Un plato: L'ecole patisserie

Un plato: L'ecole patisserie

Esta panadería-pastelería es creada por la Escuela de Gastronomía Mariano Moreno.

notitle
01 de junio 2016 , 01:34 p.m.

Su origen se lo pelean los alemanes, los suizos y los franceses (mucho más los franceses, eso sí, que parece ganaron por paliza). Puede llamarse kishe o quiche, según la zona. Y en español, también así: quiche.

Hablo de esa poderosa y muy sabrosa tartaleta de sal que alcanzó su máximo esplendor en la cocina francesa cuando la bautizaron así: quiche lorraine, casi a manera de denominación de origen, por cuenta de que nació en la región de Lorena, al norte de Francia, frontera con Alemania.

La pieza, para resumir, va así: en un molde quebrado donde se ha puesto una masa (hecha de harina, mantequilla y sal), se agrega una mezcla que se hace a partir de huevos batidos y crema de leche espesa, a la que, además, se le pone tocineta o jamón o salmón (según el gusto) y en muchos casos cebolla y/o puerros. Eso va al horno hasta que el revoltijo del huevo cuaje. Et voilà! Una pieza de campeonato mundial. Sencilla, pero deliciosa, cuando sale bien.

Todo esto para decir que en Bogotá di con el lugar donde sacan todos los días unas quiches muy, pero muy buenas. Pero no solo eso, sino una cantidad de cosas más. Vamos por orden.

El lugar se llama L’ecole Patisserie y es una panadería-pastelería al más clásico estilo francés. Lo bonito del cuento es que fue creada por la Escuela de Gastronomía Mariano Moreno para que sus alumnos, que están a una cuadra, tuvieran la oportunidad de hacer la especialidad de alta repostería. Pero salió mejor de lo pensado y todo gracias al profesor encargado del tema, el chef pastelero francés Lucas Siwinski, el hombre que le ha puesto el sello personal a este local (y toda la ciencia), donde en efecto trabajan los estudiantes y donde todos los días salen cosas de los hornos de alta calidad.

Pero vamos por esas otras cosas, entendiendo, como ya lo dije, que las quiches son de postal. Ojo a la torta chocoavellana, que combina sabores de chocolate de leche y praliné de avellanas, en varias texturas. Ojo a los macarons (que es un tipo de galleta dulce, muy diferentes a los macarrones, que son las pastas italianas). Y mucho ojo a los croissants, en especial uno de sus derivados, que es el pain au chocolat (o pan de chocolate), que recomiendo a ojo cerrado.

Eso sí, vaya antes de que caiga la tarde. Muchas veces, a las 5 p. m. ya no hay nada. Es que en el barrio se lo rapan todo.

L’ecole Patisserie
Calle 127 N° 7B-85, Bogotá.
Tel.: 619 7232.

Para picar

Sencillamente 'Elemental'

“Para experimentar un verdadero cambio tuve que dejar de lado disculpas como: ‘No hay tiempo’. Organicé mis prioridades en función de alimentarme correctamente y evidencié que tenía más energía y estaba más creativa en mi trabajo. Además, el estrés desapareció y la relación con las personas a mi alrededor mejoró. Encontré la fórmula para mantener serena mi alma y sano mi cuerpo”, así habla la chef Catalina Vélez sobre lo que a ella le sucedió y que, además, con 90 recetas, plasmó en Elemental, mi receta para vivir feliz, un libro recomendadísimo para todos los que quieren exactamente eso: estar serenos y sanos.

MAURICIO SILVA G
Twitter: @msilvaazul

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.