La vida oculta del asesino en serie de Guarne

La vida oculta del asesino en serie de Guarne

Con una cuerda estranguló a sus víctimas. Era vigilante del colegio de la vereda.

notitle
20 de junio 2016 , 09:50 p. m.

Un hombre de 43 años, que había llegado con su esposa y su hija al municipio de Guarne (Antioquia) hacía tres años, que se paseaba en moto por las veredas, que jugaba fútbol y que compartía algunos espacios con la comunidad. Eso era Jaime Iván Martínez Betancurt para sus vecinos y conocidos de la vereda Hojas Anchas, pero resultó ser un asesino en serie.

Un rumor empezó a desenmascarar al hombre ante sus vecinos, pues los señalamientos se confirmaron el pasado viernes cuando llegaron a la zona funcionarios del CTI y acordonaron un terreno aledaño a la casa que estaba al cuidado de Martínez, y durante el domingo y lunes exhumaron los cuerpos de su segunda pareja, Natalia García Gil; sus dos hijos (una niña de 5 años y un niño de 7) y de María Gladys Arango Cuervo, de 51 años. (Lea también: Asesino en serie en Guarne guardaba prendas de sus víctimas)

El hombre, de acuerdo con las autoridades, habría asesinado a cerca de 20 personas. “Uno todavía no lo cree. Es que él era normal, aunque nunca lo conocimos a fondo, no sabíamos nada más de él, ni de su pasado, ni de dónde venía”, dice Enrique Carvajal, concejal de Guarne.

Durante los tres años que estuvo en el municipio fue mayordomo de una finca, guarda de seguridad de dos empresas, vigilante de la institución educativa, además, podaba el césped de las casas y trabajaba al jornal como jardinero.

El director de Seccionales y Seguridad Ciudadana de la Fiscalía, Luis González, aseguró que según la investigación preliminar, Martínez, antes de llegar al pueblo, había vivido en Medellín y otros municipios de Antioquia, donde se dedicó a la venta ambulante.

Según información de la Fiscalía, la ubicación de los cuerpos se logró por labores investigativas del CTI y el Gaula Militar Oriente, con la ayuda de caninos expertos en la búsqueda de restos humanos. “De acuerdo con lo que nos dijo el implicado y con lo que hemos ido investigando en los laboratorios de criminalística, en la finca hay cuatro cadáveres. Estos fueron asesinados con una cuerda de nailon en el cuello hasta estrangularlos”, dijo.

La Fiscalía señaló que todos fueron identificados de manera preliminar, pero aún falta el cotejo de ADN. El funcionario agregó que el personal de investigación se está trasladando a otro lugar, ubicado en el mismo municipio, en donde podrían encontrarse otras víctimas.

En los últimos seis meses, dicen los vecinos, solo lo veían en la mañana cuando llegaba de su trabajo como guarda, y casi no frecuentaba lugares públicos. (Además: 'Nunca creímos que fuera un monstruo', vecinos de asesino en serie)

Los únicos que comenzaron a sospechar de este hombre fueron los familiares de Arango, que desapareció el 25 de enero del año pasado. Una de sus sobrinas confirmó que ese día la mujer salió de su casa rumbo al casco urbano del municipio, a verificar el estado de un caso de despojo de tierras que llevaba uno de sus familiares en la Personería de Guarne. Esa fue la última vez que la vieron. Durante los seis meses siguientes no supieron nada de ella, pusieron la denuncia, la buscaron por todo el sector, llamaron a los amigos y allegados, pero nadie sabía de su paradero hasta el fin de semana.

Mientras las autoridades siguen la investigación, los habitantes del municipio continúan consternados. Para el concejal Carvajal, esta tragedia no solo la tendrán que afrontar los familiares de las víctimas, sino todo un pueblo que confió en un extraño. “Queda un trauma. La comunidad le dio comida a un psicópata. Caras vemos, pero corazones no”, agrega.

En una ocasión, cuenta una allegada, se encontró con Martínez en la carretera. Él iba en su moto, paró, se saludaron y preguntó por Gladys, por si la habían encontrado, que cómo estaba la familia y si podía ayudar en algo. “Confiamos en ese señor, hasta lo dejamos quedar en la escuela de la vereda porque era el vigilante”.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.