Secciones
Síguenos en:
Lo que trae el punto tres del acuerdo: fin del conflicto

Lo que trae el punto tres del acuerdo: fin del conflicto

Cese del fuego bilateral, dejación de armas y garantías de seguridad, entre los apartes.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de junio 2016 , 10:58 a. m.

Después de casi cuatro años de haber iniciado las negociaciones y de lograr la mayor parte de los acuerdos planteados en el principio del diálogo, las delegaciones del Gobierno y las Farc se acercan cada vez a completar el punto del fin del conflicto.

En la hoja de ruta de este acuerdo se plantean siete apartes específicos, todos con el fin de darle un punto final al conflicto armado que ha vivido el país por más de 50 años.

El primero de ellos es el cese del fuego y de hostilidades bilateral y definitivo. En este punto ya se han logrado avances como el realizado por las Farc, al mantener desde el 20 de julio del 2015 una tregua unilateral, para crear un “ambiente político apropiado” en el proceso de paz. (Lea también: Delegaciones de paz confirmaron histórico acuerdo en Cuba)

La medida de cese de hostilidades ha sido decretada en seis ocasiones durante el transcurso de las negociaciones por el grupo guerrillero, gesto que ha propiciado el desescalamiento del conflicto en el país.

En esta línea, el Gobierno también anunció en julio del año pasado la suspensión de los bombardeos aéreos en contra de las Farc.

El segundo punto contempla la dejación de armas, con el fin de lograr una reincorporación de los integrantes del grupo guerrillero a la vida civil, teniendo en cuenta los aspectos económicos, sociales y políticos. (También: Los momentos más importantes de los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc)

Respecto a esto último, el 23 de septiembre, cuando el presidente Santos y el jefe máximo de las Farc, ‘Timochenko’, presentaron el acuerdo en el punto de justicia y víctimas, se estableció que para la dejación de armas se daría en un plazo máximo de 60 días después de la firma del acuerdo final.

El tercer tema que plantea este aparte es el compromiso del Gobierno de coordinar la revisión de la situación de las personas privadas de la libertad, procesadas o condenadas por pertenecer o colaborar con las Farc.

Para noviembre del año pasado, el presidente Santos anunció el indulto a 30 miembros de las Farc que estaban presos por el delito de rebelión. Los guerrilleros que fueron liberados no tenían ninguna condenada por delitos graves.

En cuarto lugar se incluye el compromiso del Gobierno de intensificar el combate a otros grupos armados, así como organizaciones criminales y sus redes de apoyo. En este aparte se incluyen la lucha contra la corrupción y la impunidad, en especial a los grupos que atenten contra defensores de derechos humanos, movimientos sociales y políticos. (También: En redes: colombianos reaccionan al acuerdo del fin del conflicto)

Por otro lado, el punto quinto establece las reformas y ajustes institucionales que el Gobierno Nacional debe asumir para la implementación de los acuerdos. Este punto incluye el Acto Legislativo para la Paz, que fue aprobado en días pasados en el Congreso.

En esta iniciativa se contempla que se abreviarán los tiempos para tramitar los proyectos de ley de enmienda a la Carta Política, necesarios para desarrollar lo pactado con la guerrilla, así como el otorgamiento de facultades extraordinarias al Presidente para el desarrollo de los acuerdos y un fondo de inversiones para el posconflicto.

En este aparte también se incluye la creación del Tribunal Especial para la Paz, en el marco del Acuerdo de Justicia Transicional, que será el encargado de juzgar a guerrilleros, políticos, militares y policías por delitos relacionados con el conflicto armado. Aún no se ha determinado quienes serán los integrantes de ese organismo transitorio.

Las garantías de seguridad hacen parte del sexto punto, en el cual se establece el esquema de protección para las personas que dejen las armas.

Este aparte será trabajado directamente con la Unidad Nacional de Protección. Es más, el director de la entidad, Diego Fernando Mora, viajó en abril de este año a La Habana con el fin de explicarles a las delegaciones de paz cómo funciona el organismo y los esquemas que se han previsto para garantizar la integridad de los guerrilleros desmovilizados y, en especial, la de aquellos que entren a participar en política.

El último punto de este acuerdo está relacionado con las víctimas, en especial del fenómeno de paramilitarismo, lo cual estará basado en el Acuerdo de Víctimas que fue anunciado el 15 de diciembre del año pasado.

EL TIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.