¡De pie!: Colombia eliminó a la Perú del gol con la mano

¡De pie!: Colombia eliminó a la Perú del gol con la mano

David Ospina, figura del partido que tiene a la Selección en semifinales de la Copa América.

notitle
17 de junio 2016 , 09:00 p.m.

Las lágrimas de James Rodríguez. El ánimo de David Ospina a sus rivales, que complicaron más de la cuenta la clasificación. La sonrisa de José Pékerman abrazando uno por uno a sus jugadores después de esta sufrida y larga noche de East Rutherford, en la que Colombia, tras 94 minutos y ocho cobros desde el punto de penalti, logró meterse entre los cuatro mejores de la Copa América por primera vez desde 2004, luego de un 0-0 y un 4-2 en el desempate.

Está escrito: siempre que la Selección se enfrenta a la Perú de Ricardo Gareca pone a prueba el corazón de 44 millones de colombianos. Le pasó hace un año, en la Copa América de Chile, en aquél 0-0 de Temuco que lo puso a depender de otro resultado para clasificar a los cuartos de final. O en el amistoso de septiembre del año pasado, cuando una patada de Carlos Zambrano sacó de las canchas dos meses a James Rodríguez. Y también en la eliminatoria, en el primer partido de la ruta hacia Rusia 2018, cuando se logró un 2-0 en Barranquilla que resultó largo para lo sufrido que fue el juego. Sea como sea, Pékerman no ha perdido con los peruanos. Van seis juegos.

No fue un gran partido. El primer tiempo era como para sentarse a escribir la crónica con las canilleras puestas. Colombia, que reforzó la marca con la entrada de Carlos Sánchez en lugar de Sebastián Pérez, cayó en el juego de los peruanos, que le apostaron a raspar, a armar dos líneas de cuatro y a cerrar espacios. (En fotos: La alegría de la clasificación de Colombia a semifinales)

El partido se jugaba en 40 metros, se pegaba más de lo que se jugaba (hubo 19 faltas, 11 de los peruanos y 8 de los colombianos, en los primeros 45 minutos) y los editores de televisión que prepararon el resumen del primer tiempo tuvieron que apelar a algunas aproximaciones para tener con qué llenar los espacios, porque ninguno de los dos equipos hizo un remate al arco en la primera etapa.

Colombia estuvo un poco más cerca: a los dos minutos Carlos Bacca corrió por la derecha y metió un tiro que se desvió antes de que el portero Gallese le metiera la mano a la pelota. Y a los 21, un remate desde afuera del área de James Rodríguez se estrelló en la base del poste de la mano izquierda de Gallese. En el rebote, Bacca le pegó casi sin ángulo y la tiró afuera.

El único susto en el arco colombiano fue un centro de Miguel Trauco que el portero David Ospina terminó rechazando con los puños. De resto, las emociones estuvieron más cercanas a la lucha libre que al fútbol: golpes, caídas espectaculares... (Lea: David, el héroe; Sánchez, enorme: dos que sí brillaron en Colombia)

En el segundo tiempo, Perú bajó un poco el ritmo y la presión. Pero el juego fue pobre, sin que ninguno de los dos equipos supiera qué hacer con la pelota. Colombia no tuvo pausa ni manejo, y quiso resolver jugando en largo, sin éxito. Los peruanos apostaron a algo parecido, también sin encontrar soluciones ofensivas.

Colombia le apostó 75 minutos a la misma fórmula y a la misma nómina. Apenas para los últimos 15 intentó cambiar en algo la historia del partido: entraron Dayro Moreno y Sebastián Pérez. Salieron Edwin Cardona y Daniel Torres. Pero no había cómo.

Al final, Colombia perdió por lesión a Farid Díaz. Tuvo que entrar de emergencia Frank Fabra. Y el lateral de Boca Juniors, parado en la raya, fue testigo excepcional de la única opción de gol del segundo tiempo y la más clara del partido, en el tiempo de reposición: un cabezazo de Christian Ramos que salvó espectacularmente Ospina. Fue la atajada del partido.

Corazón a prueba

El arco sur del MetLife Stadium fue el escenario del segundo electrocardiograma para los hinchas de ambas selecciones. Allí decidió el árbitro Patricio Loustau, de floja actuación en lo disciplinario, que se patearan los cobros desde el punto de penalti. Colombia ganó el sorteo y de entrada pateó el mejor del equipo. James Rodríguez cobró fuerte y abajo para desubicar a Pedro Gallese. Raúl Ruidíaz, el autor del polémico gol con la mano que eliminó a Brasil y clasificó a los peruanos, que entró en el segundo tiempo, fue el primero de su equipo en cobrar. Le pegó duro y arriba. 1-1. Y luego fue el turno de Juan Guillermo Cuadrado, cuyo cobro fue casi una fotocopia del de James. Ventaja para Colombia. Renato Tapia empató la serie con un disparo similar al de los dos colombianos. Y después Dayro Moreno la tiró al centro del arco.

Miguel Trauco fue el tercer peruano en cobrar. La pelota fue al centro y Ospina la sacó. Con el pie, no con la mano. Sebastián Pérez aseguró al centro para el 4-2 y Christian Cueva la mandó por encima del arco. Ahí llegaron las lágrimas de James, el abrazo de Ospina a los peruanos, la sonrisa de Pékerman y después, el encuentro entre el DT y su capitán, para luego hacer un círculo en el centro del campo y comenzar el festejo. Porque Colombia sufrió, pero logró el objetivo. ¡Que venga la semifinal!

Así fue la serie de penales entre Colombia y Perú:

James Rodríguez (Colombia) gol
Raúl Ruidíaz (Perú) gol
Juan Cuadrado (Colombia) gol
Renato Tapia (Perú) gol
Dayro Moreno (Colombia) gol
Miguel Trauco (Perú) atajó David Ospina
Sebastián Pérez (Colombia) gol
Christian Cueva (Perú) desviado

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de Deportes
@josasc

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.