Los 'pecados' de la Judicatura, el tribunal que revivió la Corte

Los 'pecados' de la Judicatura, el tribunal que revivió la Corte

En diez años han fracasado cinco iniciativas para acabar con el Consejo Superior de la Judicatura.

notitle
01 de junio 2016 , 10:27 p. m.

Creado por la Constitución de 1991, el Consejo Superior de la Judicatura puede ser, con la Comisión de Acusación de la Cámara, el órgano más desprestigiado de toda la institucionalidad colombiana.

Conformado por dos salas –la Administrativa, con seis magistrados; y la Disciplinaria, con siete–, en la última década llegaron al Congreso cinco iniciativas para liquidarlo, y solo la del 2014 tuvo éxito. Los escándalos por desgreño administrativo y por fallos muy cuestionados –la Sala Disciplinaria en el 2009 estuvo a punto de enterrar los procesos de la Corte Suprema contra los ‘parapolíticos’ y también el caso de la ‘Yidispolítica’– han sido constantes en la historia de la Judicatura. ‘Órgano descompuesto de la justicia’ llamó en esa época a la Sala Disciplinaria el entonces presidente de la Corte Constitucional, Nilson Pinilla.

El Gobierno ha cuestionado a la Sala Administrativa señalando que no cumplió con su misión y que se convirtió en un ‘cuello de botella’ para tomar decisiones que beneficien a la justicia. Igualmente, criticó la falta de meritocracia. (Lea también: 'Fallo es un golpe muy duro a la democracia': Mininterior)

Y el año pasado, el presidente Santos denunció que desde la Sala Administrativa usaba la burocracia para atravesársele a la reforma de equilibrio de poderes.

Tres claves de la polémica decisión

1. No elimina la reforma

El fallo de la Corte elimina el Consejo de Gobierno, pero le pasa sus funciones a la Sala Administrativa. Así, esta debería convocar ya al concurso de méritos para elegir magistrados del Tribunal de Aforados y de la Comisión de Disciplina Judicial. (También: Velasco dice que mantener Judicatura es un 'golpe fuerte' al Congreso)

2. La tesis de la sustitución

En el tema judicial, la reforma del equilibrio de poderes tenía dos grandes ejes: el fin tanto de la Judicatura como de la Comisión de Acusación de la Cámara. En la Corte hay otra demanda contra el Tribunal de Aforados, también con la tesis de que sustituye la Constitución.

3. La reelección sí está muerta

La Corte ya falló la exequibilidad del fin de la reelección presidencial, que era el centro del eje político de la reforma. Así, esta figura no opera más y lo establecido en el acto legislativo del año pasado queda totalmente vigente en el ordenamiento jurídico.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.