ONU y Fedegán verificarán en conjunto restitución de tierras

ONU y Fedegán verificarán en conjunto restitución de tierras

Diseñan una metodología para visitar las regiones donde se realizan estos procesos.

notitle
19 de junio 2016 , 10:54 p.m.

En un hecho inédito, pero que puede marcar un punto de inflexión frente al duro debate que se ha generado en torno a la restitución de tierras a víctimas del conflicto, las Naciones Unidas y la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) coincidieron en recorrer de manera conjunta varias regiones del país para observar en terreno cómo avanzan estos procesos.

El primer paso para lograr este consenso lo dio Todd Howland, representante en Colombia de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, quien le envió una carta al presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, invitándolo a realizar estos recorridos y así observar en las zonas donde hay procesos de restitución en curso la forma como se vienen adelantando.

Quiero comunicarle mi disponibilidad para realizar unas visitas conjuntas y conversar con comunidades donde se han restituido sus tierras a personas que fueron víctimas de despojo a raíz del conflicto armado”, le dice Howland a Lafaurie en la misiva, la cual fue conocida por EL TIEMPO.

Y Lafaurie, quien le confirmó a este diario que responderá esta semana afirmativamente, aseguró que el siguiente paso es el diseño de una metodología conjunta para adelantar esos recorridos en terreno.

Hay que establecer la forma en la que deberíamos ir a las regiones, para que quienes no se sienten bien tratados por la ley le manifiesten a la ONU cuáles son sus preocupaciones”, precisó el directivo de Fedegán.

Esta iniciativa surgió debido al duro debate suscitado en torno a un eje clave del posconflicto: el retorno de campesinos a los terrenos que les fueron despojados por los grupos ilegales, el cual ha subido de tono por afirmaciones en contra y a favor de estos procesos.

Fedegán, por ejemplo, asegura que un factor generador de nueva violencia puede surgir de la forma como la norma “afecta” a los pequeños propietarios que adquirieron los terrenos de forma legal, pero a quienes se les revoca la propiedad del terreno porque son reclamados por víctimas del conflicto. Lafaurie, líder del gremio, dice que en muchas situaciones los actuales dueños no conocían los antecedentes de los predios.

Estas personas son llamadas “segundos ocupantes de buena fe”, lo que a juicio de Lafaurie “es una expresión que vulnera los derechos de quienes adquirieron una propiedad de forma legal”.

Reconozco que la ley tiene una buena intención para quitarles la tierra a los violentos, pero está generando nuevos despojos por parte del Estado”, enfatizó el dirigente ganadero.

Esta situación tampoco es ajena para Naciones Unidas. De hecho, según la misiva de Howland, ya ha sido abordada en informes sobre el proceso realizados por la organización, pero no puede llevarse al punto de que se busque desprestigiar todo el proceso de restitución de tierras por casos particulares que se deben revisar.

Le confirmo mi interés para también visitar comunidades de campesinos segundos ocupantes de buena fe, que tengan posesión de predios de pequeña extensión reclamados en restitución, sin haber sido partícipes ni haberse beneficiado del despojo de tierras”, precisa el delegado de la ONU en la misiva a Fedegán.

Así las cosas, y ante posturas que en gran medida son antagónicas, es un hecho cargado de significado político que las cabezas de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU y de Fedegán acepten recorrer juntos varias regiones para revisar estos casos. Algunos de estos se presentan en Urabá, Magdalena, Meta, además de zonas de Santander, entre otras.

Lafaurie, además, ha sido un caracterizado crítico de varias de las medidas que se toman en torno al proceso de paz con las Farc, coincidiendo en muchos aspectos con el expresidente y senador Álvaro Uribe, el más férreo crítico del presidente Juan Manuel Santos.

Por eso no es de poca monta que haya decidido aceptar la invitación de Howland –defensor de la salida negociada al conflicto armado–, y que admitiera diseñar la agenda de recorridos que se harán después del 18 de julio próximo.

El delegado de la ONU, incluso, ha denunciado una campaña de desprestigio contra la restitución de tierras, por lo que su acercamiento al líder de Fedegán abre la puerta para que el debate baje los decibeles y se encuentren puntos de acuerdo para mejorar lo que se viene haciendo en este campo. Santos es partidario de que esto se dé.

DANIEL VALERO
Redacción Política
En Twitter: @DanielValeroR

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.