El caso de Gerardino

El caso de Gerardino

La situación de pobreza extrema de adultos mayores ocasiona un drama humano que no puede permitirse.

20 de junio 2016 , 06:32 p. m.

Quienes leyeron en este diario la historia de Gerardino, el adulto mayor que vive en la localidad de Usme, en Bogotá, en condiciones de extrema carencia, no pudieron menos que conmoverse ante el relato. Se trata de un hombre de 65 años que habita en una casa hecha de retazos, expuesta al frío y la lluvia. Vive con su esposa, que padece de artritis, y dos hijas, una de las cuales sufre de parálisis infantil.

Gerardino poco habla. Solo sabe que tiene que trabajar largas horas en la venta de chatarra que recoge a diario para procurar lo mínimo que necesita su familia.

Este caso, además de despertar solidaridad, es una muestra de lo que soportan miles de adultos mayores en el país. Solo en la capital de la República, el 8 por ciento de esta población enfrenta las mismas condiciones de pobreza extrema de Gerardino. Un drama que se suma a la larga lista de necesidades por resolver entre la población más vulnerable, llámense viejos, desplazados, mujeres, jóvenes o, como lo hemos visto recientemente, habitantes de la calle.

En la Administración aseguran que personas como Gerardino reciben un sustento mensual, lo cual se abona pero no resuelve el asunto de fondo para ellos: la falta de políticas que los conviertan, más que en receptores de ayudas, en seres útiles para la sociedad, con trabajos dignos y condiciones de vida ídem para los suyos.

Si convertirse en adulto mayor representa un nuevo estado en la vida de cualquiera, hacerlo en condiciones de precariedad, abandono o con responsabilidades como el sostenimiento de más personas ocasiona un drama humano que la sociedad no puede permitirse. Mucho menos cuando la población adulta viene en aumento y será superior a 1,1 millones en cuatro años, solo en Bogotá.

Una luz de esperanza es el Plan de Desarrollo de la Alcaldía, que contempla, junto con el Ministerio del Trabajo, partidas superiores a los 600.000 millones de pesos para atender casos como este y generar oportunidades laborales. Ojalá tales planes cobijaran a los grupos familiares, que reclaman una oportunidad para ayudar a sus agobiados adultos mayores.

editorial@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.