Optimismo peruano

Una razón para el optimsimo es la estabilidad democrática conquistada en las últimas décadas.

notitle
09 de junio 2016 , 04:54 p. m.

“Terminó ¡por fin! esta campaña electoral”, escribió Martín Tanaka el domingo pasado (La República, Lima, 5/6/16). Aunque en columna anterior ya Tanaka había registrado sus sorpresas por el empate que se vaticinaba, nunca pudo quizás imaginarse que cuatro días después todavía no se conocía quién triunfaría en las elecciones del Perú.

Al escribir estas líneas (jueves), con el 99,96 por ciento de las actas, los resultados le dan ventaja a Pedro Pablo Kuczynski frente a Keiko Fujimori: “Virtual presidente”, con solo 40.000 votos más que su contrincante. Kuczynski mantenía la cautela, a la espera del resultado oficial. Lo mismo hacía Fujimori, renuente a conceder la derrota.

No tengo recuerdo de competencia electoral tan pareja, en la que además se haya prolongado por tanto tiempo la incertidumbre. Este resultado tan reñido, índice de polarización, motiva perplejidad cuando se registra que existían al parecer pocas diferencias ideológicas entre ambos candidatos.

Es equívoco pensar que solo pueden identificarse diferencias ideológicas en disputas entre derechas e izquierdas, distinguibles por cuestiones económicas y sociales. Así, ambos candidatos han clasificado en el mismo bando derechista por favorecer la economía de mercado, si bien Fujimori está más asociada con la herencia populista de su padre.

Importa reconocer diferencias políticas. El “antifujimorismo –observó Bello en The Economist– se ha convertido en la más poderosa ideología”, base del rechazo al autoritarismo del expresidente Alberto Fujimori, hoy en prisión. Ello provocó que grupos de izquierda, liderados por la excandidata Verónika Mendoza, apoyaran a Kuczynski.

La polarización durante la campaña electoral peruana se debió más que todo a enfrentamientos éticos. “Al final –observó Tanaka–, la competencia terminó centrándose en la descalificación moral del adversario. De un lado, un traidor a la patria, agente de las transnacionales; del otro, la cabeza de una organización criminal dedicada al narcotráfico”. Cualquier polarización de esta naturaleza haría imposible la convivencia.

No obstante, Tanaka –analista político que hace esfuerzos notables por no caer en las visiones catastróficas que dominan en la región– percibe un mejor futuro para el Perú. Tras el calor de la campaña, advierte, “una mirada fría tendría que reconocer que” tales “acusaciones son cuando menos grotescas caricaturas de la realidad”. Conocidos los resultados, “las cosas deberían volver a su cauce. Amainadas las pasiones y disipado el humo de las higueras, debería aflorar la incuestionable realidad: para gobernar, los dos necesitan del otro”.

Esa recíproca necesidad es más evidente al tener en cuenta el problema básico de la política peruana: la debilidad del sistema de partidos, su casi inexistencia hoy, excepto por el partido que ha logrado armar Keiko Fujimori, la mayoría en el Congreso, con esfuerzos de alejarse del legado paterno.

Existen razones para el optimismo. Una es la estabilidad democrática conquistada en las últimas décadas. Tanaka observa otras: una ciudadanía que reclama derechos, en un escenario plural, con importante presencia de una nueva izquierda. Hay razones económicas: Perú es uno de los países que han crecido más en la región, y lo sigue haciendo: un 4 por ciento este año, en contraste con otros países en recesión. La pobreza se ha reducido.

“El clima de crispación” de la campaña, observa con buen juicio Tanaka, “no se corresponde con la situación que vivimos, y espero que cuando pase la humareda seamos capaces de verlo”. Debemos verlo también desde Colombia, cuya suerte está de alguna manera atada a la del Perú en la promisoria Alianza para el Pacífico.


Eduardo Posada Carbó

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.