'En la OEA les da horror que su secretario se les salga de control'

'En la OEA les da horror que su secretario se les salga de control'

El exsecretario para Asuntos Políticos de la OEA sobre la actual relación con Venezuela.

notitle
04 de junio 2016 , 06:09 p. m.

La crisis que se vive en Venezuela se desplazó esta semana a Washington donde el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, invocó la Carta Democrática para forzar a un debate sobre la situación del vecino país.

Una movida sin precedentes que cayó bien ante la opinión pública, pero que generó incomodidad entre varios países que preferirían evitar el tema y muchos menos hablar de la posible suspensión de uno de sus miembros, como lo contempla la Carta.

El miércoles, el Consejo Permanente respondió con una tibia declaración que expresa su apoyo al diálogo y ofreces sus buenos oficios para mediar. Pero se trata solo de un primer round de una intrincada danza diplomática de consecuencias de momento impredecible.

Para ahondar en el tema, EL TIEMPO entrevistó a Kevin Casas Zamora, hasta el año pasado Secretario para Asuntos Políticos de la OEA y ex vice presidente de Costa Rica. Actualmente Casas trabaja en el Diálogo Interamericano donde dirige el programa de leyes y derecho.

¿Qué opina sobre el informe que presentó el Secretario General de la OEA en el que invoca la Carta Democrática para Venezuela?

El secretario tomó el paso lógico a seguir en el camino beligerante que asumió frente a la situación de Venezuela desde hace varios meses. Decidió presentar el informe para romper lo que ha sido un silencio muy prolongado del Consejo sobre lo que viene pasando en Venezuela desde hace 17 años. A lo largo de este lapso no ha discutido ni una sola vez el evidente deterioro de la gobernabilidad democrática en este país. Cualquiera de los 34 miembros, o anteriores secretarios, pudieron haberlo hecho, pero lo han evitado. Y eso es una omisión muy grave.

Se dice que Argentina le pidió que esperara un tiempo mientras el Consejo gestionaba. ¿Por qué cree que decidió invocar la Carta sin atender esta solicitud?

Entiendo que eso fue así. La batalla de Almagro no es únicamente en el seno del Consejo sin ante la opinión pública. Si él no forzaba al Consejo lo más probable es que continuara la renuencia a actuar que hemos vistos en todos estos años desde que se creó la Carta en el 2001.

¿Qué efecto cree que tenga su decisión de invocar la Carta?

No es claro, pero hay cosas que ya se pueden ver. Independientemente de lo que haya salido de la sesión del Consejo del pasado miércoles, que terminó siendo una declaración muy modesta, ya el tema de Venezuela está en la discusión del Consejo y eso es un cambio muy considerable.

Tan cambio es que hace dos años, cuando la diputada María Corina Machado solicitó hablar ante el Consejo, no solo no la dejaron sino que la discusión sobre el tema se declaró secreta.

También, por obra del Secretario, la posibilidad de que Venezuela pueda ser suspendida en aplicación de la Carta está sobre la mesa. Cosa que era impensable hasta hace un tiempo. No quiere decir que vaya a suceder, pero la posibilidad está planteada.

¿Cómo ve el tema evolucionando a futuro?

Es difícil saberlo. Hay unos cuantos países que están en un compás de espera viendo que puede salir de los esfuerzos de mediación de los expresidentes. Si fracasan, la discusión volvería al Consejo Permanente y será una discusión en términos diferentes. De alguna manera la solicitud del secretario tendrá que ser considerada.

En la opinión pública, cuando se habla de aplicación de la Carta se piensa en la suspensión de Venezuela. ¿Cree que hay apetito entre los países para avanzar en esa dirección?

En este momento no hay apetito alguno. Lo que ha sucedido esta semana en el Consejo Permanente refleja poca avidez por atender esta solicitud del secretario. Y de alguna manera le están haciendo un favor, pues si someten a votación su pedido, esta semana, hubiese perdido.

