'Debate sobre las armas debe cambiar': Barack Obama

'Debate sobre las armas debe cambiar': Barack Obama

El mandatario les dijo a los familiares de las víctimas que sus historias eran 'una inspiración'.

notitle
16 de junio 2016 , 08:04 p. m.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este jueves que el debate sobre las armas “tiene que cambiar”, e instó al Congreso a “hacer lo correcto” y aprobar medidas para evitar que los terroristas puedan comprar legalmente en el país “armas extraordinariamente peligrosas”. (Lea también: Los rostros de las víctimas de la masacre en Orlando)

“Una vez más he abrazado a familias de luto y me han preguntado por qué esto sigue ocurriendo. No les importan los aspectos políticos, y a mí tampoco. Este debate (sobre las armas) tiene que cambiar”, aseguró en un pronunciamiento tras la reunión que sostuvo ayer con familiares de las víctimas del tiroteo del domingo pasado en Orlando.

Tras este encuentro mantenido en el estadio Amway Center, de la misma ciudad, Obama declaró a periodistas que sus historias han “inspirado a la nación”, y llamó a “acabar la discriminación y la violencia contra la comunidad LGTB” afectada por la masacre.

“Estas familias podrían ser las nuestras. De hecho, son nuestra familia, parte de la familia estadounidense. Hoy (jueves) les dije que nuestro corazón también está roto”, afirmó el mandatario.

Durante su estadía en Orlando, Obama habló en primera instancia con los policías, agentes de seguridad y equipos de emergencia que respondieron al tiroteo y, acto seguido, se encontró con familiares de las 49 víctimas mortales de la matanza, así como con algunos supervivientes del suceso. (Además: Por ahora, nadie será inculpado por masacre en bar gay de Orlando)

A continuación, Obama y el vicepresidente, Joseph Biden, depositaron sendos ramos con 49 rosas blancas, una por cada fallecido en el tiroteo, ante el edificio Doctor Philips, de Orlando, donde el lunes hubo una ceremonia en honor de las víctimas y decenas de personas han depositado fotografías, globos y mensajes de apoyo. “Hace cuatro días, esta comunidad se vio sacudida por un acto malvado y lleno de odio”, pero hoy “sobre todo hay amor”, afirmó el jefe de Estado.

Aunque la pena que sienten las familias afectadas “es indescriptible”, según Obama, sus historias han “inspirado a la nación”, especialmente las de aquellos que arriesgaron sus vidas para salvar a otros, y después de la masacre “lo mejor de la humanidad” ha salido a relucir.

Obama subrayó, además, que el tiroteo fue “un acto de terror, pero también un acto de odio” contra los homosexuales para los que la discoteca Pulse de Orlando era un lugar de “refugio, incluida tanta gente cuya familia era originaria de Puerto Rico”.

“Este fue un ataque contra la comunidad LGTB”, sentenció el presidente. “No se puede dividir el mundo en un ‘ellos contra nosotros’”, afirmó Obama al asegurar que discriminar en función de la orientación sexual “traiciona” el espíritu estadounidense. Obama llamó a “acabar la discriminación y violencia contra nuestros hermanos y hermanas de la comunidad LGTB” y dijo que este es el momento de “reflexionar sobre cómo nos tratamos los unos a los otros”.

Respecto a la cuestión de la restricción al acceso a las armas, Obama agregó que ese debate no puede quedarse en los “viejos puntos muertos políticos”, no cuando en las últimas grandes masacres del país “los instrumentos de muerte eran tan similares”: una “poderosa arma de asalto”.

“La noción de que la respuesta a esta tragedia sería asegurarnos de que más gente en una discoteca esté armada de forma similar al asesino es algo que desafía el sentido común. Los que defienden la fácil accesibilidad de armas de asalto deberían reunirse con estas familias y explicar por qué eso tiene sentido”, agregó. (Lea: ¿Qué pasa en la mente de un asesino como Omar Siddique Mateen?)

Obama valoró además que los líderes republicanos del Senado se hayan comprometido a celebrar una votación sobre dos propuestas demócratas centradas en endurecer el control de armas, algo que anunció la madrugada de este jueves el senador demócrata Chris Murphy tras una maniobra de filibusterismo de casi 15 horas de discurso.

Republicanos se comprometieron a votar propuestas para endurecer control sobre las armas.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.