Hombre con cinturón explosivo falso causa alarma en Bruselas

Hombre con cinturón explosivo falso causa alarma en Bruselas

El detenido solo llevaba galletas y sal y, según las autoridades, tiene un historial psiquiátrico.

notitle
21 de junio 2016 , 02:37 a. m.

El detenido el martes por desencadenar una falsa alerta terrorista en el centro comercial City 2 de Bruselas llevaba un cinturón de explosivos falso que contenía “sal y galletas” y tiene un historial psiquiátrico, según informó la Fiscalía de Bruselas.

El hombre, de 26 años y que responde a las iniciales J.B., llamó a la policía hacia las 5:30 a. m. (hora local) para denunciar que había sido secuestrado en un carro que luego lo dejó en una calle comercial del centro de Bruselas, la rue Neuve, con un cinturón de explosivos que iba a ser activado por alguien más.

La policía se desplazó inmediatamente al lugar e identificó a la persona que repetía lo que había contado por teléfono.
Al comprobar que efectivamente portaba un cinturón, se estableció un perímetro de seguridad y se avisó a los servicios de desactivación de explosivos, que confirmaron que el supuesto cinturón de explosivos era falso y contenía “sal y galletas”.

Tras descartar toda amenaza de explosión, se levantó el perímetro de seguridad. El sospechoso fue entonces arrestado y en un primer interrogatorio identificó con precisión el vehículo en el que aseguró haber sido secuestrado, que fue localizado en una calle del distrito bruselense de Schaerbeek.

Después, la policía visitó el domicilio de la madre del sospechoso y encontró restos del material que sirvió para fabricar el falso cinturón, informó la Fiscalía de Bruselas.

Luego de esa visita, el sospechoso confesó que inventó toda la historia y reconoció haber elegido al azar la matrícula del vehículo en el cual aseguró que había sido trasladado.

El conductor del mismo, que había sido detenido, fue liberado. La Fiscalía ha pedido a un juez que instruya una causa contra el sospechoso, por falsa información relativa a un peligro de atentado.

Por ese motivo, ha pedido su puesta bajo mandato de arresto y la intervención de un experto en psiquiatría. El juez de instrucción tiene un plazo de 24 horas desde la privación de libertad del sospechoso para tomar su decisión sobre la petición del Ministerio Público.

El detenido es conocido por la justicia belga por diversos hechos, algunos de ellos “ligados a problemas psiquiátricos”, asegura la Fiscalía.

Estuvo además implicado en el 2014 en un dosier de la Fiscalía federal y recientemente se puso en contacto con la policía para denunciar que había sido “incitado” a unirse al grupo yihadista Estado Islámico.

Efe

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.