Un acto de soberanía

Un acto de soberanía

Las recientes medidas que buscan regular el precio de medicamentos como el 'Glivec' merecen respaldo

09 de junio 2016 , 07:25 p. m.

Declarar, por primera vez en el país, un medicamento como un asunto de interés público para fijarle un precio que armonice con las condiciones económicas y las necesidades de la población es una medida trascendental que marca un antes y un después en el tema de las relaciones de las farmacéuticas con el sistema de salud.

Este es el anuncio hecho ayer por el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, en el Foro Farmacéutico Nacional que se desarrolla en Cartagena y que cierra de manera unilateral la puja que, desde hacía unos meses, sostenía esa cartera con la multinacional suiza Novartis en torno al Glivec, un producto utilizado para tratar algunos tipos de cáncer.

Aunque algunos esperaban que, al romperse las negociaciones con Novartis, Gaviria procedería a sugerir la declaración de interés público sobre la molécula y le quitaría la exclusividad que dicha empresa tiene sobre ella al amparo de una patente, esto no fue así. Por el contrario, respetó esos derechos, pero es el Gobierno el que determinará el precio que hay que pagar por el medicamento; algo que muchos califican como una salida pragmática.

Sin embargo, a pesar de las voces en contra de este anuncio, encabezadas por el gremio de las farmacéuticas multinacionales –que lo consideran un atentado a los principios de propiedad intelectual y un golpe bajo a la confianza inversionista–, muchos lo juzgan como un verdadero acto de soberanía que logra imponerse a las presiones y al sinnúmero de intereses que se han evidenciado en este proceso.

Si bien la medida no está en firme y habrá que esperar el acto administrativo que dejará en manos de la Comisión Nacional de Precios de Medicamentos las puntadas finales de la decisión, sí es el momento para decir que este tipo de debates son necesarios y benefician no solo las finanzas del sector, sino la capacidad de un Estado para solucionar los problemas que afectan directamente a la gente y que, como en el de los precios de los medicamentos, hasta hace poco tenía un papel marginal.

Ese solo hecho merece el apoyo de la comunidad entera, porque es una decisión clara de autonomía.

editorial@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.