El impuesto a los licores

El impuesto a los licores

El Gobierno debería abandonar esta iniciativa e incluir este impuesto en la reforma tributaria.

11 de junio 2016 , 08:42 p.m.

Quisiera felicitarle por su editorial titulado ‘Para evitar el guayabo’, de impecable factura técnica y sentido mensaje político. Sin embargo, como negociador en la OMC (1989-1994) y de los TLC de Colombia (2003-2011), considero pertinente anotar que ninguno de los acuerdos comerciales de nuestro país: 1) prescribe la eliminación del monopolio rentístico de licores consagrado en el Artículo 336 de la Constitución Nacional, por cierto anterior y prevalente sobre todos nuestros convenios comerciales; 2) exige la promulgación de un régimen propio de licores. En particular, lo convenido en los TLC se circunscribe a la armonización de los tributos aplicables por igual a licores nacionales e importados, nada más.

El proyecto de ley de origen gubernamental, que fija el régimen propio del monopolio rentístico de licores y modifica su impuesto al consumo, desconoce la Constitución Nacional al eliminar la esencia misma del monopolio rentístico en las etapas de producción, introducción, comercialización y distribución de licores en Colombia, fases enmarcadas en la restricción e incluso la exclusión de los derechos de libertad de empresa e iniciativa privada. El Gobierno Nacional haría bien en abandonar prontamente esta iniciativa e incluir la armonización de los impuestos a los licores en la próxima reforma tributaria estructural para cumplir, así, con lo pactado a nivel internacional.

Andrés Espinosa Fenwarth
Bogotá

Planes para el ‘Bronx’

Señor Director:

Acerca de ‘Qué hacer con el ‘Bronx’ ’, lo clave es no dejarlo rehacer, destapar las otras ollas, sanear el sector, perseguir a un grupo de delincuentes que asaltan todos los días por allí e ir hasta los reducidores, que son igual de criminales. Y, claro, como se ha dicho tanto, proteger y recuperar a los drogadictos, empezando por los niños. Sería maravilloso que este barrio, como arriba de la 10.ª, sea una zona moderna de vivienda, con centro comercial, parques, vías. Es un entorno estratégico, vecino de los poderes, del centro. Un plan de recuperación urbana, en el que participe la empresa privada, pude ser la gran solución.

Dagoberto Castaño Paredes

Otras bogotanadas

Señor Director:

Además de las bogotanadas enumeradas por EL TIEMPO, existen otras que merecerían una urgente terapia de la cultura ciudadana mockusiana: utilizar la bicicleta y la moto sobre el andén; meterse a las malas en los ascensores, sin esperar a que salgan los de adentro; depositar las heces de la mascota frente a la casa del vecino, hacer fiestas con los parlantes en el jardín; botar el ripio, los muebles y sanitarios viejos en el espacio público, hacer el mercado de plaza en las ventas ambulantes, pintarrajear los espaldares de los asientos, meter el vaso desechable en los resquicios de las paredes, tutear a todo el mundo... En fin, bogotanadas -por supuesto- de la Tenaz Suramericana.

Sulia Alfonso

________________________________________________________

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com, @OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.