Fujimori acepta derrota, pero no le hará las cosas fáciles a Kuczynski

Fujimori acepta derrota, pero no le hará las cosas fáciles a Kuczynski

En un tono no muy conciliador, la candidata peruana dijo que sufrió una dura "campaña de odio".

notitle
10 de junio 2016 , 09:58 p. m.

La conservadora Keiko Fujimori reconoció ayer su derrota en las elecciones presidenciales de Perú más cerradas en cinco décadas y dijo que será una firme opositora del futuro gobierno del economista de centroderecha Pedro Pablo Kuczynski.

El organismo electoral de Perú anunció el pasado jueves como ganador de la contienda al exministro de Economía de 77 años, con una diferencia de apenas 0,24 puntos porcentuales sobre Fujimori, después de cuatro intensos días de conteo y espera.

“Al conocerse los resultados electorales de esta segunda vuelta y aún existiendo varias actas pendientes por resolver ante el jurado Nacional (de Elecciones), aceptamos democráticamente estos resultados”, dijo Fujimori en un discurso ante periodistas, junto a todos sus legisladores electos.

A pesar de todo, la candidata conservadora, hija mayor del expresidente preso Alberto Fujimori, sostuvo que su rival triunfó en las elecciones con apoyo de “promotores del odio” y aseguró que los resultados oficiales fueron “confusos”.

Fujimori fue blanco de ataques en la campaña electoral por parte de un sector de la población que tiene malos recuerdos de su padre, que gobernó con mano dura por dos mandatos consecutivos entre 1990 y el 2000 y hoy cumple una condena de 25 años por abusos a los derechos humanos y corrupción.

En la recta final de la campaña, y ante el temor de que la candidata llegara al poder con el estilo autoritario de su padre, aumentaron las marchas de miles de ciudadanos contra Fujimori promovidas por partidos de diferentes colores políticos, además de sindicatos y grupos de derechos humanos. Muchos peruanos vieron a Kuczynski como la última oportunidad de impedir el regreso de un Fujimori al poder.

Con todo, hay muchos peruanos que dan crédito al exmandatario por haber derrotado a la guerrilla de izquierda y sentado las bases para un fuerte crecimiento económico. “El país ha sido testigo de una campaña que promovió el enfrentamiento entre peruanos, que buscó y logró despertar odios y fanatismo, sentimientos que resienten la democracia”, dijo Fujimori, de 41 años.

Rodeada por los 73 legisladores electos de su partido, Fujimori dijo que, al conocerse los resultados de segunda vuelta, los aceptan “porque somos una organización política seria y por respeto al pueblo”.

“Hoy, cuando los resultados emitidos por la Onpe (organismo electoral) son confusos, indican también que Fuerza Popular ha recibido el encargo de la población de ser oposición y será el rol que vamos a cumplir con firmeza”, agregó.

Después del reconocimiento de Fujimori, el electo presidente e hijo de inmigrantes europeos envió un mensaje de agradecimiento vía Twitter. “En una democracia son bienvenidas todas las voces. Trabajaremos incansablemente por el Perú”.

Esta es la segunda derrota que sufre la joven candidata en un balotaje presidencial, después de haber caído frente al saliente presidente Ollanta Humala en el 2011. En una presentación en la que no aceptó preguntas, la derrotada legisladora le deseó suerte a Kuczynski y a sus aliados, entre los que se destaca la excandidata presidencial de izquierda Verónika Mendoza, quien aclaró que su apoyo al exbanquero no sería un cheque en blanco.

El partido de Fujimori ganó la mayoría absoluta del Congreso en las elecciones de abril, por lo que Kuczynski, si quiere que sus iniciativas sean aprobadas, deberá sentarse a negociar.

Entre ellas destaca un aumento del impuesto a las ventas y una ampliación del déficit fiscal, para generar más recursos y acelerar la economía del país minero, que se ha ralentizado al ritmo de los menores precios mundiales de las materias primas.

Agencias calificadoras como Fitch y Moody’s revelaron ayer su preocupación por el impacto que podría tener el programa económico de Kuczynski en el déficit fiscal.

Con este panorama, el veterano economista asumirá el 28 de julio un mandato de cinco años para suceder al presidente Humala.

REUTERS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.