'Bacrim' estarían detrás de ola de asesinatos en Cimitarra

'Bacrim' estarían detrás de ola de asesinatos en Cimitarra

En las últimas horas se elevó a siete el número de homicidios en la población santandereana.

notitle
14 de junio 2016 , 09:36 a. m.

Tras siete asesinatos en menos de dos meses y varias denuncias de la comunidad por los episodios violentos que este año han ocurrido en Cimitarra (Santander), las autoridades trasladaron al municipio del Magdalena Medio a 37 policías, entre los que se encuentran investigadores de la Sijín que tratarán de esclarecer los hechos que allí han alterado el orden público.

El desplazamiento de los uniformados a la población situada a 311 kilómetros al suroccidente de Bucaramanga corresponde a una decisión de la Secretaría del Interior de Santander y la Policía para mitigar las muertes intimidaciones y amenazas que, al parecer, habría originado la disputa territorial entre dos grupos de 'bacrim'.

El comandante de la Policía de Santander, el coronel Gustavo Franco, manifestó: “Desde el primer momento en que ocurrió el primer homicidio, un grupo especializado se dedica a esclarecer quiénes son los autores, los motivos y la situación que envuelven dichos sucesos”.

Franco aseguró que se trabaja para buscar en cada uno los homicidios patrones comunes que permitan inferir si los crímenes están relacionados entre sí.

Líderes del sector insistieron en que las muertes serían el resultado de una guerra que en la región estarían librando el ‘clan Úsuga’, con fuerte presencia en el cercano municipio de Puerto Berrío (Antioquia) y ‘los Botalones’, una banda criminal organizada que se creó tras la desmovilización del jefe paramilitar alias Botalón.

El coordinador del Observatorio de Paz Integral del Magdalena Medio, Santiago Camargo, indicó que manejan la hipótesis del enfrentamiento de estas organizaciones criminales y narró que la problemática es que “se sigue cultivando coca tanto en las partes de ladera de Cimitarra como en Landázuri, y se tiene conocimiento de que en la zona rural se está empezando a consumir y distribuir drogas a los campesinos, situación que no se veía anteriormente”.

Debido a la crítica situación, la Personería local convocó a un consejo de seguridad extraordinario a las utoridades locales. Al término del mismo, y después de visitar varias emisoras en las que la Alcaldía ofreció recompensa para quien suministre información sobre los victimarios, desconocidos –en señal de amenaza– enterraron una cruz de madera en un predio del personero Jorge Iván Atuesta.

Cimitarra, que pertenece a la región del río Carare, por orden de la Alcaldía permanece desde la semana en toque de queda, restricción de parrilleros en motocicletas y controles en los establecimientos públicos.

Esta localidad ha contado con la presencia de grupos armados al margen de la ley por su concentración de cultivos ilícitos y por ser considerado como un corredor de drogas en el Magdalena Medio.

BUCARAMANGA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.