Los caminos que le cambiaron la cara a Bogotá

Los caminos que le cambiaron la cara a Bogotá

Las calles del centro, la 7.ª, La Alameda y la Caracas, algunas de las primeras vías pavimentadas.

notitle
17 de junio 2016 , 06:20 p.m.

Calles empedradas, sobre todo las que iban de oriente a occidente –con canales superficiales para las aguas negras– eran las que ‘movían’ la Bogotá de antaño, cuando se podía cruzar la ciudad caminando.

Solo después de 1903, con el arribo de un Cadillac traído a la ciudad el fotógrafo Ernesto Duperly y tras la llegada de otros tantos carros, se inició el desarrollo de infraestructura vial en pavimento, dando paso a lo que se conoce 113 años después.

Así lo aseguran Alfredo Barón, historiador del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC), y el ingeniero Cipriano Londoño, quienes contaron que luego del arribo del primer automóvil a Bogotá se inició el desarrollo vial, el cual arrancó en forma en 1905, cuando –durante la dictadura de Rafael Reyes– se creó el Ministerio de Obras Públicas (MOP) para direccionar las vías nacionales, las líneas férreas y la canalización de los ríos.

Sin embargo, antes de la llegada de ese primer Cadillac, que tal vez partió la historia de las vías en la capital en dos, otros tramos ya habían sido habilitados y podrían considerarse como los primeros pavimentos en Colombia, situados en las calles del centro de Bogotá y en la plaza de Bolívar entre 1890 y 1893.

“Pero la poca técnica empleada en la obtención del asfalto, la falta de fundación del pavimento, el uso de cascajo en lugar de arena, entre otras circunstancias, provocaron inconformidad con las obras”, según el ingeniero Londoño.

En Bogotá, la carrera séptima, conocida como Camino Real o Alberto Lleras Camargo, que, además de ser uno de los tramos a partir de los cuales se construyó la capital, fue una de las primeras en pavimentarse. Unos cinco kilómetros de vía, entre San Diego y la avenida Chile, fueron adecuados con material asfáltico; una época para la que la importación de vehículos ya superaba los 13.246, según el documento del ingeniero Cipriano Londoño.

Tras las décadas de los 30, 40 y 50 hasta el día de hoy se inició la construcción de grandes avenidas como la autopista Norte, Las Américas y la continuación de la carrera séptima, entre otras. Algunas se construyeron a partir de pequeños pasajes, como sucedió con la Alberto Lleras Camargo, que es una avenida colonial cuya ejecución se inició con un tramo corto y luego se fue extendiendo.

En este especial, EL TIEMPO ZONA le cuenta cuáles fueron algunas de esas primeras vías pavimentadas en Bogotá, que marcaron los primeros trazados viales al servicio vehicular.

El primer pavimento en el centro

El centro de la ciudad, cuna de los rolos desde épocas remotas, sin duda fue también el escenario de construcción de las primeras vías en la capital.

Avenida Jiménez con carrera séptima en 1950. Foto: Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

El primer pavimento, según el ingeniero Cipriano Londoño, se construyó en la plaza de Bolívar, en el centro, entre 1890 y 1893. Pero por la poca “técnica para la obtención del asfalto, la falta de correcta distribución del pavimento y el uso de cascajo en vez de arena, entre otras, hubo inconformidad”.

Avenida Jiménez con carrera séptima en 2016. Foto: Carolina Delgado / EL TIEMPO ZONA

Alfredo Barón, historiador del IDPC, relató que algunas de esas primeras calles pavimentadas pudieron haber sido la 10.ª y la 11. “El tranvía que iba por la séptima desviaba en la calle 10.ª hacia la plaza España”, indicó. Otra de esas primeras vías fue la Jiménez, que se hizo tras la canalización de un tramo entre las carreras octava y sexta. “Ese cruce se tuvo que construir de una vez en pavimento”, dijo.

Según Barón, el espacio entre la Caracas y la estación de la Sabana fue otra importante avenida: el Paseo Colón.

Del ferrocarril a las grandes avenidas

Conocida como avenida Caracas o carrera 14, esta es una de las vías más antiguas de la ciudad. Fue diseñada por Pedro Nel Gómez, comunicaba a la capital con Chapinero y llegaba a los municipios del norte de la sabana de Bogotá.

Avenida Caracas con calle 13 en 1964. Foto: Archivo EL TIEMPO

El trayecto original de esta avenida estaba trazado desde 1890. La vía reemplazaría la línea del ferrocarril del norte, el cual pasaba por el parque de la Independencia.

La Caracas la construyeron hacia los años 30. Fue una intervención que hizo un arquitecto urbanista que se llamó Karl Bruner; él hizo el trazado de la vía. Se eliminó el ferrocarril y se construyó la Caracas. Eran tiempos más modernos y se construían avenidas”, dijo Alfredo Barón.

Avenida Caracas con calle 19 en 2016. Foto: Carolina Delgado / EL TIEMPO ZONA

Su nombre, otorgado en 1932, les rinde un homenaje a los libertadores y próceres venezolanos.

Calle Real de los años 30, una de las vías que dieron paso a la expansión

La hoy nombrada avenida Alberto Lleras Camargo es considerada por ingenieros e historiadores una de las principales vías.

Carrera Séptima, frente al parque Santander en 1952.  Foto: Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

La Lleras, más conocida como carrera séptima, es una avenida colonial que recibía el nombre de Calle Real y fue construida en distintos periodos, pero sus inicios se remontan hacia 1929, cuando “el Ministerio de Obras Públicas pavimentó 5 kilómetros de la vía entre San Diego y la avenida Chile”, según el ingeniero civil Cipriano Londoño.

Carrera Séptima, frente al parque Santander en 2016. Foto: Carolina Delgado / EL TIEMPO ZONA

Según Barón, la séptima hace parte de la lista de vías que permitieron la expansión de Bogotá en medio del auge urbanístico de los años 30. “Todo esto ocurrió cuando el presidente Enrique Olaya Herrera trajo al país al arquitecto vienés Karl Brunner para que trazara el plan regulador de la capital”, concluye Barón.

La Alameda, el sendero español que atravesaba la ciudad

Antes de que los nombres coloniales de las calles se reemplazaran por nombres republicanos, lo que hoy es la carrera 13 se conocía como la avenida Boyacá, cuyo recorrido iba de San Victorino a la calle 26; esta también se identificaba como La Alameda.

Carrera 13, desde la plaza de San Victorino en 1930. Foto: @BogotaAntigua en Twitter

En 1913 fue de las primeras vías que se pavimentaron, y su historia se remonta al virreinato.

“Se llamaba así porque, cuando aún estaban los españoles aquí en la capital, mandaron a hacer una especie de paseo público o bulevar en este lugar y –como en esta época Bogotá no tenía zonas verdes ni parques–, montaron este espacio que se supone que tenía álamos y por eso quedó nombrada así”, relató el historiador.

Carrera 13 con calle 19 en 2016. Foto: Carolina Delgado / EL TIEMPO ZONA

La avenida La Alameda era el paso entre la plaza de San Victorino y la iglesia de San Diego.

A principios del siglo XX, su nombre fue reemplazado por el de carrera 13, como hoy es conocida y denominada.

EL TIEMPO ZONA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.