3.000 estudiantes de Villavicencio tienen el año escolar embolatado

3.000 estudiantes de Villavicencio tienen el año escolar embolatado

Colegios privados que no tenían contrato en 2016 con Secretaría de Educación matricularon alumnos.

notitle
02 de junio 2016 , 07:30 p. m.

La mañana de este jueves Elizabeth Baltar y ocho mujeres más se pararon al frente de la Alcaldía de Villavicencio a reclamar al unísono el derecho a la educación de sus familiares que en la mitad del año escolar corren el riesgo de quedarse sin colegio.

“Mi hermana lleva ocho años cobijada con gratuidad en el Liceo José Martí, está en el grado noveno y en este momento corre peligro el año escolar porque el Martí es un colegio privado y no tiene contrato este año con el municipio”, advirtió la mujer residente en el barrio San Carlos.

El problema de la hermana de Elizabeth lo viven en este momento 3.000 alumnos que hasta el 2015 venían estudiando en 14 colegios privados con subsidio de gratuidad del municipio, pero que al ser evaluados para renovar contratos en 2016 no cumplieron con requisitos ordenados por el Ministerio de Educación.

El Ministerio ordenó a los colegios privados que para contratar con el municipio en el 2016 debían contar con personería para persona jurídica y tenían que cumplir con el percentil –parámetro estadístico de calidad– de 20 puntos.

Sin embargo, ninguno de los 14 planteles ubicados en zonas vulnerables de la ciudad cumplieron con los requisitos, razón por la que el banco oferente fue declarado desierto por la Secretaría de Educación.

Lo grave es que muchos de estos colegios matricularon para el 2016 a estudiantes que venían de años atrás, pero también a alumnos nuevos a pesar de no contar con contrato.

Además, en la zona de influencia de los 14 privados hay colegios oficiales con cupos y el Ministerio le exige a la Secretaría de Educación que solo puede contratar con privados cuando no hay plazas en las instituciones públicas.

Para resolver este galimatías, el secretario de Educación de Villavicencio, Hernando Fontecha, informó ayer que el municipio tiene dos salidas. En primer lugar, ubicar a los niños en colegios públicos que tengan cupos y que estén cerca de su lugar de vivienda.

“En el caso de los estudiantes de La Reliquia tenemos cupos en el Isaac Tacha y en el Rodolfo Llinás”, dijo Fontecha.

No obstante, si agotada esta fase de reubicación de los estudiantes en colegios públicos no se puede cumplir, el secretario anunció que el Ministerio le otorga un recurso de emergencia para poder contratar con los colegios que no cumplieron con los requisitos, de manera que los alumnos no resulten afectados.

“El recurso de emergencia lo tenemos que sustentar legalmente muy bien porque es una salida extraordinaria que se aplica cuando se agotan todas las instancias y ya no hay otro camino”, afirmó Fontecha.

El concejal Felipe Harman anunció que el secretario de Educación del municipio será citado a debate de control político en la corporación para que explique las razones por las cuales no se aplicó un plan de contingencia inmediato sobre lo que pasaría con los estudiantes vulnerables que gozan de subsidio en colegios privados.

“Por qué se esperó hasta junio a que estallara la crisis para actuar”, afirmó Harman.

REDACCIÓN LLANO SIE7EDÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.