Meluk le cuenta... (Es una Colombia práctica)

Meluk le cuenta... (Es una Colombia práctica)

No fue un equipo que explotó en fuegos artificiales, ni uno que tuvo que su sufrir para ganar.

notitle
03 de junio 2016 , 11:10 p. m.

Han pasado cuatro años desde que llegó el técnico José Pékerman a la Selección Colombia. En esos 48 meses larguitos logró la gran clasificación a la Copa Mundo de Brasil y un gigantesco Mundialazo. También tuvo una discreta Copa América del año pasado en Chile y un comienzo de espinas y florecidas recientes rosas en la actual eliminatoria de Rusia 2018.

Durante todo ese tiempo, en las buenas, en las regulares y en las malas, esta Selección Colombia juega de manera pragmática, como lo hizo este viernes en su victoria 0-2 sobre Estados Unidos en la apertura de la Copa América Centenario.

No fue un equipo que explotó en fuegos artificiales, ni uno que tuvo que su sufrir para lograr el resultado. Colombia ganó con suficiencia. Estuvo cómoda en buena medida porque logró ponerse arriba en la cuenta con un gol rápido, a los 7 minutos del juego, en un tiro de esquina que Zapata definió con un remate de primera adelantico del punto penalti.

 

Con la ventaja, Colombia le dejó a Estados Unidos la iniciativa, pero el local resultó ser un equipo de bajo poder. Muy liviano. Controlable y controlado. Sin tener más la pelota (¿es indispensable eso para ganar...? ¡No!) y sin volantes de marca-marca seguros (Pérez más flojo que Torres, que tampoco estuvo muy bien en recuperar la pelota), Colombia fue un perro viejo que ladró echado. Canchero, superior.

Y en una jugada aislada, a cuatro minutos del descanso, una mano penalti le permitió a James Rodríguez el 2-0. Práctico y simple. Colombia no es el equipo del ‘toque-toque’ de antes; no es el equipo de largas secuencias de pases ni de volumen de juego. Es el equipo que hace cuatro años Pékerman muestra: rápido, de juego de bandas, de contragolpes, vertical, de pasar en ráfaga de defensa a ataque, y que se defiende con sencillez.

Hay que entender (y eso que ya han pasado cuatro años) que Colombia juega así y más cuando se pone en ventaja en el marcador. Es pragmática.

¿James no la agarró mucho? Sí, no la agarró mucho. Y para completar salió lesionado. ¿Cardona se vio mejor marcando? Sí, se vio mejor marcando. ¿Cuadrado fue clave subiendo y bajando?. Sí, bajando y subiendo. ¿Bacca pudo anotar? Sí. El palo lo negó.

En el segundo tiempo, Colombia no se metió tan atrás, agarró más la bola, adelantó sus líneas y mantuvo su control general sobre un EE. UU. peso pluma.

Colombia ganó bien y dio el primer paso que dejó su huella de pragmatismo.

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
@MelukLeCuenta

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.