones”, afirmó.

Según la mandataria metense ella se ha venido preparando para este momento histórico y por eso construyó un Plan de Desarrollo participativo e incluyente, pensando en la consolidación de paz desde el territorio.

“Yo prefiero apostarle a una paz que puede parecer imperfecta, pero no a una guerra eterna, porque llegó el momento en que todos construyamos esa paz, no solo desde el Gobierno, sino con los aportes de cada uno para lograr un desarrollo económico y social”, señaló Marcela Amaya.

Islena Rey, directora del Comité Cívico por la Defensa de los Derechos Humanos en el Meta, calificó el acuerdo que pone fin al conflicto armado como un acto de responsabilidad tanto del Gobierno como de las Farc con el país y con las víctimas.

Si bien no se trata de una paz plena como la que estamos esperando sí es el inicio de la construcción de un país con esperanza, tranquilo y sin guerra. Estamos muy contentos y abrazamos especialmente a la comunidad internacional que ha estado apoyando el proceso”, dijo Rey.

Agregó que el acuerdo era esperado por años porque abre el camino para reconstruir la confianza de las instituciones de la mano con las víctimas y las Farc, así como por el “desarrollo de un país soñado”.

Solo quienes hemos vivido las consecuencias de la guerra valoramos el acuerdo del fin del conflicto, los que se lucran de la guerra y la violencia no están contentos y no quieren la pacificación del país”, precisó Islena Rey.

Vilma Gutiérrez, directora del Movimiento de Víctimas y Crímenes de Estado (Movice) en el Meta, informó que desde la conformación del grupo han estado de acuerdo con una salida negociada y política.

“Hemos apoyado el proceso y nos parece magnífico la firma de los acuerdos. Es una oportunidad para empezar a apostarle a la paz y a la construcción de paz”, agregó.

Informó que el cese unilateral del fuego ordenado por las Farc hace once meses contribuyó a la reducción de las violaciones de Derechos Humanos en un 75 por ciento en el país.

Gustavo López, promotor de Derechos Humanos en San Martín, es menos optimista. Considera que las comunidades que habitan los territorios en los que las Farc han ejercido un control histórico van a quedar expuestas a que los grupos criminales retomen esas zonas para el narcotráfico y la extorsión.

“Las bandas criminales de ‘los Úsuga’, ‘bloque Meta’, ‘libertadores del Vichada’ y ‘los Rudos’ estaban esperando esta oportunidad para la retoma de los territorios que van a dejar las Farc”, afirmó López.

‘Queremos ser protagonistas’: Wílmar Barbosa

El alcalde de Villavicencio, Wílmar Barbosa, recibió con beneplácito el anunció del cese el fuego definitivo y anunció que su Gobierno está dispuesto a trabajar por la paz y que el Plan de Desarrollo quedó abierto a la generación de procesos de “complementariedad y subsidiaridad” con el posconflicto.

Estamos absolutamente convencidos de ser protagonistas de primera línea, pero necesitamos conocer, cómo se lo hemos pedido al Gobierno, cuáles son las líneas de participación, los proyectos a desarrollar y cuál es el papel que está previsto desde la institucionalidad entregarle a los municipios”, dijo el alcalde.

Debido a la guerra la capital del Meta se convirtió en receptora de víctimas, al punto que hoy suman más de 155.000.

“Pudiéramos decir que la terminación del conflicto para quienes han venido a Villavicencio, que hoy suman más de 155.000 víctimas, en muchos de sus casos provenientes de áreas rurales puedan volver y tener la confianza de retornar a sus territorios. Eso sería casi que decir que pasamos de ser receptores a otra vez a normalizar nuestra población, que hoy alcanza los cerca de 520.000 habitantes”, dijo Barbosa.

El mandatario insistió en que la paz hay que construirla desde las regiones, con el Ministerio del Posconflicto y desde la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

REDACCIÓN LLANO SIE7EDÍAS

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.