Exjefes del Eln que pagaron cárcel, ahora van a juicio por secuestro

Exjefes del Eln que pagaron cárcel, ahora van a juicio por secuestro

Fiscalía dice que, por línea de mando, Carlos Velandia y 'Pacho Galán' son responsables de crímenes.

notitle
21 de junio 2016 , 09:21 p.m.

En el año 2000, cuando Carlos Arturo Velandia Jagua, alias Felipe Torres, llevaba seis años capturado y estaba preso en la cárcel de Guarne, en Antioquia, seguía ejerciendo como uno de los miembros del comando central del Eln (Coce).

Esa fue la tesis de la Fiscalía para investigar y acusar a Velandia por el secuestro perpetrado por esa guerrilla en la vía Cali-Buenaventura en septiembre del 2000. El exjefe del Eln había recuperado su libertad en el 2003, luego de pagar una pena de 10 años de prisión. (Lea también: Por secuestro masivo capturan a alias Felipe Torres, exjefe del Eln)

En el expediente aparece el organigrama del Coce en el que están Velandia y ‘Francisco Galán’, que pagó 14 años de cárcel y hoy está libre. Esa evidencia llevó a los investigadores a afirmar que aunque ellos no estuvieron en el secuestro, son responsables, junto con los demás integrantes de la cúpula de esa guerrilla, por la acción de los hombres bajo su mando.

‘Galán’, cuyo verdadero nombre es Mario Pieschacón Negrini y que también está enredado en este proceso, que ya está en juicio ante un juez especializado de Cali, le dijo a EL TIEMPO el martes que estaba en su casa en Medellín y que no lo han notificado de ningún caso.

Velandia y ‘Galán’ responderán por la muerte de uno de los secuestrados. Casi 17 días después de su secuestro fue hallado aún vivo el médico Nassif García, quien luego murió en una clínica a consecuencia de las difíciles condiciones del cautiverio. Por eso se acusó a los integrantes del Coce, varios de ellos voceros de los acercamientos de paz con el Gobierno, por el delito de homicidio, además de secuestro y hurto.

La defensa de Velandia, capturado el lunes pasado, cuando llegaba a Colombia proveniente de España, dijo que a su cliente se le violó el debido proceso al no informarle del nuevo caso en su contra.

Desde su sitio de reclusión, el exguerrillero calificó como inexplicable su captura y aseguró que ha dedicado todos sus esfuerzos a “construir caminos para la paz y la convivencia”. Y agregó: “Es una muy mala señal; muestra que la justicia ordinaria que me ha juzgado no está sostenida sobre bases jurídicas seguras”.

Kristian Herbolzheimer, el director de Conciliation Resources, una organización con sede en Londres que trabaja por la paz, dijo que “la detención es una pésima noticia para el proceso de paz. Es un indicador extremadamente preocupante sobre el grado de incertidumbre jurídica en la que queda la gente que decide dejar las armas”.

JUSTICIA

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.