David González volvió al Medellín para salir campeón

David González volvió al Medellín para salir campeón

El arquero fue fundamental para el sexto título del 'poderoso' con su liderazgo y atajadas.

notitle
19 de junio 2016 , 08:21 p. m.

El pasado 12 de junio, David González cumplió 200 partidos en el Deportivo Independiente Medellín y los celebró extendiendo su leyenda en el arco rojo: en la definición por penaltis frente a Cortuluá, atajó dos y marcó el suyo, para que la escuadra de Leonel Álvarez clasificara a la final de la Liga I-2016.

Y este domingo, en su querida casa, el Atanasio Girardot, González Giraldo volvió a ser héroe, volvió a abrazarse con sus compañeros para festejar un título, volvió a sentirse parte esencial del ‘poderoso’ campeón. Dos intervenciones suyas fueron suficientes para darle tranquilidad a los defensas.

A él lo definen el fútbol y su familia: el tiempo libre lo pasa con su esposa, Cara, y sus hijos, Sofía, Matías y Olivia. Su casa es como una gran guardería en la que hace las veces de profesor y le colabora a su mujer.

"No veo televisión, no leo prensa y no escucho radio. Vivo como en una burbuja y así vivo muy rico. En mi filosofía de vida no tienen entrada y no es porque piense que van a hablar bien o mal; simplemente no existen en mi rutina y es muy bueno porque estoy libre de presiones", manifestó.

El cancerbero es considerado un referente para los seguidores del conjunto antioqueño. En el 2002 y con tan solo 20 años, se quedó con el puesto de titular por encima de Agustín Julio e hizo parte de la consagración del DIM contra el Deportivo Pasto, después de 45 años de sequía.

En el 2004 volvió a levantar el trofeo, esa vez frente a Atlético Nacional en la recordada final paisa. En el 2006, dejó su casa y pasó por ocho equipos diferentes, pero siempre tuvo claro que quería regresar y así fue en el 2015.

Aunque era el suplente del paraguayo Antony Silva, se fue ganando la confianza del director técnico y se consolidó como el dueño del pórtico, para alegría de los aficionados y de él mismo.

"Me sentaba a pensar que para uno ser ídolo de una institución, tiene que actuar como si no lo fuera. Hay que ganar y corroborar el nombre día a día, partido a partido”, dijo González en su momento.

Dentro y fuera de la cancha, David hizo su aporte para que llegara la sexta estrella para el 'rey de corazones', después de tres intentos fallidos, frente a Millonarios, Independiente Santa Fe y Deportivo Cali.

Junto a Mauricio Molina, estaba llamado a arropar a los más jóvenes y guiar el barco del 'poderoso' y lo logró: acabó el torneo con solo 23 goles en contra en 26 presentaciones en el semestre.

A sus 33 años y con contrato hasta diciembre de 2017, González sigue demostrando que tiene nivel para defender los colores que lleva en el corazón y que porta con orgullo. "Me quiero quedar siempre en el Medellín", afirmó y con sus actuaciones, ya está en la memoria de miles de hinchas.

Redacción Futbolred

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.