Cortos latinos y españoles se dejan ver en Cali

Cortos latinos y españoles se dejan ver en Cali

En la muestra Corto Circuito, que tiene 47 poryectos audiovisuales.

notitle
02 de junio 2016 , 09:17 a. m.

‘Liberazione’ cuenta la historia de una monja obsesionada que consigue una receta para bajar de peso, pero que sumirá a sus compañeras en una terrible adicción, mientras el convento se viene abajo. Sin embargo, ellas tendrán una idea inesperada para superar esa crisis económica. Esta es la propuesta de María Alejandra Álvarez, de la Universidad del Valle, seleccionada para participar en ‘Corto Circuito’, el Festival de Cortos Latinos de Nueva York que, por segunda vez, se trae a Cali.

El Festival de Nueva York cierra con una muestra de los cortos realizados por los latinos residentes en ese país, para la versión nacional se abrió esta vez una convocatoria solo para realizadores vallecaucanos y del Pacífico, quienes serán los encargados de cerrar el Festival.

“Esta es una región donde se respira y se vive el cine. En el alma de los vallecaucanos y de la gente del Pacífico está esa idea de contar las historias a nivel de imágenes, por eso tenemos tan buenos realizadores desde hace mucho tiempo. Ahora, si uno ve, en Colombia la pauta la está marcando la gente de acá, por eso esta nueva sección. Llegaron 58 cortos y escogimos nueve, tratamos de mezclar formatos, hay documentes con alma más observacional, más contemplativa; otros más tradicionales; hay experimentales; animación y ficción”, dice Diana Vargas, la directora de Corto Circuito, el Festival que desde hace 11 años se abrió un espacio en Nueva York.

Por este Festival han pasado los argentinos Paulo Trapero y Lucrecia Martel, referentes del cine en Latinoamérica. El año pasado, en Cali, se pudo ver el corto de Jonás Cuarón, el hijo de Alfonso Cuarón y quien coescribió el guion de la ganadora del Oscar ‘Gravity’’. Mostraba el momento cuando Sandra Bullock se comunicaba con un esquimal. También ha pasado el mexicano Julián Hernández, de él se verá esta vez ‘Muchacho se masturba en la barra con rabia y osadía’.

Desde hoy, y hasta el sábado, se proyectarán 47 cortos de Latinoamérica, España y los realizados por latinos en la diáspora.

“La idea es que la gente vea variedad de temáticas, formatos y maneras de narrar. Se presentarán cortos que han ganado en los grandes festivales del mundo como Cannes, Venecia, Berlín. Cuando hago una curaduría es tratando de guiar a la gente, que vea ciertas temáticas que la inquieta. En el caso de los documentales, presentan realidades de América Latina como la inmigración, violencia contra la mujer y quién soy yo frente a mi comunidad. En la sección de ficción, que se llama ‘El lado peculiar de la vida’, son historias más oscuras, más clandestinas, en las que los realizadores han decidido contar esos lados que no mostramos los seres humanos, pero que están ahí”, dice Diana Vargas.

Para esta versión nacional, además de la convocatoria para los realizadores del Pacífico, se abrió un espacio para los cortos familiares.

“Queremos trabajar en la formación de público, desde muy temprana edad. Estos cortos, a veces, como las películas tampoco tienen salida, en general en Latinoamérica y España, porque la gente no se ha acostumbrado a verse y a oírse en la región, entonces, preferimos los subtítulos o los doblados, a hacer el esfuerzo de entender otros acentos.

Quisimos enfocar actividades con los niños que son más abiertos y creamos una sección de 50 minutos en donde vamos a contar historias de inclusión. Tenemos la de un niño albino que cuenta su día a día; la de una niña que conoce a un niño con parálisis que llega a su escuela y se ve cómo se acerca a él”, cuenta Diana Vargas.

De los cortos de los realizadores del Pacífico, dos irán a la muestra de Nueva York en octubre.
‘Los viajes que olvidamos’, un documental de 12 minutos que mostrará el estado insospechado en que se encuentran las viejas estaciones del Ferrocarril en el Valle, es uno de los seleccionados. En la propuesta de Luisa Ordóñez, de la Universidad Javeriana, se verá hasta un árbol que creció en medio de estas construcciones a las que se las tragó la maleza.

Diana Orozco, de la Universidad Autónoma, es otra de las nueve seleccionadas con ‘Pescador’, la historia de una pareja que ya no sabe qué hacer con sus redes de pesca en medio de la ciudad.

“La primera versión que realizamos en Cali fue increíble, lleno total y en un espacio tan emblemático como La Tertulia, yo aprendí a ver cine ahí. Vi gente comprometida, aplaudían, te das cuenta de que somos una ciudad muy cinéfila. Lo importante es ofrecer a esta gente nuevas posibilidades. A veces te hablan de que la gente no va a ver película s latinoamericanas, pero tampoco se las ofrecen y nos quedamos en ese círculo vicioso”, dice Diana Vargas, la caleña que emigró a Estados Unidos.

“Debe haber una política de Estado que proteja el producto de la región, tenemos que aprender a ver películas colombianas, ecuatorianas, peruana s, argentinas; que no se llegue a ellas con resistencia, no ir porque nos toca. Eso tiene que partir del Estado y de los exhibidores, de dejar el miedo, apostar y acostumbrar a ese público a ver otro tipo de películas, que no son las comerciales que tienen ya una estructura muy clara”, agrega.

GLORIA INÉS ARIAS

Corresponsal de EL TIEMPO

CALI.

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.