'Homo homini lupus'

'Homo homini lupus'

Los caníbales, tronando los dientes, ya están al acecho. Pero esta vez de esta carne no comerán.

notitle
02 de junio 2016 , 06:24 p. m.

Cuando digo que los colombianos somos un pueblo antropófago, no estoy lanzando una hipérbole ni me estoy inventando nada; los antiguos romanos ya decían: “el hombre es un lobo para el hombre”. Y la sabiduría popular rez: “no hay cuña que apriete más que la del mismo palo”. Tenemos que reconocer que nuestra oligarquía prefiere lo anglosajón a lo colombiano, la clase media viviría más feliz en Miami, y la media baja prefiere la ranchera mexicana a los joropos y torbellinos.

Los ejemplos siguen: mi amigo Julito, con su fantástica W Radio, cubre con bellas corresponsales todos los festivales de cine del mundo, pero nunca en 56 años ha asistido al Festival de Cartagena; solo aparecen por teléfono, cuando el Ficci invita estrellas. Tengo con Telecaribe una estrecha relación de más de treinta años. A tanto se remonta mi amistad con José Jorge Dangond, primer gerente del canal, que me llamó para participar en un ejercicio, antes de la inauguración, que consistía grabar el Festival Cuna de Acordeones, en Villanueva, La Guajira, y nos fuimos con los poderosos medios de transporte del canal: una Wartburg enclenque que transportó hombres y materiales hasta La Guajira, a casa de Beto Barros, gran anfitrión y gran director de festival.

Telecaribe es algo que pertenece a mi imaginario costeño; y cuando, hace 3 años, tuvimos la bella noticia de que el nuevo gerente del canal era el cartagenero Juan Manuel Buelvas, la alegría de tener un colega al frente de nuestro canal fue enorme. Juan es productor de cine y televisión, con más de 20 años de trabajo en comunicación, y al frente de su empresa ‘de la tierra’ ha realizado varias películas premiadas en festivales internacionales, una de las cuales, 'El faro', de Pacho Bottía, fue protagonizada por tres afrocolombianos. Y no obstante esto, a Juan lo tildaron de racista en esta campaña que están haciendo los ‘lobbistas’ de turno.

En la época caliente de la asignación y confirmación de espacios, todo vale. Pero lo que sí valen son los cambios que el gerente ha logrado, y que ha expuesto brillantemente al frente de la Comisión Sexta del Senado: nueva sede, saneamiento financiero, cambio y renovación del palimpsesto, control de calidad y finalmente, por primera vez, una ganancia de alrededor de 500 millones de pesos. Los caníbales, tronando los dientes, ya están al acecho. Pero esta vez de esta carne no comerán.


Salvo Basile

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.