Biblored: 15 años de sus mejores páginas

Biblored: 15 años de sus mejores páginas

La Red de Bibliotecas Públicas de Bogotá tiene casi 5'000.000 de visitas anuales.

notitle
02 de junio 2016 , 05:18 p. m.

Desde hace un año, cuando asumió el cargo de gerente de Bibliored, la Red de Bibliotecas Públicas de Bogotá, Ruth Elena Vallejo recorre con frecuencia las 19 bibliotecas que hacen parte de la entidad.

Y en la de El Tintal, en la localidad de Kennedy, se encontró a un adulto mayor que jugaba ajedrez en la sala infantil y le preguntó qué hacía ahí. “Es que esta biblioteca es mi vida. Yo llego, leo el periódico, luego voy a los talleres, leo libros. Aquí estoy practicando jugadas”, le dijo, mientras seguía mirando un libro sobre este deporte ciencia.

“Me contó que era desplazado de la violencia y que cuando llegó a Bogotá había tenido que reconstruir su vida y la biblioteca le ayudó. Me agradeció mucho y entonces entendí para qué estábamos en Biblored, lo valiosa que es la red”, dice Vallejo.

Esta red cumple 15 años y los celebra todos los días con sus actividades para sus usuarios. Son 19 espacios, cuatro bibliotecas mayores (Virgilio Barco, El Tunal, El Tintal y Julio Mario Santo Domingo) y el resto bibliotecas de barrio o locales.

Tienen programas (todos gratuitos) que van desde la simple lectura de libros y periódicos, hasta charlas y actividades para adultos mayores, familias, niños, primera infancia y jóvenes; exposiciones, biblovacaciones, talleres, espectáculos de baile, teatro y música, laboratorios de arte, talleres de lecto-escritura en braille, clases de computadores, talleres de creación de escritura, charlas y clubes de lectores, entre otros.

Incluso, dos de ellas son como guarderías: El Tunal y El Tintal, en el sur de la ciudad, a donde las mamás que trabajan dejan a sus niños en la mañana y los recogen en la tarde durante las vacaciones.

Desde el 2001, cuando Biblored se fortaleció en el marco del plan ‘Bogotá, para vivir todos del mismo lado’, las bibliotecas públicas han tenido distintos planes de mejoramiento que incluye ayudas de entidades internacionales.
Con un promedio de 5’000.000 de visitas anuales a la red, unas 415.000 mensuales, y 4’400.000 consultas cada año, son lugares cada vez más vivos y con servicios para todos los públicos.

Como el más nuevo de ellos, Distrito Gráfico, con una importante colección de libros de cómics, sillas cómodas para disfrutarlos, y pensado para adolescentes y jóvenes. Pero, qué sorpresa, dice Vallejo, pues a esta sección llegan visitantes de todas las edades, incluso adultos mayores en las cuatro bibliotecas con esta sala: El Tintal, El Tunal, Carlos E. Restrepo y Virgilio Barco.

Lectura y corazón

Y aunque no tengan Distrito Gráfico, a las demás bibliotecas llegan muchos usuarios. Nubia Bonilla es un ejemplo. Vendedora ambulante de helados, esta bogotana de 35 años va desde hace unos cuatro años a la biblioteca de Bosa y es visitante frecuente: unas tres veces por semana.


Estudiante de grado 11, afirma que necesita la biblioteca para hacer las tareas y los funcionarios le enseñaron el mundo de Google para buscar información. Igual, le ayudan a conseguir los libros que requiere para sus trabajos.

“Lo que yo no entiendo de alguna materia, ellos me lo explican”, cuenta. Y aunque no es una usuaria de muchas de las actividades que se ofrecen, porque no le queda tiempo entre su trabajo y su estudio, “cuando estoy allí me siento en paz y puedo consultar internet”, manifiesta mientras sigue con su labor de vender los que, afirma, son los más ricos helados del mundo.

Bonilla, además, hace parte de los 764.000 usuarios que se llevan libros prestados. Incluso, en muchas bibliotecas esta actividad es en familia, como lo hacen los Cipitte Prieto, papá haitiano y mamá y tres hijos colombianos, que van a la biblioteca de Suba.

Amanda Lucía Prieto, la mamá, cuenta que asisten desde hace casi 10 años con sus hijos “de 10, 12 y 13 años, que han crecido allí. Incluso mi esposo, que es ministro evangélico, dice que es nuestra segunda casa”, comenta, y agrega que son amigos de los funcionarios.

Y es que esta cercanía de los 382 funcionarios de Biblored con sus usuarios-amigos no es gratuita. Se da en medio de los libros, la lectura y las obras de teatro, cuando ayudan a que los escenarios estén listos para las funciones.

Don Pedro López, de 82 años, es uno de estos usuarios, quien además de dramaturgo es actor de teatro. Es visitante asiduo de dos bibliotecas desde hace 15 años: la de El Tunal y la de Venecia. Ha sido actor de, entre otras obras, El médico a palos, y ha participado en sainetes de su autoría.

Nacido en Silvia (Cauca), llegó a Bogotá en 1952 buscando mejores horizontes. Y ha desarrollado su vida los últimos años en Biblored, donde incluso participa en talleres de escritura que lo llevaron a ser semifinalista del concurso Historias en yo mayor, para personas de la tercera edad.

Pero lo suyo, definitivamente, es el teatro, y eso lo llevó a escribir el sainete Aquí no ha pasado nada, que dura 10 minutos y que presenta con sus amigos de bibliotecas.

Técnico electrónico, trabajó en varias empresas. Ahora está retirado y disfruta su vida en Biblored. Y al lado de su experiencia está Jairo Quitián, de 12 años, usuario de la biblioteca de Venecia. “Me gusta ir a pedir libros, hacer tareas, pintar y hacer los talleres. Soy fanático de los libros de misterio y voy todos los días”, cuenta.

Así, a grandes rasgos es Biblored, un universo que ya hace parte de la identidad de Bogotá y sus habitantes, no importa de dónde sean.

Y por todo lo anterior, a los 938.173 usuarios anuales que tiene la biblioteca El Tintal Manuel Zapata Olivella, y los 24.463 de la del Deporte, la más nueva y pequeña, abierta hace dos años en la localidad de Galerías, la entidad quiere seguirles generando confianza.

Por eso, cuenta Vallejo, empezarán un plan piloto para que los usuarios entren a las salas con sus objetos personales y no tengan que dejarlos en los guardadores. “Queremos generar más conciencia de defender lo público, que es de todos. Yo creo que nos irá bien, porque Biblored ya tocó a todo Bogotá”, dice Vallejo.

OLGA LUCÍA MARTÍNEZ ANTE
COORDINADORA DE ESKPE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.