Los alienígenas quieren reconquistar la Tierra

Los alienígenas quieren reconquistar la Tierra

Se estrena 'El día de la independencia: Contraataque' y espera repetir el éxito de su antecesora.

notitle
19 de junio 2016 , 01:21 a. m.

“Soy como el adolescente más viejo de Alemania, el único que tiene canas y se ve como viejo, pero sigo siendo el mismo”, dice el realizador alemán Roland Emmerich, quien se ha dedicado la mayor parte de su carrera a destruir el mundo en sus películas.

Ahora, el artífice de filmes como ‘Godzilla’, ‘2012’, ‘El día después de mañana’, regresa con la segunda parte de una de las producciones más exitosas de su ruidosa carrera: ‘El día de la independencia’.

El nuevo capítulo de esta producción, que en 1996 impactó en las taquillas de todo el mundo al contar la manera como los estadounidenses enfrentaban una brutal invasión alienígena, se centra ahora en el trabajo de defensa de la humanidad, que aprendió del primer ataque, para enfrentar un nuevo riesgo de intervención. Protagonizada por Liam Hemsworth, Jeff Goldblum, Charlotte Gainsbourg, Vivica A. Fox, Bill Pullman, Judd Hirsch, Jessie Usher y Joey King –en esta ocasión no contaron con Will Smith, que se robó el show en el primer filme–, pretende no solo repetir el éxito, sino afrontar el reto de ser una cinta de desastres en un presente en el que ese género ha sido revalidado por otras megaproducciones como ‘Los vengadores’ o ‘Star Wars: el despertar de la fuerza’.

“Para regresar a ‘El día de la independencia: Contraataque’, dejé muy claro que necesitas un presupuesto de efectos visuales mucho más grande que en la primera, porque era una época diferente. En 1996 teníamos 400-450 tomas de efectos visuales y eso era enorme. Ahora en la época de Marvel y todas estas películas, tienes 2.000 más o menos o no puedes competir”, explica el realizador.

La idea de asumir de nuevo la dirección de una segunda parte de esta saga (de la que ya se anuncia la posibilidad de una tercera entrega) estuvo en la cabeza de Emmerich desde hacía mucho tiempo.

A pesar del éxito de la taquilla y algunas reacciones en contra de la crítica más purista, él siempre imaginó que podría revivir la saga con un mejor desarrollo visual.

“En la original, me decepcioné un poco con los alienígenas, porque teníamos que trabajar con figuras de palo y marionetas y se veía un poco raro (...) Ahora que regresé a esto dije: ‘Dios mío’... Hoy podemos hacer cosas mucho mejores. Algunos todavía son muy nostálgicos con todo lo de los modelos, pero yo no, en realidad. ¡Ya no tengo que hacer eso y me siento aliviado! Ahora estoy muy relajado, diciendo, bueno, tomemos un poco de aquí y un poco de allá. Hagamos una nueva y mejor simulación”, explica emocionado.

La trama retoma, en esencia, el poderío estadounidense contra un enemigo brutal y expone a su vez ese mensaje de que al trabajar juntos los humanos pueden asumir cualquier reto. De alguna manera, ‘El día de la independencia: Contraataque’ reviste también una especie de reto personal para un realizador que se hizo famoso por sus excesos.

“Siempre encuentras tu propio tono o género. No soy particularmente fanático de las películas de superhéroe o de cómics, porque crecí en Alemania y no tenía eso. Así que de una forma rara tuve que inventar mi propio género, que es la ciencia ficción combinada con el desastre, y siempre trato de mezclarlo un poco. En cada una de estas películas puedes tener un aspecto diferente, como con ‘El día después de mañana’, donde era el cambio climático y cómo podría afectar nuestras vidas. Y ‘2012’ es como una nueva versión del ‘Arca de Noé’ de forma moderna, y hay probablemente otras 10 o 20 películas que podría hacer y que solo reflejarían un aspecto y el género de la película de desastre, pero también es más que eso. Así que de cierta forma me alegra mucho hacer estas cosas porque es lo que me interesa”.

Para él, más allá de la intención primaria y fuertemente patriótica que ofrece la producción, hay un elemento de cohesión generalizado que se puede analizar con cierta profundidad.

“La película tiene un mensaje de unidad para un mundo muy dividido, el cual puede que no tenga conflictos importantes pero sí muchos pequeños. En realidad es impresionante lo fracturado que sigue estando”, explica.

Para Emmerich, se trata de mostrar que si toda la gente se uniera en una causa común, se lograrían cambios importantes.

“Cuando eres de la generación más vieja y le dices a los más jóvenes que si trabajan muy duro y se entrenan bien, los puedes vencer (refiriéndose a los extraterrestres), pero luego llegan y casi no tienes posibilidades; eso genera una extraña responsabilidad. Hay un diálogo entre Jeff Goldblum y Bill Pullman donde hablan sobre eso. Ellos dicen, “No podemos darnos por vencidos, porque si nos damos por vencidos, ¿qué va a pensar de nosotros la generación más joven?”.

“Eso salió un poco de la idea de que acabo de cumplir 60 años, así que ya soy de la generación más vieja. Y Jeff también. ¡No nos sentimos viejos, pero lo estamos! Eso significa que piensas a dónde vas y qué vas a dejar (...) la película refleja eso mucho”.

La receta del guion

Para los guionistas Nicolas Wright y James A. Woods estaba claro que en esta nueva aventura debían capturar el humor con un cierto tono inocente que exploró la primera cinta. “Ahora muchas películas han implementado ese elemento de comedia, pero nosotros mezclamos mucha acción intensa enfatizada con humor y después resaltada con emotividad”, explicó Wright en una entrevista.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.