San Andrés abrió sus puertas al campeonato de Apnea

San Andrés abrió sus puertas al campeonato de Apnea

Por segundo año consecutivo las aguas que rodean la isla fueron el escenario de este evento.

notitle
11 de junio 2016 , 03:58 a. m.

En Colombia no es muy común escuchar hablar de la apnea como deporte extremo, ni es común que se realice un mundial de esta disciplina en aguas nacionales. Sin embargo, por segundo año consecutivo la isla de San Andrés fue el destino escogido por Walid Boudhiaf para organizar la competencia que le da energía a su vida. (Lea: La historia de Sofía Gómez, una deportista que toca fondo)

Boudhiaf, un ingeniero de sistemas francés de 37 años, que se enamoró de las islas gracias a su riqueza cultural, a su reserva marina y, por supuesto, a sus –ya renombrados– siete colores, se quedó en el país hace 12 años para iniciar su preparación como apneísta profesional y hacer de esta su casa, consiguiendo el tercer lugar a nivel mundial en su categoría.

Él, en compañía de residentes que bucean desde su infancia en las aguas del Caribe, han buscado el apoyo de diversas organizaciones y del Gobierno para realizar el Nirvana Oceanquest Freediving Competition, que acoge a buzos de nueve países para que pongan a prueba su capacidad pulmonar, mental y deportiva al descender en la profundidad del mar.

Además, de contar con la presencia y apoyo de la presidenta de la Asociación internacional para el desarrollo de la Apnea (AIDA), Carla Hason, para que sea participe de las prácticas.

Durante seis días los competidores, divididos en tres categorías, iniciaron el descenso más peligroso de sus vidas, intentando superar el record con el que se inscribieron y buscando la presea que acredita su participación.

En esta versión la mayor marca conseguida por un deportista –en la categoría ‘Free inmersion’ sin aletas y apoyado de una cuerda– se la llevó su organizador, Walid Boudhia, con 113 metros de inmersión, seguido del argentino Ricardo Montans, quien tiene el record nacional de su país, con un registro de 65 metros y la medalla de bronce la consiguió el colombiano David Velázquez con una marca de 60 metros.

Algunos de los participantes del evento celebrado en San Andrés. Foto: Marcela Apolinar / CEET

En esta misma categoría la estadounidense Mandy Summer consiguió un registro de 55 metros que fueron reconocidos con la medalla de oro.

"Para mí es un sueño cumplido poder tener a este grupo de personas tan calificadas reunidas en este maravilloso lugar, en donde inicié mi carrera y poder organizar este evento gracias a la Secretaria de turismo, las autoridades y Fontur, quienes se interesaron en un proyecto que puede seguir creciendo”, dijo Boudhiaf durante la clausura del mundial.

Una competencia en proceso

La organización AIDA apoya a los pequeños organizadores de mundiales a expandirse y dar a conocer lugares propicios para la realización de los eventos.

Walid Boudhia, ganador de la competición, llegó a Colombia tras vivir seis meses en Argentina. Foto: Marcela Apolinar / CEET

Es por esto que los organizadores del Nirvana Oceanquest Freediving Competition están preparándose para que las islas de San Andrés sean sede de las competencias internacionales para así ayudar al archipiélago con su desarrollo sostenible.

Mi gran anhelo es conseguir que el campeonato del mundo oficial de AIDA se celebré en San Andrés porque tiene los mejores lugares para practicar el deporte”, asegura Boudhia.

MARCELA APOLINAR
@Marce_Apolinar
Redacción ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.