El pleito por una pensión que abriría boquete en el Distrito

El pleito por una pensión que abriría boquete en el Distrito

Decisión de tutela que otorga pensión al nieto de un funcionario fallecido genera debate jurídico.

notitle
08 de junio 2016 , 10:53 p.m.

Yocimar Stiben Camargo es autista, padece retraso mental y esquizofrenia, tiene 14 años. Su padre, Miguel Antonio Camargo, está desempleado desde el 2006, cuenta con 51 años. Luis María Camargo, abuelo y padre de ellos, los sostuvo económicamente gracias a su pensión, murió en el 2012. Desde entonces, Miguel Antonio exigió que a su hijo le concedieran la pensión de sobrevivencia, pues él, como papá, no ha sido capaz de mantenerlo.

Este es el lío jurídico que, según aducen expertos, tiene en alerta al sistema pensional. Esto porque la Sala Octava de Revisión de la Corte Constitucional falló una tutela (en tercera instancia, 22 de febrero del presente año) a favor de los Camargo y en contra del Fondo de Prestaciones Económicas, Cesantías y Pensiones de Bogotá (Foncep), entidad que le pagaba la pensión a Luis María por haber sido funcionario del Distrito.

El pasado martes, un equipo jurídico del Foncep, que depende de la Secretaría de Hacienda, arremetió con todos sus argumentos en contra de la decisión, para lo cual instauró un incidente de nulidad frente a la misma (Sentencia T-074 del 2016).

Este recurso será estudiado por la Corte Constitucional, que luego resolverá si hay o no lugar al mismo. “El concepto emitido por la Sala Octava (reconocimiento del pago de la pensión de sobrevivientes, bajo la figura de copadre de crianza) se aparta de la posición jurisprudencial de la Corte Constitucional y, a su vez, establece cambios de jurisprudencia que deberían ser decididos por la Sala Plena”, expone la entidad bogotana.

Esta, además, complementa: “La decisión configura un cambio del precedente judicial en materia de beneficiarios de pensión de sobrevivientes. Compete es al Congreso la determinación de las condiciones y requisitos para ser beneficiario del Sistema General de Pensiones”.

Aunque el Foncep acató la determinación del órgano judicial, advirtió que llevará hasta las últimas consecuencias su arremetida, pues considera que la situación abre un boquete que podría afectar a todos los colombianos, en tanto nuevos beneficiarios podrían colarse y recibir el derecho pensional, “socavando el sistema”. “Cualquiera puede ser copadre de crianza por asunción solidaria de la paternidad, ya que es una expresión de uso indeterminado y generalizable, aplicable a cualquier tipo de relación social entre individuos. Este término puede extenderse a obligaciones de alimentos y asuntos herenciales, dando derechos a sujetos con los que no se tengan lazos de consanguinidad o afinidad”, preciso el Fondo.

Para Juan Manuel Charry, abogado constitucionalista, el fallo “va contra las normas legales del sistema, que no prevén esa hipótesis. Esto genera unas cargas económicas al Estado, lo que trae inequidades, pues se consumen recursos del sistema que después no podrán girarse a quienes sí están contemplados en la hipótesis legal. Estoy de acuerdo con la crítica que el Distrito tiene contra la decisión”.

El experto va más allá y apunta que “el fallo invade la esfera de los derechos económicos y sociales, para lo cual no está diseñada la tutela. Así, podrían recibir beneficios personas gracias a situaciones de coyuntura. En este caso el padre (biológico) debe responder por su hijo. La tutela es para defender derechos fundamentales, no para derechos de prestación o carga económica del Estado”.

Un exmagistrado de la corte en mención, que prefirió omitir su nombre, explicó que la decisión está motivada, entre otros, por los lineamientos que trazan entidades como la Organización Internacional del Trabajo (OIT), por lo que no le parece extraña la determinación tomada.

Contexto

Entre las principales motivaciones de la Corte para su fallo, se puede leer la que expuso el magistrado Luis Guillermo Guerrero, quien insistió en la revisión del expediente, al considerar que el caso permitía: “Que la Corte Constitucional se pronuncie sobre la posibilidad de que los hijos de crianza de sus abuelos sean beneficiarios de la sustitución pensional de estos últimos”.

De igual forma, el tribunal conceptualizó que a pesar de la falta de jurisprudencia para evaluar el caso específico, el mismo organismo “en reiteradas ocasiones, ha protegido a las familias que surgen por vínculos diferentes a los naturales y jurídicos”.

Entre tanto, el menor de edad ahora recibe, a través de su padre (Miguel Antonio) la pensión que el abuelo tuvo desde 1993. En la Clínica de Usaquén le tratan su salud mental, mientras que Miguel Antonio afirma que padece una incapacidad física (no certificada por un cuerpo médico autorizado) y que por eso no ha podido conseguir trabajo –ni rebuscarse la vida– durante 10 años.

El último round del lío jurídico se resolverá en el segundo semestre del 2016.

FELIPE MOTOA FRANCO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @felipemotoa

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.