El Llano debe rescatar la copla y el contrapunteo

El Llano debe rescatar la copla y el contrapunteo

El género mayor del joropo tiende a desaparecer por falta de exigencia, dice experto.

notitle
07 de junio 2016 , 07:31 p. m.

Una tarea muy grande se debe hacer en el Llano para rescatar el que es considerado como la modalidad reina del joropo: la copla.

Gildardo Cruz, experto en el tema, así lo expresó a Llano Sie7edías con ocasión del taller ‘Copla y contrapunteo’ que dictará en el aula múltiple del Banco de la República, en Villavicencio, los días jueves y viernes de esta semana.

El experto señala que la copla siempre ha gozado de gran popularidad y alrededor de ella se crean mitos, los más conocidos son los de Florentino, el hombre que le cantó al diablo en el Llano, o Francisco el hombre en la costa Caribe colombiana.

Recordó que tras la muerte de Lorgio Rodríguez, hace seis u ocho años se creó un mito en torno al reconocido coplero casanareño, quien obtuvo triunfos en el ámbito festivalero, pero también con una buena cantidad de derrotas.

Lo curioso es que una semana después de fallecido en medios locales empiezan a resaltarlo como el hombre que nunca perdió un festival o un concurso. Pareciera que la copla tiene esa magia de crear esos mitos culturales, a través de las mentiras culturales.

Crisis

En el caso del Llano, Gildardo Cruz es muy crítico del actual coplero, al señalar que “cada vez es más vacío en su componente literario, con mensajes incoherentes, diálogos cantados de muy pobre construcción del mensaje en la estrofa”.

Muy lejos de lograr cualquier destello o matiz de poesía se incurre en diálogos bajos, que no llevan a nada y eso sí mide si establecemos un paralelo con los otros improvisadores de Colombia y el mundo.

Por ejemplo, sostiene el experto, al final de la Feria de las Flores el trovador paisa ha tenido unos desarrollos importantes en los últimos 20 años porque cada vez ha desarrollado nuevas técnicas. Lo mismo ocurre con el cubano y el puertorriqueño, que tienen un mensaje de alta calidad, décimas con una poesía muy profunda.

Al contrario, la copla llanera, agrega Cruz, “es de una calidad baja, desarticulada, estamos amañados a temáticas muy locales, los diálogos siguen siendo los mismos, le cantan a la soga, al corral, al trabajo del Llano, al festival con el nombre del mismo, a los ríos y nos estamos encasillados en un regionalismo que nos tiene maniatados”.

Diferente a lo que ocurre en otras latitudes. “Un improvisador cubano repentiza sobre lo que sea y es universal, es una poesía de muy alto nivel. Eso influye en los festivales, donde los concursos están desarticulados, no hay ningún criterio técnico, nadie respeta la rima y hacen repeticiones de las mismas palabras.

Cruz sostiene que en eso se basa el taller que va a dictar los días jueves y viernes hora 8:00 a 12:00 y de 2:00 a 6:00 de la tarde.

Nelson Ardila Arias
Redactor Llano Sie7edías
@nelard1

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.