Colombia, el tercer país con más asesinatos de ambientalistas

Colombia, el tercer país con más asesinatos de ambientalistas

Se registraron 26 casos según la ONG Global Witness. En total fueron 185 casos en todo el mundo.

notitle
20 de junio 2016 , 09:34 a.m.

El 2015 fue el año con mayor número de asesinatos a ambientalistas con 185 muertes en 16 países, según la ONG Global Witness, que destacó que más de tres personas a la semana murieron asesinadas por defender su tierra, sus bosques y sus ríos frente a industrias destructivas.

Después de Brasil, con 50 muertes, y Filipinas, con 33, Colombia ocupa el tercer puesto con 26 asesinatos. Otros países como Honduras, Guatemala, Nicaragua y el Congo también se destacan en el listado.

Para nuestro país, la ONG internacional destaca en su reporte titulado ‘En terreno peligroso’, la afectación a grupos indígenas. “La reforma agraria y la restitución de la tierras son fundamentales para abordar las causas fundamentales de la violencia contra los defensores de la tierra y el medioambiente en Colombia. En la región del Cauca, por ejemplo, aunque algunos resguardos indígenas tienen cierto grado de autodeterminación, muy pocas de estas zonas gozan de reconocimiento oficial”, queda consignado en el documento.

Desde el 2002, Global Witness ha documentado un total de 1.176 casos y el año pasado el número de víctimas mortales aumentó de en un 59 por ciento respecto a 2014. “Estas cifras tan espantosas demuestran que los gobiernos cierran los ojos ante la espiral de violencia en contra de los defensores de la tierra y el medioambiente”.

Las muertes de los defensores ambientales se relacionaron en su mayoría con luchas en los sectores de minería e industrias extractivas con 42 casos y los índices más altos de este tipo de conflictos se dieron en Perú (11), Filipinas (11) y Colombia (7).

“Muchas de las quejas contra la minería se referían a la negativa de las empresas a consultar a las comunidades locales sobre proyectos que afectarían a su tierra y su entorno”, detalle el informe.

Las plantaciones agroindustriales a gran escala, la tala en áreas protegidas o territorios indígenas, la presión de las represas hidroeléctricas y proyectos de irrigación de agua son otros de los frentes que se relacionaron con los asesinatos.

“Uno de los factores subyacentes a todos los asesinatos fue la presión sobre la propiedad, el control o el uso de la tierra y muchas comunidades rurales se vieron sometidas a una violenta represión por parte de terratenientes y empresas con más poder que ellos”.

MEDIOAMBIENTE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.