Horno prodigioso

De los panes saludables de los hornos de VII Panadería, probé el de centeno y el de ajonjolí.

02 de junio 2016 , 05:17 p. m.

Es tan efectivo un buen dip para entretener el hambre que se corre el riesgo de colmar el apetito de los invitados a cenar antes de tiempo, cuando la oferta previa es excesiva.

Porque un buen dip genera la compulsión de comerlo sin parar, sobre todo si se acompaña de una buena base: buenas tostadas, trozos de pan artesanal, tejas crocantes…

Me ofrecieron hace poco en una reunión familiar un dip que probé con emoción al comienzo, pero que poco a poco fui dejando de lado, porque las hojitas crujientes con las cuales lo sirvieron –unas con queso y otras con orégano– se robaron mi atención y me generaron una adicción sin necesidad de untarles nada.

Indagué por ellas y descubrí detrás de estos triángulos horneados una panadería artesanal que surte a algunos restaurantes de Bogotá –incluidos un par de locales de hamburguesas que se destacan por la calidad de su pan– y que ofrece a domicilio un sinfín de tentaciones que han sido amasadas con paciencia y cariño.

Recuerdo con emoción, de la amplísima oferta, la focaccia que encontré ideal para preparar sándwiches con mozzarella de búfala, el suavecito pan brioche y el muy criollo pan de maíz; los grisines que me hicieron recordar mis tiempos en Argentina, la pasta frola que me devolvió a la infancia, los roscones generosos y un maravilloso pan con tomate en cuya preparación no utilizan levadura.

Inevitablemente, los panes integrales me hacen recordar al gran escritor español Manuel Vicent, que cuenta que en los años difíciles de la posguerra solo los ricos comían pan blanco, y a los pobres les tocaba ese pan de salvado que a la vuelta de las décadas llegó a convertirse en el más apetecido de todos.

Pues de esta familia de panes saludables y con carácter probé, de los hornos de VII Panadería, el de centeno, el de ajonjolí, el de granos y me dejé tentar por el de pimienta y otros de nombre impronunciable pero de magnífico sabor. Y probé las galletas –¡ay, por favor, no le cuenten a mi médico de estos excesos cometidos!–, entre ellas las de chocolate y nuez que compré para llevar a la casa, pero se agotaron por el camino.

VII Panadería. Calle 128 n.° 54-16, Bogotá. Teléfono 311 477-3563.

elcalderodesancho@yahoo.com.co

SANCHO
CRÍTICO GASTRONÓMICO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.