Habitantes de Guasca retratan sus paisajes

Habitantes de Guasca retratan sus paisajes

Se trata de Mensajeros de Vida, un programa implementado por la fundación Art Collegium.

notitle
13 de junio 2016 , 10:25 p.m.

Siete años cumplió un proyecto cultural que busca el reconocimiento y cuidado de la riqueza ambiental de Guasca a través de la fotografía, y que trabaja con jóvenes de ese municipio.

Se trata de Mensajeros de Vida, un programa implementado por la fundación Art Collegium, que ha logrado más de 25 exposiciones en varios municipios y bibliotecas de Cundinamarca y Bogotá, con el fin de mostrar el trabajo de los jóvenes de Guasca.

“Hay chicos desde los 12 años, pero el grueso está entre los 16 y 24 años. Pienso que los artistas gritamos por los otros y es importante darles voto a los chicos”, explicó Claudia Ruiz, directora de la fundación.

Una de sus primeras estudiantes fue Daniela Olarte, de 17 años. En la actualidad estudia zootecnia y continúa viviendo en el municipio. A los 10 años ingresó a los talleres, que para esa fecha “se dictaban con las uñas”, recordó Claudia.

“Yo fui porque vivía en la finca de la directora de la fundación y en ese momento ella me contó la idea. Estaba muy pequeña y no sabía ni siquiera coger una cámara. Con el tiempo lo hice, y fue muy extraño porque no tenía claro todo lo que hay detrás de una buena foto. No es solamente tomarla; se debe tener el ojo muy desarrollado”, señaló Daniela.

Aseguró que no deja pasar ni un día sin capturar una imagen y que la fotografía le ayudó a redescubrir su municipio. “Fue un impacto gigantesco; sabía lo que tenía Guasca, sus sitios turísticos y demás, pero ahora lo volví a descubrir. Por ejemplo, hay muchas aves rapaces que no conocía, y eso me gusta porque uno lo puede transmitir”, indicó.

Otra fue la historia de Alejandra Acosta, una joven de 23 años que acudió al llamado de los talleres cuando estudiaba el bachillerato. “En el momento en que uno descubre la fotografía, todo lo ve diferente. Eso ayuda a mostrar al mundo lo que está al lado de uno”.

Señaló que Guasca es un paraíso y que gracias a la fotografía ha podido contribuir a eliminar estigmas sobre el VIH/sida, con un proyecto que trabajó allí.

“Retratamos junto a Juan Pablo Cortés a varias personas de otra fundación que viven con el VIH. Muchos piensan cosas malas de ellos, pero lo que descubrimos es que son personas llenas de vida”, contó Alejandra, quien también es auxiliar contable.

Para Claudia Ruiz, directora de Art Collegium, en la medida en que la fotografía les exige a los jóvenes reconocerse y conocer su municipio, “pueden ser mejores ciudadanos”.

Contó que además de trabajar muchas veces con las uñas por falta de recursos, también han tenido que convencer a los padres de algunos jóvenes de que la fotografía no es una pérdida de tiempo.

Uno de los proyectos que está liderando la fundación y en el que trabajan varios de sus estudiantes más antiguos es el de la creación de un libro que documente con fotografías la fauna y flora del municipio. “Queremos que vean todo lo que tiene este lugar”, concluyó Daniela Olarte. 

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.