No hay apoyo para suspensiones pero, como usted dice, al menos el tema se discutió y sacaron una declaración. ¿Qué le dice eso?

Me dice que en este momento la solicitud de Almagro no tiene apoyo suficiente, pero también me dice que hay una danza diplomática muy complicada donde se juntan intereses nacionales de varios países y hasta personales. Me parece lamentable que toda esta discusión haya quedado distorsionada por la aspiración personal de la Canciller de Argentina (que dicen quiere llegar a la secretaria general de Naciones Unida).

Lo que ha pasado en las últimas semanas tiene que ver con esto y los movimientos que hizo la diplomacia argentina para evitar que el informe se discutiera está relacionado con la necesidad de la canciller de asegurar los votos de América Latina para sus aspiraciones en la ONU y prevenir un veto de Rusia, que podría gestionar el gobierno de Maduro.

¿Pero no habla la declaración, al menos, de un cambio en la correlación de fuerzas en una OEA que antes era controlada por Venezuela?

Incuestionablemente. En el último año hemos visto un cambio significativo. La capacidad que tiene el gobierno de Venezuela de movilizar apoyos en el Caribe se ha visto afectada porque el valor de los subsidios de Petrocaribe ha caído radicalmente ahora que los precios del petróleo han bajado.

Hasta hace unos años votaban en bloque por Caracas. Ya no es así. Fue muy elocuente, por ejemplo, el resquebrajamiento de ese bloque cuando se produjo el conflicto en la frontera con Colombia. Varios votaron en contra de Venezuela.

Brasil, que de alguna manera jugaba a favor de Venezuela, ya no está. El gobierno de Michel Temer no simpatiza con Maduro, pero al mismo tiempo está actuando sobre cáscaras de huevo dado el origen controvertido del actual gobierno y no creo que tengan avidez para liderar la aplicación de la Carta Democrática.

De Argentina se esperaba que tomara distancia de Venezuela con Mauricio Macri, pero eso se ha desdibujado por las aspiraciones de la canciller.

Es claro que muchos países están incómodos con la movida de Almagro pues, como usted dice, los presiona a que actúen...

Cierto. Además hay un tema de fondo. A los Estados, no solo en este tema sino en todos, les da horror que el Secretario se les salga de control. Los propietarios de la institución son los países y prefieren que sea un administrador.

Cuando muestra afanes de protagonismo les genera una incomodidad enorme. Con lo que pasó en el Consejo de esta semana hay un mensaje de ellos y es que tiene que trabajar con los países. Hay muchos gobiernos que están preocupados por lo que pasa en Venezuela y estarían dispuestos a apoyar las gestiones de Almagro, pero si les da control y protagonismo.

Al Secretario le faltan cuatro años en el cargo. ¿No pierde margen de maniobra con este tipo de acciones?

Tiene que andar con mucho cuidado. Este juego ocurre en varias canchas. Ante la opinión pública está en una posición muy fuete y a los países no les quedará fácil tomar represalias.

Pero hay un límite frente a lo que puede hacer simplemente cortejando a la opinión pública. Necesitas a los Estados pasa poder hacer muchas cosas, entre ellas, atender los enormes problemas financieros y gerenciales que tiene la institución.

Hay voces que ven en lo de Almagro una pelea personal contra el presidente Maduro. ¿Usted lo ve así?

Algo de eso está pasando y eso es un problema para Almagro. El último enfrentamiento –cuando lo llamó traidor y dictadorzuelo– incómodo a muchos países por el tono que está tomando este enfrentamiento. No puede ser simplemente que se pegue del twitter y que haga una descarga para que se le baje el enojo.

Eso es un grave error. En ese terreno nunca va a ganar. Tiene que ser mucho más mesurado, desprenderse del tema personal y pensar más en qué fin tiene sus intervenciones públicas de cara a los objetivos institucionales.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
En Twitter: @sergom68
Washington.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.