Atacante del bar llamó y habló con el 911: Policía de Orlando

Atacante del bar llamó y habló con el 911: Policía de Orlando

En rueda de prensa con FBI y Fiscalía, dijo que se conoce de relación con el grupo Estado Islámico.

notitle
13 de junio 2016 , 07:05 a. m.

Este fin de semana se produjo la peor matanza de Estados Unidos con arma de fuego. Omar Mir Seddique Mateen, el  atacante en una discoteca gay llamada Pulse, en Orlando (EE. UU.),  y que dejó al menos 50 muertos, llamó al 911 luego de realizar los disparos.

Así lo señaló la Policía de Orlando en una rueda de prensa con el FBI y la Fiscalía, en la que además se indicó que hasta el momento son 49 el número de víctimas fatales, en la peor matanza en Estados Unidos con arma de fuego y el más cruento ataque desde los atentados del 11 de septiembre. (Lea también: 'A las 2 de la mañana comenzaron a disparar': testigo de masacre)

"Se hizo una llamada después de que disparó a las víctimas. Creemos que estaba en un baño con unos 45 rehenes, pero también había otro baño con unas 25 personas", dijo John Mina, jefe del Departamento de Policía de Orlando.

Agregó que cuando el atacante se comunicó con el 911 estaba "calmado": “Yo diría que él estaba calmado cuando realizó las llamadas al 911 (…). Tuvimos negociadores de crisis que recabaron toda la información posible (...) y que hablaron con el sospechoso. Hicimos lo que pudimos para tratar de solucionar la situación".

En las declaraciones también mencionó que las autoridades decidieron ingresar a la discoteca porque existía información sobre amenaza de explosivos dentro del lugar. (Además: Identifican a primeras 24 victimas de la masacre en Orlando, Estados Unidos)

Sabiendo que la vida de más personas estaba en peligro tomamos la decisión de entrar a pesar de los heridos. Fue una decisión difícil, pero nuestra prioridad era salvar el mayor número de vidas”, indicó. (Lea también: La de Orlando es la peor masacre en la historia de EE. UU.)

Ante las preguntas sobre si el atacante tenía relación con el grupo Estado Islámico, indicó que se conoce de esta información: “Hay una relación con el Estado Islámico, eso es lo que se sabe, pero no si reía mientras realizaba el informe. No se sabe con exactitud qué le dijo al 911, eso es parte de la investigación del FBI”, dijo.

El grupo yihadista reivindicó el lunes el atentado cometido por Mateen, a quien llamó "un soldado del califato". Además de los 49 muertos, más de 50 personas resultaron heridas en el tiroteo, algunas en estado grave, por lo que se prevé que el número de víctimas mortales pueda incrementarse.

Operación de rescate no 'fue una decisión fácil'

Según el reporte entregado a primera hora del lunes por las autoridades, "el peligro inminente de nuevas muertes llevó a la Policía a entrar en la discoteca gay" y a hacer el asalto para controlar la situación. 

El agente señaló que sus negociadores hablaron con Mateen y que mientras mantuvieron estas conversaciones parecía "tranquilo" y no se produjeron disparos, pero que en un momento dado el sospechoso habló de que tenía "explosivos".

"Creíamos que eran inminentes más pérdidas de vidas, porque en un momento se habló de explosivos y por eso tomé la decisión de iniciar la operación de rescate", dijo Mina, en rueda de prensa.

Durante estas conversaciones telefónicas, explicó el agente, el sospechoso juró lealtad al grupo islámico y trató de negociar. La policía entró al lugar usando explosivos y rompiendo la pared con un carro blindado conocido como BearCat. (Además: 'Es un ataque de terror y de odio': Barack Obama)

Sin revelar muchos detalles debido a que la investigación sigue abierta, Mina indicó que gracias a las conversaciones telefónicas pudieron saber que Mateen se refugió en uno de los baños de la discoteca.

Mientras estaba en el baño, la Policía pudo rescatar a varias personas que estaban retenidas, indicó. La Policía desmintió en las redes sociales los "infundados" rumores de que hubiese más de un sospechoso en el local y aseguró que el único asesino, Omar Mateen, "está muerto".

'Hacia las 2 de la mañana alguien empezó a disparar'

Una noche de fiesta, conocida como 'La Noche Latina', y que cerraba una jornada de festivales gais en todo Estados Unidos, se transformó en masacre cuando Mateen abrió fuego con un arma automática en el bar Pulse.

Hacia las 2 de la mañana, alguien comenzó a disparar. La gente se tiró al suelo”, contó uno de los clientes del club, Ricardo Negron, a 'Sky News'. El testigo dijo haber escuchado “continuos disparos” durante casi un minuto, aunque le pareció mucho más.

La situación se transformó en una toma de rehenes que duró tres horas. Después, la Policía de élite intervino en el lugar, sin que haya quedado claro cómo murieron las víctimas ni el atacante.

Se trata del segundo ataque en la ciudad en poco más de 24 horas, luego del asesinato el viernes de la cantante Christina Grimmie, exconcursante del programa ‘The Voice’, por un hombre de 27 años identificado como Kevin James Loibl, quien la atacó al término de un concierto y luego se suicidó. El teatro donde Grimmie fue asesinada está a 6 kilómetros de la discoteca Pulse.

Las autoridades ya han identificado a algunas de las víctimas mortales de la matanza, entre las cuales predominaban hispanos.

Seddique Mateen, padre del autor de la matanza de Orlando, expresó su "tristeza" en un video publicado el lunes en su página de Facebook y afirmó que le corresponde "a Dios juzgar a los homosexuales".

"Le corresponde a Dios juzgar a los homosexuales por sus actos, no a sus servidores. Estoy entristecido por esta noticia. Que Dios guíe a la juventud y le permita seguir el verdadero islam", declaró Seddique Mateen, vestido con traje oscuro y corbata roja y negra, en idioma dari, uno de los dos oficiales de Afganistán, frente a una bandera afgana. (Lea también: Estado Islámico se atribuye la masacre en Orlando, EE. UU.)

La exesposa de Mateen, quien pidió no ser identificada para resguardar su seguridad, también habló sobre el hombre y dijo que era una persona muy "retraída" y que tenía comportamientos ''bipolares''.

Por ahora, el FBI y las autoridades locales de Orlando avanzan en la investigación sobre esta matanza, que pone nuevamente en debate la libertad para adquirir un arma en Estados Unidos.

ELTIEMPO.COM*
Con AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.